Tras la violación: “En Sabadell los ilegales pueden empadronarse incluso en el banco de una calle”, Esteban Gesa (PP)

0

Por lo menos uno de los ocho componentes de la llamada “manada de Sabadell”, por la violación múltiple que el domingo sufrió una sabadellense de 18 años, estaría empadronado en la nave de la calle Germans Farguell, Can Feu, donde fue detenido.

Insiste en ello el portavoz municipal del PP, Esteban Gesa, que hoy ha efectuado una rueda de prensa con la seguridad ciudadana como tema y, muy en particular, las ocupaciones, los extranjeros en situación irregular y las carencias en la policía municipal.

“En Sabadell, cualquier ilegal, indocumentado, puede empadronarse incluso en el banco de una calle, también en inmuebles ocupados fuera de la ley, asimismo. Hay instrucciones municipales, incluso anteriores al actual gobierno, que se utilizan en estos casos”, afirma.

Tener un domicilio oficialmente reconocido, y aquí el padrón municipal, facilita el acceso a prestaciones sociales e, igualmente, el acceso a la libertad con cargos (provisional) frente a la prisión incondicional, en los detenidos por causas judiciales. No es un hecho banal.

Esteban Gesa, sin embargo, no ha insistido al respecto. “Aunque afecte, este es un hecho previo al grave acto delictivo cometido en Sabadell el pasado fin de semana, y que pudieran haber cometido sabadellenses de nacimiento. La ley debe ser igual para todos”, considera.

En cuanto a las ocupaciones ilegales, que en el caso de las naves de Can Feu derivaron en un centro de delincuencia, también pide que “no paguen justos o necesitados por pecadores“. Pero pide que el Ayuntamiento intervenga, por la vía administrativa.

“En Badalona ha habido muertes a causa de empalmes fraudulentos a la red eléctrica, en inmuebles ocupados. La obligación de cualquier Ayuntamiento es velar para que no ocurra”, advierte al tiempo que emplaza al de Sabadell a actuar.

En lugar de la judicial, apela a la vía administrativa, “de oficio”. En efecto, el Ayuntamiento puede intervenir al acto en cualquier inmueble donde se ponga en peligro la salubridad o la seguridad pública, para con ello proteger a los ciudadanos.

Podría ser el procedimiento al que el pasado miércoles recurrieron técnicos y policías municipales en dos antiguas fábricas ocupadas, una en la calle Jacint Verdaguer frente al Institut Pau Vila, y el que mantiene precintada la fatídica nave de Germans Farguell.

“Lo que ocurre es que este gobierno municipal alienta las ocupaciones ilegales, en un gran descontrol. Y eso cuando, en este mandato municipal, no han construido ni una sola vivienda social“, señala el portavoz del PP

Y, respecto a la Policía Municipal ha insistido de nuevo en la falta de medios y “el acoso del gobierno municipal a la plantilla. Hay partidos que guardaban silencio y ahora también se pronuncian al respecto. Se lo aplaudimos: Bienvenidos al club“, apostilla con sorna.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí