“A cuantos les gustaría llorar con los ojos de Sabadell”: El debate sobre economía de las municipales

0

Sensación de declive de la ciudad y degradación del espacio público. Muy en especial, en los 7 polígonos industriales. Can Roqueta, a oscuras y remota, no tiene fibra. La Hermética, aún en un entorno urbano, envejecida (aunque no se ha dicho, mucha uralita en los tejados) y no luce. Lo del ocio nocturno, lo de menos al caso. En la entrada por Rambla Iberia, un vertedero incipiente, que eso sí se ha dicho. Y por lo de la “super-rotonda”, como si siguieran los huertos marginales.

Y además una administración municipal (funcionarios) de lo más agreste. Pueden tardar año o año y medio ya puestos, por cualquier licencia de actividad y más si es de obras. Desde los tiempos de Dolors Calvet, aunque no se diga y aún sin superar récords de aquel entonces. Ahora, en cambio, hay quien lo dice y se queja. Sin ir más lejos en el debate electoral que, convocado por entidades, hoy ha vuelto a llenar el auditori de la Fundació Bosch i Cardellach

A estas alturas, el mal no tiene culpable. Han hecho bien hoy en no buscarlo. Los obstáculos tales conllevan sobrecostos no solo financieros para cualquier obra, industria, vivienda o negocio. Los empresarios saben como nadie el valor de servir un pedido o encargo en plazo. Apelar a lo de la pérdida de competitividad casi es lo de menos. A los empresarios, y así lo han dicho varios de los más cualificados, incluso les da vergüenza traer clientes a Sabadell.

Pero optimistas, con todo. De los cuatro ponentes que hoy se han digido a los regidores en estado ahora de candidatos, el metalúrgico Ramon Alberich es quien mejor ha mostrado las dos caras de la moneda. Es vicepresidente de la Cambra Oficial de Comerç i Indústria, y será su presidente; candidato único. En su primera intervención, el potencial de la ciudad. “A cuantos les gustaría llorar con los ojos de Sabadell”, ha dicho. Y, en la segunda, dichos lloros.

Los ojos de Sabadell: Tradición y un denso tejido industrial y de servicios, incluídos los de una banca si no propia cercana. Trenes y autopistas. La UAB al lado, tanto como de Cerdanyola o Sant Cugat, con otros tres campus en el casco urbano: UAB-Bonavista, ESDi y Taulí, con el Taulí. Y, dentro de lo que cabe, una cierta calidad de vida. Sin la oferta ni nivel cultural de Terrassa, Sant Cugat o Granollers, pero con gran entorno natural, comercio, e incluso un aeropuerto.

Este, sin entrar en la oferta cultural, ha sido el nucleo de la primera intervención de Ramon Alberich. A mejorar la transferencia de conocimientos de la universidad a la industria y, más aún, la Formación Profesional, lejos de la demanda el mercado laboral. La base está. Antes, Arnau Bonada ha invocado lo del “business friendly”, por lo agreste de la administración local, y Xavier Vidal, de la patronal Pimec, ha puesto a Sant Cugat de ejemplo de éxito.

Entre las recetas: consensos en lo territorial y lo político-administrativo. Blai Costa, del Gremi de Fabricants y la patronal local Ciesc ha abundado en ello, Pero, desde el público, e incluso desde los candidatos, han surgido aportaciones de gran calado crítico. La que más, la del urbanista Manel Larrosa: Sabadell y Terrassa ocupan ahora una posició marginal en el mapa de la región metropolitana, ha venido a decir aportando los datos correspondientes.

Barcelona crece tras la crisis, y con ella Hospitalet o Badalona. También Cerdanyola y Sant Cugat, beneficiadas por su posición en la fachada en la B-30 y porque, relativamente nuevas como ciudades, crecen sobre nuevas areas urbanas. Pero Terrassa y Sabadell crecen menos. “Terrassa y Sabadell son como el nuevo Raval de Barcelona”, ha llegado a decir, Quienes no han llegado a entender que la B-30 es ahora la muralla, por ello lo del Raval, se han ofendido.

Y aunque ofendida por esto del Raval, la alcaldable de Guanyem Sabadell, Marisol Martínez, ha sido la única en proponer concreción estratégica al potencial de la ciudad, reconocido de forma unánime pero sin que nadie apunte más. Ha vuelto al Institut d’Estratègia Econòmica que planteó al presentar su programa, como organismo mixto y, ha añadido hoy, “si hay que ir a buscar a los mejores consultores, pues a partir de aquí vamos a por ellos”.

Hoy se ha destapado Lluís Matas de Junts per Sabadell (lista Ciuró): “Saber vendre’ns”, como en tiempos de los viajantes. Y, en la transformación de las ciudades que fueron fabriles, ha ido a Manchester, por aquello del “Manchester de Cataluña” que escribió Víctor Balaguer en 1857. Gabriel Fernández(ERC) ha dicho que el Ayuntamiento entrará en la administración digital este año (tema licencias), pero Adrián Hernández (Cs) le ha más que matizado.

Marta Farrés (PSC) ha tomado pie en el diálogo Ayuntamiento-sociedad civil invocado por las entidades que organizan estos debates. Eduard Navarro (Sabadell en Comú, heredera de ICV-EUiA), ha demostrado capacidad de síntesis: Base estratégica, alianzas entre agentes públicos y privados, entre municipios y territorios, proyectos compartidos… Y Lluís Perarnau (Crida-Cup) ha hablado apenas de la precariedad laboral y de Smatsa (“la corrupción”…)

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí