En favor de “un mejor servicio”, parte de la policía municipal se opone al convenio que les ha subido el sueldo

0

¿Cuántos agentes de la urbana se oponen? Se verá en las elecciones sindicales que justo el jueves próximo, 28 de marzo, celebrará el personal municipal, policía incluída. El hecho es que el Pleno Municipal ha ratificado hoy el convenio recién acordado con el comité sindical, con CCOO y UGT como centrales mayoritarias. Pero no unánime. Hay discrepantes, puntualmente.

Por la parte laboral, y como única excepción en contra, SPL-CME (Sindicat de Policia Local i Cos de Mossos d’Esquadra). Y se opone más por defender la calidad de servicio, la seguridad pública, que por ganar retribuciones o aumentos salariales, en los cuales las centrales sindicales y el gobierno municipal han llegado al nuevo convenio ahora ratificado.

“Hay turnos en los que para todo un Sabadell, con sus 30 km cuadrados de nucleo urbano, solo hay 4 o 6 agentes de servicio en la calle“, señala Xavier Bartrolí, delegado sindical de SPL-CME. A su entender, el nuevo convenio del funcionariado municipal empeora aún esta situación, en lugar de resolverla o atenuarla.

Y no solo porque la plantilla de la Policía Local está infradotada: Menos de 200 efectivos cuando por la dimensión de la ciudad, casi 210.000 habitantes, debería tener más de 300 agentes según los ratios homologados. Según CPL-CME, la organización podría y debería ser además mucho mejor, para ser más eficiente.

A SPL-CME le ha escandalizado que, en cuanto a turnos policiales, el concejal al gobierno del tema, Lluís Perarnau, haya planteado en el pleno turnos de 8 horas. “Los turnos han de ser de 8 30 horas, con media hora para que el turno saliente comunique al entrante incidencias. Romper esto significa perjudicar el servicio”, entiende Xavi Bartrolí, delegado de SPL-CME.

“Un convenio que se firma a una semana de las elecciones sindicales del personal municipal, y a apenas mes y medio de las elecciones municipales…“, observa Xavier Bartrolí, poniendo énfasis en sus puntos suspensivos. “En SPL-CME consideramos que, habiendo llegado a este punto, límite, quizá sería mejor dejar el convenio para después de ambas elecciones”, dice.

El tema, sin embargo, no es solo laboral. El de la seguridad pública tiene mayor alcance político, sobre todo en la calidad del servicio. “La plantilla, por insuficiente en número, está muy sobrecargada“, advierte este sindicalista. Hoy, dice, ha ido al pleno avalado por un centenar de firmas de sus compañeros, sin recurrir a quines no tienen la plaza consolidada.

Aún sin marcar tendencia, las sindicales en el Ayuntamiento, este 28 de marzo, darán datos sobre lo que pudieran ser las próximas municipales. Y no solo porque, en municipales, el personal funcionarial tiende más a votar que a abstenerse. Además, en ellas votan a quienes serán sus jefes y “amos”, en el decir popular de los sabadellenses en siglos pasados,

Aunque en las municipales, la votación y escrutinio sean sobre el conjunto del censo, los funcionarios cuentan. Por volumen de votantes y porque, valga insistir, no se inhiben. Son de la casa, o sea el Ayuntamiento, tienen sus ideas o visiones al respecto, y sobre todo es su medio, de vida incluso. Tal como constata la ciencia política, el funcionariado es un poder fáctico, y vota.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí