El baile erótico del perreo (twerking) llega a Cal Balsach con clases gratis organizadas por el Ayuntamiento

0

“Subliman el ‘Twerking’, noble arte de menear salvajemente las nalgas“, escribió el cronista del deportivo Marca cuando, hará tres años, las cheerladers del Sevilla de baloncesto sorprendieron al bailar en dicho estilo. El video correspondiente se hizo viral, y allá en las redes que sigue.

Al twerking, la wikipedia lo traduce con la voz “perreo“. Se puso de moda tras la catástrofe del Katrina en Nueva Orleans, en 2005. De matriz afrocaribeña, como los tangos flamencos, y de ahí rumbas o habaneras. Y ahora, en Cal Balsach, incluso es emblema de un feminismo muy militante.

La publicidad municipal advierte que solo es apto per a “dones majors de 18 anys”


No solo a la moda se debe, vista la elocuente publicidad, que el Ayuntamiento y su Servei d’Atenció i Protecció a les Dones organice, y antes contratado, un curso gratuito de tres horas para el aprendizaje de este baile. Será el viernes en Cal Balsach, Centre Cívic de la Creu Alta.

La publicidad municipal advierte que solo es apto per a “dones majors de 18 anys”. Y, en cuanto a sentido y finalidad de la actividad municipal, gratis total pagando el Ayuntamiento, no va, claro está, de los “meneos de nalgas” y “nobles artes”, escrito por aquel cronista de Marca.

El baile erótico del perreo (twerking) llega a Cal Balsach con clases gratis organizadas por el Ayuntamiento 1
Aquí, otro “storytelling: “Twerting per a empoderar: Feminisme, resistència, dansa, raça i cosos“. Se trata de “apropar-nos al Twerking com a eina per apropiar-nos dels nostre cossos, saber gestionar-los i sentir-nos millor millor amb nosaltres mateixes”, que anuncia el cartel.

Lo de”gestionar” suena a funcionarial o empresarial. En precisión semántica, quizá mejor “disfrutar”, aunque el Institut d’Estudis Catalans no la admita como palabra catalana, o lo del “gaudir”, que al castellano se debería traducir como gozar. La alegría nunca sobra.

El curso en Cal Balsach, de este viernes, va a cargo de la norteamericana Kim(berley) Jordan, De su web y su youtube viene el video que encabeza la noticia, ilustrándola. Establecida en Barcelona, frecuenta medios como TV3, Rac 101, Elnacional.cat, o Catalunya Radio, El Periódico o BTV.

Titulares como “en mi culo mando yo“. “En mi hambre mando yo”, que dijo Chocolate en el flamenco. Grande. Ella es Licenciada en Baile y Sociología en la Universidad de Las Vegas, en 2005, y según su web, “con contrastada experiencia tanto profesional como en la enseñanza”.

La moda de twerking va más allá. Grandes estrellas del pop, como Rihanna, Jennifer López, Shakira o, sobre todo, Myles Cyrus antes Hannah Montana, han recurrido con sus respectivas nalgas a movimientos de este baile, que en lo corporal incide particularmente en tales músculos de la anatomía humana.

Y aunque Cal Balsach sí es el primero de Sabadell en ello, otros centros cívicos de Barcelona han dado cursos de twerking pero ahí pagando por inscribirse y acudir como es habitual no solo en Barcelona. Gratis, y por tanto con implicación política, las objeciones tal vez morales son mayores que pagando.

La noticia ha llegado a El Dia de Sabadell mendiante un veterano militante izquierdista de la Creu Alta, para quien esta actividad es de un feminismo dudoso. Tema, si acaso a analizar antes que debatir, Y, en cuanto a conclusiones, las que según su libre criterio tomen quienes se atrevan, y las que la razón de por mejor válidas.

Hace 150 años, el baile de la polka fue prohibido por inmoral, y de ello hay material en el Arxiu Històric de Sabadell, guardado en la misma carpeta donde se encuentran denuncias sobre prostitución, lo cual no implica que aquella música participara de lo segundo.

Sorprende, si acaso, la “ideologización” en lo del “empoderamiento”. Pero, en lo moral, y aquí sí que hay de tomar partido, la de pseudoterapias e incluso sectas consideradas como tales por el Col·legi de Psicòlegs que utilizan centros cívicos de Sabadell, incluido Cal Balsach.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí