Ratificado en asamblea el preacuerdo del convenio colectivo del Ayuntamiento pero con gran oposición en la Policía Municipal

0
Jefatura de la Policía Municipal de Can Marcet

Los empleados públicos del Ayuntamiento de Sabadell afiliados de la UGT se han reunido hoy en asamblea (en turnos de mañana y tarde) y han aceptado por mayoría aceptar la firma de un preacuerdo de convenio colectivo de la Corporación local. Este ha sido el último paso para la aceptación del pacto laboral. El sindicato CC.OO. hace ya tiempo que está por firmar el acuerdo, mientras que el Sindicato de Policías Locales y Mossos d’Esquadra (SPPME), organización minoritaria en el comité de personal, lo rechaza de forma rotunda.

El último escollo para la firma del acuerdo eran los delegados de la UGT que, entre otras cosas, se negaban a sellar su firma por la negativa del equipo de gobierno a aceptar reinstaurar el Fondo de Acción Social (FAS) -unas ayudas para gastos médicos extras- tal y como fue concebido. El sindicato también se oponía a suscribir el acuerdo ante la negativa del Ayuntamiento a pagar la jornada partida a los 80 profesores de la Escola Illa y a Escola de Música.

Solventadas estas dos cuestiones, al aceptar el equipo de gobierno las exigencias de UGT, este sindicato anunció que se sumaría a la firma del pacto, que llega tras más de 20 meses de largas negociaciones.

Pese a todo, la representación sindical de la UGT en la Policía Municipal ha difundido un comunicado en el que, aunque acepta el nuevo acuerdo laboral, muestra su malestar por las lesivas condiciones que tiene el pacto laboral para la plantilla de agentes municipales.

Insiste que desde el punto de vista de los intereses generales de la plantilla municipal, el contenido del preacuerdo es aceptable, después de que el gobierno municipal haya rectificado en temas tan importantes como el FAS. “Aquí tenemos que ser muy claros: gracias a la firmeza de la UGT se ha conseguido, entre otras cosas, la posibilidad de disponer de 270.000 euros más a la finalización de nuestro convenio”, señala la circular. De igual manera, agrega la UGT, se ha conseguido que los profesores perciban la jornada partida, algo a lo que el Ayuntamiento se negaba en redondo.

Punto negativo

No obstante, prosigue, hay un punto del actual preacuerdo que es negativo para la plantilla de agentes de la Policía Municipal: “Se trata del tema de la jornada de 8.30 horas. Durante toda la negociación del convenio UGT ha defendido blindar esa jornada para los policías que actualmente la hacen. Incluso proponíamos incluir a los compañeros de la Academia. A cambio aceptábamos que se pudiera establecer una jornada de 8 horas para los policías que se incorporaran en el futuro si el Ayuntamiento mantenía el precio de los días festivos al importe inicial, es decir, 90 euros en 2019 y 95, en 2020”.

Según la UGT, esta propuesta no fue aceptada por el resto de la representación sindical. El resultado fue que el Ayuntamiento retiró la propuesta económica de festivos, pero mantiene un redactado con el que podría imponer un calendario de 8 horas para toda la plantilla.

En su opinión, con el redactado que propone el nuevo convenio, “corremos el gran riesgo de una imposición de 8 horas de jornada por todo el mundo”. Esta medida podría significar una pérdida de unos 3500 euros en concepto de días festivos, en los próximos dos años. Además, la rebaja del precio de los festivos que ahora propone el Ayuntamiento supone de paso un castigo por los empleados municipales de otros colectivos de la plantilla, no sólo para los guardias, que trabajan en festivos, añade.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí