Cañizares vuelve al Palau con su Concierto de Aranjuez: El sabadellense cierra círculos en la historia de la música.

0

En el ciclo BCN Clásics, entre los de mayor nivel en el Palau, Cañizares vuelve al monumental auditorio (este jueves a las 20 h) con el Concierto de Aranjuez. Allí en el Palau, se estrenó esta obra, en 1940 y con Regino Sainz de la Maza a la guitarra. Además, este año se cumplen 20 de la muerte de su autor, el maestro Joaquín Rodrigo.

Pero además, el guitarrista de Ca n’Oriac la interpreta esta vez al frente de la Orquestra de Cadaqués con la que, entonces a la batuta de Edmond Colomer, Paco de Lucía fue en 1991 el primer flamenco en enfrentar la obra. Cañizares, entonces su segundo guitarra, le ayudó en el empeño. Paco no sabía leer partituras. Lo que puede el arte.

Ante la insistencia de la Filarmónica de Berlín, fue Paco de Lucía quien en 2011 recomendó a Cañizares para que renovara el reto. El maestro ya había pasado por allí, y con la polémica que encabezó Narciso Yepes, y la prestigiosa orquesta alemana también ponía el ojo en el de Sabadell, en lo más abierto, renovador, internacional y versátil del flamenco.

Cañizares ha perdido la cuenta de la cantidad de orquestas entre las más prestigiosas de todo el mundo, por todo el mundo, y los centenares de conciertos consiguientes, en los que ha interpretado “Aranjuez”. Con la que más, la OBC (Orquestra de Barcelona i Nacional de Catalunya), como único solista en las tres últimas giras internacionales de la formación.

Pero la de Cadaqués, la del Concurso Internacional de Directores, es punto y aparte. Aun sin temporada estable, “es una orquesta de muy gran nivel, con un carácter muy propio y, además, dirige el maestro Giannandrea Noseda. En los ensayos he vuelto a disfrutar muchísimo con ellos”, ha dicho esta noche Cañizares, tras el último ensayo antes del concierto.

Director titular de la BBC Philarmonic entre 2002 a 2007, acto seguido director musical del Teatro Regio de Turín, y con una relación brillantísima y extensísima de orquestas que han reclamado y reclaman, fue precisamente en Cadaqués donde Giannandrea Noseda se llevó el premio en 1994. De ahí, en 1997, fue al Mariinski de San Petersburgo, de invitado principal.

“El maestro Noseda tiene un sentido del ritmo muy personal. Está aportando mucho y nuevo, suyo, al Concierto de Aranjuez, Y, con todo el programa, va a ser una gran velada”, augura el sabadellense. El programa se abre con la segunda de las sinfonías de Beethoven. Y, tras Cañizares con Rodrígo, una joya del olvidado Ramon Carnicer, coetaneo de Rossini.

Recuerda la hasta ahora última vez que Cañizares tocó Aranjuez en Barcelona. Fue en 2016, en el Auditori, con la OBC y con otro director laureado en Cadaqués, Lorenzo Viotti, al que la Simfònica de Sabadell había invitado la temporada anterior.En aquella ocasión, otra de Beethoven, la tercera, y un estreno de Parra, compositor residente entonces  en l’Auditori.

Cañizares volvió este octubre pasado al Auditori, con la OBC, para estrenar en compositor y solista su Concierto para guitarra, número 2, Mediterraneo, en homenaje a Joaquín Rodrigo. Aquí la noticia, y aquí la crítica, que El Dia de Sabadell publicó al respecto. El único medio local, de Sabadell, que informó al respecto, lo cual no es ningún mérito propio.

Y estos días, además, Cañizares anda por flamenco en las piscinas del CAR (Centre d’Alt Rendiment Esportiu) donde acompaña a la selección nacional de natación artística, en concreto por malagueñas. En plenas visperas olímpicas, las nadadoras recurren al de Sabadell como las figuras del baile, Maria Pagés o el Ballet Flamenco Nacional. Agua… Que dicen los flamencos al jalear el duende.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí