¿Para cuándo una solución al problema de la enseñanza?

0

Curso escolar 2018-2019. Ya ha finalizado el primer trimestre que empezó en septiembre y todo sigue igual, si no es tirando a peor después de los nuevos avisos reformistas anunciados. Y no hay que ser fantasioso para pensar de ese modo. ¿Hasta cuándo –me pregunto- habrá que esperar para que los los diferentes partidos, con el arco parlamentario ampliado, puedan ponerse de acuerdo para que de una vez por todas y de forma consensuada, busquen y encuentren solución adecuada para el problema de la enseñanza?

La cosa viene de largo. Grande y pesado es el lastre que curso a curso arrastra el problema de la enseñanza en las diferentes comunidades por una u otras causas. Hasta ahora, mesa, cubierto y menú lo vienen sirviendo las CCAA y si no encaja bien lo servido, como se está viendo, pasa como con los zapatos nuevos, que hacen rozaduras. De ahí que tal panorama me haga pensar y poner en duda la insólita actuación de esos responsables cuando dicen tratar de buscar soluciones.

¿Cómo es posible que ni la LOCE ni la LODE, como tampoco la LOGSE ni la LOE, ni la LOMSE y no sé si alguna más, nuestros protagonistas no hayan dado su golpe en el clavo de la solución, sin asomar la oreja partidista, para así terminar con el problema del fracaso en la enseñanza?

¿Cuál puede ser el enigma y dónde estará el encaje? ¿Cómo puede ser que nĺadie encuentre lo que busca? ¿No será que nadie busca lo que debe? De lo contrario ¿Cómo es posible que ni la LOCE ni la LODE, como tampoco la LOGSE ni la LOE, ni la LOMSE y no sé si alguna más, nuestros protagonistas no hayan dado su golpe en el clavo de la solución, sin asomar la oreja partidista, para así terminar con el problema del fracaso en la enseñanza? ¿Tan difícil es partir del PRINCIPIO BÁSICO de que un colegio debiera ser concebido como grupo social y prepararlo todo en beneficio de la comunidad que lo integran -los niños- y para la sociedad de la que forma parte?

En las circunstancias actuales, “el marrón” por el que atraviesa el campo educativo desde las guarderías hasta los centros universitarios, pasando por colegios e institutos, tanto en su estructura como en el ambiente en el que se ven rodeados, con las recetas y condimentos que vienen utilizando se puede adivinar la salsa que están sirviendo.

Muchas son las quejas, con razón, del fracaso escolar; pero a estas alturas del problema pocos son los responsables, por decir alguno, que estén dispuestos a garantizar compromisos firmes y comportamientos correctos y reflexivos sin la “camiseta del partido” para corregirlos. Y, con ese proceder nadie podrá dudar de que “todos los golpes vayan al dedo malo” o sea, al alumno. A la memoria me viene ahora un proverbio chino: “Si haces planes para un año, planta arroz. Si haces planes para dos lustros, planta árboles. Si haces planes para toda una vida, educa a una persona

Cierto también que el tiempo fue cambiando muchas cosas. Unas para bien y otras no tanto. En mi dilatada vida dedicado a la enseñanza (más de cuarenta años) he podido comprobar para empezar –entre otras cosas- como aquel entrañable (al menos, para mí) título de Maestro Nacional, fue cambiando por el más académico de Profesor…de EGB, Infancia, Primaria, Secundaria o simplemente por el de “Profe” o “Seño”. E incluso con el apelativo de Enseñante. ¡Manda huevos! Que dijo alguien. En fin, sea cual fuere el nombre, su deontología debiera ser la misma ante tarea de tanta responsabilidad como la que tiene por delante, sea con el nombre que fuese.

Ya para terminar, desearía desde estas reflexiones que, por favor, entre todos no enmarañemos más el ambiente y que fundamentalmente se busque el único objetivo que todos debiéramos perseguir: LA FORMACION INTEGRAL DE LA PERSONA. De lo contrario, habría que seguir el consejo de aquel Maestro Nacional e insigne poeta extremeño Luís G. Willemenot cuando refiriéndose a la infancia decía: “Que quizá fuese necesario hacer una ley que la considere especie protegida”

Que para todos vayan bien las vacaciones y que los Reyes de Oriente cumplan vuestros deseos.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí