La sangre y herencia sabadellense de la Duquesa de Medina Sidonia: Tataranieta de Pere Turull (Historia lanera)

0

El Ducado de Medina Sidonia es el más antiguo de España. Los Alba o los Medinaceli, van detrás. Los Medina Sidonia provienen de Guzmán el Bueno, el del sitio de Tarifa en 1294. Los sitiadores benimerines le apresaron al hijo menor, lo llevaron a la muralla y le dijeron al tal Guzmán, al mando en Tarifa: “O nos rindes la plaza (Tarifa) o aquí te matamos a tu hijo”

Guzmán el Bueno dejó caer su cuchillo desde la muralla y respondió: “Matadle con éste (el cuchillo) si así lo decidís, que más quiero honra sin hijo, que hijo con mi honor manchado”. Según leyenda, desde luego. Pero en más cierto, no obstante, la de Guzmán el Bueno ha acabado mezclada con sangre y fortuna sabadellense, la de los Turull asimismo legendarios.

Y así, Pilar Gonzalez de Gregorio y Álvarez de Toledo, la actual Duquesa de Medina Sidonia, se complace en exhibir sus ancestros sabadellenses. A propósito de su Palacio de Quintana, en Soria, destaca en medios como su bisabuela, Concepción de Arribas y Turull,” lo reformó a gusto afrancesado y, aunque rompió su primitivo estilo castellano, resultó muy elegante”.

La sangre y herencia sabadellense de la Duquesa de Medina Sidonia: Tataranieta de Pere Turull (Historia lanera) 1
La actual duquesa es Turull por parte de padre, el que fue duque consorte Leoncio González de Gregorio cuya abuela, dicha Concepción de Arribas y Turull, era nieta a su vez de aquel Pere Turull que fundó la Caja de Ahorros de Sabadell o el Teatro Principal, trazó la Rambla entre otras obras como alcalde´y, fundamental, protagonizó la industrialización en Sabadell.

De Guzmán el Bueno, la ascendencia le viene de la “duquesa roja”, su madre. En efecto, por antifranquista, Luisa Álvarez de Toledo sufrió cárcel y exilio; por castrista renunció a sus derechos de propiedad sobre la cervecera Tropical, la mayor de Cuba, y, antes divorciada que viuda del duque consorte, se casó al final con otra mujer, matrimonio del mismo sexo.

Aunque menos conocido, el entronque Turull no deja de resultar sugerente. Lo propició el comercio de lanas, antes que las influencias políticas o la acumulación de fortunas, aunque esto también. Desde finales del siglo XVIII, los Turull de Sabadell, “paraires” cuando aún no había ni fabricantes, compraban los mejores vellones, lana en “floca”, por toda España.

Lo mejor, los merinos transhumantes de Castuera o Don Benito, Badajoz, donde hibernan pero tras ser esquilados, allí asimismo, suben en primavera a los valles de montaña donde León linda con Asturias: el puerto de Maraña, Babia… Fibras finísimas. De estos, después y por astucia británica, vinieron los de Australia, Sudáfrica, Argentina… más productivos.

E igualmente los rebaños merinos de Cuenca, con Cañete como localidad de referencia. De ahí, de Cañete, los de Arribas ganaderos y “caciques” en la política de la España isabelina y la de la restauración. Coincidieron, los Turull y los de Arribas, en los escaños del Congreso de los Diputados. Pero sus relaciones comerciales, y de amistad venían de mucho antes. Y así emparentaron.

La sangre y herencia sabadellense de la Duquesa de Medina Sidonia: Tataranieta de Pere Turull (Historia lanera) 2
Pere Turull i Sallent

En cuanto a calidad de producto, y sin menoscabo de aspectos económicos, financieros y culturales más determinantes, aquella fue la base del Sabadell industrial y textil lanero. También de lo que ahora es estirpe y fortuna de la casa ducal de Medina Sidonia, en la cual la “duquesa roja” fue más referencia moral, incluso radical, que no gerencial o económica.

Al caso de entonces: Concepción Turull y Comadrán, hija de Pere Turull Sallent, a quien en Madrid llamaban “el rico catalán”, y hermana por tanto de Pablo Turull, también diputado y más rico todavía. Aquella se casó con Julián Casildo de Arribas y Arauz, diputado por Cañete de 1879 a 1916. Entre sus vástagos, aquella Concepción de Arribas y Turull ahora en el árbol genealógico de los Medina Sidonia.

El hermano de aquella, Enrique María de Arribas y Turull, fue igualmente diputado, de 1916 a la II República, Falleció en Biarritz en 1946 y dedicó los mayores esfuerzos de su vida a una causa singular: Demostrar que Cristobal Colón fue gallego, de Pontevedra precisamente. Sobre ello escribió libros e impartió infinidad de conferencias, incluso en la Sociedade Geográfica de Lisboa, vecina al Coliseu dos Recreios en la rua de Santo Antao, detrás del Largo do Rossío.

Los Arribas Turull tuvieron fama de inmensamente ricos. También en Sabadell, la ciudad de sus primos. Aún viviendo en Madrid, y con grandes propiedades en Cuenca y Soria, fueron dueños de la Casa Turull, ahora Museu d’Art de Sabadell, y entre tantos otros, del inmueble en la esquina de la Rambla con Sant Pere, ahora Vidal Papers y dependencias municipales.

Les venía de los tiempos en que Pere Turull, en su empeño por urbanizar la Rambla y hacer que fuera más ancha que la calle Ferran de Barcelona, entonces la más ancha de Barcelona, compró terrenos en el primer tramo de la misma. En 1902, Concepción de Arribas y Turull alquiló esta casa a los Vives que hasta entonces tenían la Fonda de España, en la calle Illa.

Los Vives la convirtieron en el Hotel de España, cuyos mejores clientes fueron los divos de la escena (Enric Borràs, Tutau, Maria Codina, la Xirgu, Morano… cuando Sabadell era capital teatral). Miquel Vives Jenny, hijo de aquella casa, gestionó en 1932 que el Gremi de Fabricants la comprara a los Arribas Turull para convertirla en Comisaria de la Guardia de Asalto.

Por la firma Jenny y Turull (junto con Can Cuadras, la mayor hilatura de estambre de España), Miquel Vives Jenny estaba asociado con otra rama de los Turull, la del Enric Turull Comadran que vivió en la casa de la Rambla esquina Les Planes (en el establecimiento El Fornet, uno puede ahora tomar cualquier consumición en lo que fue el despacho de aquel patricio).

Pero no solo por inquilino, Miquel Vives Jenny fue quien mejor conoció a los Arribas y Turull. De ricos-ricos, Miquel Vives Jenny sabía, en mucho más modesto. Presidió la International Wool Textile Organisation, potencia económica en sus tiempos. Sus socios Tintoré-Turull no lo eran tanto, por mucho que la pubilla de Enric Turull casara con un Tintoré de la naviera Vapores Tintoré de Mallorca.

Y eso, tanto como la sangre de Guzmán el Bueno, “s’ho ha trobat” la Duquesa de Medina Sidonia actual, Pilar Gonzalez de Gregorio y Álvarez de Toledo, ejecutiva en la firma de subastas Christie’s desde antes de heredar el título. Por ello,quizá también le interesaría saber, si no lo sabe, que su “casa pairal” fue donada por su familia para ser el Museu d’Art.

Y entre sus primos Turull abundan los artistas. En las últimas generaciones, el escritor Toni Turull, también castrista que escribió en favor de la Revolución Cubana y consiguió el Premi Sant Joan, de la caja fundada por su tatarabuelo, y escribió ensayos imprescibles sobre la obra poética de otro primo Turull, el Joan Oliver que firmó como Pere Quart sus poesías.

Hijo de Antoni Turull es el percusionista Xavier Turull, lider del grupo Ojos de Brujo célebre hace algunos años y, a la vez, sobrino y ahijado de otro gran Turull, el violinista Xavier Turull, tan recordado en la escena musical clásica. Esta rama, en más pobre. Las diversas ramas de los Turull, no obstante, apenas se conocen entre sí, La ahora duquesa de Medina Sidonia es otra prima lejana.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí