Aigües Sabadell enseña el lenguaje de los sordos a su personal de atención al cliente

0
La clase de lenguaje de sordos, impartida hoy en el Aula de l'Aigua de Aigües Sabadell

Es uno de los grandes problemas de las personas sordas: poder tratar algo tan simple como los recibos del agua, la luz o cualquier suministro incluso doméstico, o asimismo notificar incidencias con el personal de las compañías. Aigües Sabadell, también por ello, está muy sensibilizada ante este segmento de usuarios.

El equipo de atención al cliente de Aigües Sabadell ha realizado hoy una sesión de formación que tiene como objetivo romper las barreras de comunicación que se pueden encontrar con las personas sordas. El curso, realizado con la colaboración de FESOCA (Federació de Persones Sordes de Catalunya) y enmarcado en el proyecto de accesibilidad universal de la compañía.

Aigües Sabadell quiere dotar a los trabajadores y trabajadoras del servicio de competencias y recursos para garantizar una comunicación fluida y cercana con las personas que tienen discapacidad auditiva, tanto en el ámbito profesional como en el personal.

La sesión de formación, que hoy ha acogido el Aula de l’Aigua, la ha impartido una persona sorda con el apoyo de un intérprete en lengua de signos.

Esta iniciativa se suma a otras acciones impulsadas por Aigües Sabadell con el objetivo de garantizar la accesibilidad a todos los colectivos. En este sentido, cabe destacar el acuerdo de colaboración que el pasado mes de junio firmaron la compañía de aguas y la Associació de Persones Sordes de Sabadell (APPS) para mejorar la atención a las personas con dificultades auditivas.

El acuerdo de colaboración prevé la apertura bajo demanda de un nuevo punto de atención al cliente de Aigües Sabadell en la misma sede de la APSS, en la calle Escola Pia de Sabadell. En este local, Aigües Sabadell atenderá a las personas sordas con traducción simultánea en lengua de signos.

Además, a finales del año 2018, Aigües Sabadell presentó públicamente el proyecto del Aula de l’Aigua inclusiva, que garantiza la accesibilidad al equipamiento y los contenidos expuestos para todos los colectivos, independientemente de sus capacidades, gracias a la implantación de maquetas táctiles, un vídeo en lenguaje de signos y subtitulado, código QR y una guía de la visita en Braille. El proyecto ha contado con la colaboración de la ONCE y otros expertos en accesibilidad.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí