Ni Amazon ni la Gran Via justifican la Ronda Est: Antes, la Ronda Sud

0

“Esto de la Ronda Est, no lo veo claro”, dijo Joaquim Nadal, entonces Conseller de Territori i Sostenibilitat, en un acto celebrado en la Cambra Oficial de Comerç, allá por 2008. Las obras del Metro recién empezaban, las de la Ronda Oest recién habían concluido, era el momento del Pacte Nacional d’Infraestructures, y había por tanto otros temas sobre la mesa.

Aquella Ronda Est, a la que ni entonces se le hacia más caso, partiría de Can Deu para llegar más allá de Santiga. Desembocarían en ella grandes zonas industriales: Can Bages, Pla de la Bruguera, Can Roqueta, Santiga, Can Salvatella. Asimismo Polinyà o Torre Romeu. Pero, en lo que duele, espacios naturales: Can Català, Torre del Canonge o Riu Tort, sobre el Ripoll.

Y la Ronda Est ha entrado ahora, como nunca, en el centro de debates ciudadanos: el de la Gran Via y el de los problemas de movilidad que implicará el descomunal centro lógistico de Amazon junto a Can Roqueta, en el polígono Can Rabell dentro del término de Barberà. La alcaldable Marisol Martínez (Guanyem Sabadell) es quien mayor vehemencia la vindica.

Nadal consideró que la demanda no justificaba la Ronda Est. Para la Generalitat y Fomento, sigue habiendo dos prioridades: el Cuarto Cinturón, atenudo en Sabadell bajo nombres como Ronda Vallés o Ronda Nord, y la Via Interpolar Sud del Plan General Metropolitano de 1976, entre Molins de Rei y Sant Celoni, pasando por Santiga, Polinyà y Parets.

A diferencia de la Ronda Vallès, la Interpolar apenas afectaría al tráfico que ahora colapsa la Gran Via y cuelga sobre la autopista C58 e, indirectamente aunque también, el eje B30-A7. En el caso de Amazon, y por extensión los polígonos de Can Roqueta-Santiga y los que siguen en la cuenca de la Riera de Caldes, la Interpolar sí daría mayores y mejores salidas.

Ni Amazon ni la Gran Via justifican la Ronda Est: Antes, la Ronda Sud 1
El sistema de Rondas de Sabadell, tal como fue ideado hace 60 años

La Ronda Est, no da apenas salidas y, en su trazado literal, causaria graves daños a Sabadell. Tanto como aislar al casco urbano de auténticas joyas en su entorno agroforestal inmediato o, en cualquier caso, degradarlas: La Salut, Riu Tort, zona de Torre del Canonge-Togores. La imagen de una ciudad rodeada por completo de autovías resulta poco estimulante, hoy día.

Aunque ahora se hable menos de ella en Sabadell, la Ronda Sud tiene mayor interés, entra de lleno en los problemas que Amazon agravará sin duda, y, en contraste con el olvido por parte de los políticos, sigue vigente en la planificación a escala regional o comarcal. Tanto que volvió a aparecer en los presupuestos que Pedro Sánchez presentó a las Cortes.

La Ronda Sud de Sabadell no afecta el término municipal de la ciudad que le da nombre. Sobre todo, discurre por el de Barberà. Entre el Aeropuerto y el Parc Central del Vallès, conecta con la C-58, que en este tramo va sobre el trazado planeado como Ronda Oest en el viejo sistema de rondas de Sabadell, Y llega hasta Can Roqueta, la Ronda Est en aquella idea.

Ni Amazon ni la Gran Via justifican la Ronda Est: Antes, la Ronda Sud 2
Trazado de la afectación de la Ronda Sur y el enlace ferroviario Sabadell-Santa Perpètua, sobre el término de Barberà (Google maps/Helena Torrent-El Dia de Sabadell

Resucitó en 2005, cuando se planteó el llamado ferrocarril orbital Mataró-Vilanova, de Renfe-Adif y con Granollers, Sabadell y Martorell en medio. El trazado de la Ronda Sud de Sabadell se emplearía para conectar las estaciones de Santa Perpètua y Sabadell Sud con un nuevo ramal que iría en parte junto a la Ronda Sud y, en Barberà, en túnel bajo la misma.

Las reservas de suelo del sistema de Rondas de Sabadell están vigentes desde hace 60 años, toda vez que se proyectó en la entonces Comisión Provincial de Urbanismo (Diputación-Ministerio de Obras Públicas), cuando los arquitectos Baldrich y Ribas Piera influían en Barcelona y, desde Sabadell, su colega Gabriel Bracons y el alcalde Marcet les animaban.

Para la Ronda Sud no son precisas grandes expropiaciones, y el impacto medioambiental se produciría en espacios ya urbanos. La oportunidad de construir a un tiempo la ronda y el ramal ferroviario es, tal vez, lo que más complicaría su ejecución. Pero, a la vez, tambien le vale de estímulo: Ferrocarril y descongestión de tráfico a un tiempo y en una misma obra. Tiene mayor valor, mejor efecto.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí