Los niños con cáncer echados del Taulí y la Astronómica: Pedro Duque, astronauta y ministro, en Sabadell.

1

Homenaje a Sabadell y, en ello asimismo , vindicación del Taulí, antes del Nen Jesús y, muy en concreto, a la labor pionera, científicamente puntera en lo teurapéutico y más en lo humano y cívico, de la añorada oncología pediátrica. Así ha ido hoy la visita del ministro Pedro Duque, con su colega Meritxell Batet. Para el PSC, un lujo en arranque de campaña.

Si un astronauta visita Sabadell, y aquí Pedro Duque, la Astronómica es cita ineludible. Con más de 3000 socios es la mayor entidad del tema en España y, además, en Sabadell solo residen un diez por ciento de quienes por ello pagan puntualmente cuotas. El resto, del resto de España Es la madre de la astronomía, donde el saber académico depende mucho de los observadores “amateurs”, que además son toda una escula. Para Pedro Duque, aquí su casa.

Y si en el mismo viaje visita el Taulí, más en las ciencias de la vida que en las de lo físico, las de la tierra y de ahí el cosmos, más homenaje. El PSC de Sabadell, con su alcaldable Marta Farrés a la cabeza, ha tenido con Duque y Meritxell Batet un arranque de campaña de estricto lujo, y de lo más sabadellense.  Y le ha sacado partido: Vindicación, y asimismo reivindidación.

Vindicación respecto a la Astronómica. Visita privada de Pedro Duque sin prensa, pero con escolares. Colegas científicos pero no por ello socios políticos, faltaría más. La Astronómica, entidad privada, cuida un cierto laicismo de lo más liberal: cada cual con sus ideas y, en común, la ciencia.En la Astronómica, Duque ha admirado joyas bibliográficas y aquellas maquetas de cohetes.

Y, respecto al Taulí, reinvindicación pura y dura, aquí a cargo de Marta Farrés. Ha tirado con bala contra ERC, en la Generalitat y el gobierno municipal. “Van tapándose las vergüenzas”, los de ERC de Sabadell y los de la Generalitat que ha venido a decir así. La vergüenza es la del fracaso y el daño. Trasladar oncopediatría del Taulí al Vall d’Hebrón, lo está siendo.

Mayores costes sin mejor servicio, ni mucho menos. Y en Vall d’Hebron y asimismo entre técnicos de la Generalitat, gana fuerza lo de revertir cuanto antes la polémica decisión. Que vuelva al Taulí. La campaña electoral, no es el momento para tomar tales medidas. Pero, a nivel de gestión de la sanidad pública, la oncopediatría del Taulí no está ni mucho menos perdida.

Se discute, y mucho, devolver a Sabadell y su Vallés lo que aquí tenía desde hace más de 40 años: la atención oncopediátrica de la que el Nen Jesús fue pionera, y siempre apreciada por los usuarios y por el propio hospital, que en ella tuvo uno de sus grandes activos y, asimismo, estímulos científicos. “En Sabadell tenemos proyectos punteros, de pais y de ciudad, y entre ellos los del Taulí”, ha dicho Marta Farrés.

1 COMENTARI

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí