Perarnau (Crida) no da por cerrada la negociación y pide que Smatsa retire el ERE

0
Lluis Perarnau

Aunque compleja, y por ello incierta, sigue abierta la negociación entre el gobierno municipal y Smatsa, ahora en pleno conflicto: ERE presentado por la empresa con despido de 43 trabajadores sobre una plantilla de unos 400, huelga convocada para dentro de 9 días y decreto de alcaldía para intervenir este servicio municipal. Pero nada está cerrado.

Las esperanzas de acuerdo se fijan ahora en el 30 de noviembre, fecha para la cual el Ayuntamiento ha convocado a Smatsa (Serveis medi ambient SA), concesionaria desde 1976 del servicio de limpieza pública, recogida y tratamiento de basuras, y con contrato adjudicado en 2012 por 15 años prorrogables a 20. Y mientras, se cruzan mensajes.

Esta vez se reunirán Smatsa y el gobierno municipal a solas, sin el comité de empresa con el que tanto la parte municipal como la empresa seguirán tratando por separado. El conflicto, en efecto, va entre la concesionaria y el Ayuntamiento. Los trabajadores, con amenza de despido ERE mediante, se consideran moneda de cambio entre ambos litigantes.

Un buen punto de partida, para negociar, sería que Smatsa retire el ERE“, declara a El Dia de Sabadell Lluís Perarnau, concejal de Servicios Municipales, Seguridad y Prevención, de la Crida per Sabadell, vinculada a la CUP y heredera de la Entesa que junto a ICV-EUiA permitió vía abstención renovar la concesión a Smatsa. PSC votó a favor, CiU y PP en contra.

Pero tampoco es una condición sine qua non para seguir negociando. Lluís Perarnau sitúa el origen del conflicto en febrero de este año, cuando durante la liquidación de las facturas a Smatsa correspondientes al ejercicio 2017 los funcionarios municipales revisaron las labores efectuadas por la empresa: Ver si lo facturado correspondía a lo contratado y trabajado.

De ahí arrancaría la Instrucción Técnica de Facturación (ITF) que el Ayuntamiento ha instado a Smatsa, la cual reduce en 1,2 millones de euros los 9 de las facturas del 2017, y en unos 4000 los servicios anuales facturados por Smatsa al Ayuntamiento. Para Smatsa, es la razón del ERE: menos trabajo, menos ingresos y, por tanto, menos personal contratado.

En la letra pequeña de la discrepancia, planteada en febrero pasado, irían lo que Perarnau a partir de sus informes considera “servicios que se pagaban como extras pero en realidad van dentro del contrato de la concesión

Otra es la visión de Lluís Perarnau, con él la del alcalde Maties Serracant y, en la solidaridad debida, la del resto del gobierno municipal (ERC, Guanyem Sabadell y Unitat pel Canvi, a su vez coalición de ICV, EUiA i Podem). A su entender, por lo que el Ayuntamiento le paga, Smatsa debería limpiar más y recoger basura más a menudo.

En la letra pequeña de la discrepancia, planteada en febrero pasado, irían lo que Perarnau a partir de sus informes del aparato funcionarial considera “servicios que se pagaban como extras pero en realidad van dentro del contrato de la concesión”. El gobierno municipal tiene bazas a su favor. Según el concejal, la sala de lo contencioso administrativo negó las medidas cautelares contra el Ayuntamiento que le solicitó Smatsa.

“Que retiren el ERE. Podemos llegar a crear nuevos puestos de trabajo en el servicio, pero antes no puede a haber despidos ni jugar con el pan de los trabajadores” responde Lluís Perarnau a Smatsa

La otra baza, que Perarnau aduce, radicaría en la pieza 28 del Caso Mercurio, por corrupción del anterior gobierno de Manuel Bustos y, en esta pieza concreta, sobre tratos con Smatsa previos a la concesión por 20 años. Según el actual concejal, las escuchas telefónicas incorporadas al sumario “dan razón del pago como extras de servicios contratados”.

Las ofertas para el diálogo que la gerencia de Smatsa ha planteado mediante un comunicado tras la reunión de ayer martes con el gobierno municipal, el comité de empresa y la Federación de Asociaciones de Vecinos (FAV), invitada a ésta por la alcaldía, no parecen a Perarnau suficientes para llegar a acuerdos, ni mucho menos para dar por zanjado el conflicto.

“Que retiren el ERE”, insiste. “Podemos llegar a crear nuevos puestos de trabajo en el servicio, pero antes no puede haber despidos ni se debe jugar con el pan de los trabajadores”. El aumento de la plantilla de Smatsa destaca, en efecto, entre las propuestas que ahora esta empresa plantea al Ayuntamiento, y con él a la ciudad. La partida sigue abierta y otros partidos empiezan a pronunciarse

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí