Comprada por 4,5 millones, al cierre del Museu del Gas, el Ayuntamiento cede La España Industrial a Rebost Solidari

0

 

La compra se efectuó, en octubre pasado, coincidendo con el cierre del Museu del Gas. El de La España Industrial junto al Pau Vila, en Gràcia, y construido en 1920 por Lluís Moncunill, es el edificio fabril con mayor protección patrimonial, en Sabadell. Más que el Artéxtil.

Desde hace 50 años era propiedad de la que fue razón lanera Sallarés Deu, que dejó de fabricar hará diez, y tuvo su sede histórica en la calle Indústria. En la antigua España Industrial, alquiló naves. Su último inquilino fue el Museu del Gas, que ahí tuvo almacenes.

Aunque se trate solo de coincidencia, la compra municipal vino seguida: Por 4.5 millones de euros. Y el del Rebost Solidari va a ser, segun ha anunciado hoy el Ayuntamiento, el primer uso público del valioso edificio, quizá incluso más en lo patrimonial que en lo económico.

Antes de proseguir: Lluís Moncunil , modernista, fue autor en su Terrassa de la Masia Freixa y del Vapor Aymerich i Amat, sede del Museu Nacional de la Indústria, Ciència i Tècnica, en Terrassa. Y, no por estar en Sabadell, La España Industrial fue lo que fue.

La España Industrial, potencia algodonera, compró esta fábrica a Industrias del Mohair, allá por los años veinte. El mohair, pelo de ciertas cabra sudafricanas, es mucho más fino que las mejores lanas. Puro lujo. En Sabadell, y con esta fábrica, La España Industrial se ennobleció.

Creado en 2009, Rebost Solidari tiene aún su sede en la calle Sau, en lo alto de Torre-romeu. Lo forman 26 entidades e instituciones, entre ellas el Ayuntamiento. Recogen donaciones de comida y la distribuyen entre familias seleccionadas por la Acción Social Municipal.

Rebost Solidari, en la antigua La España Industrial, contará con muelles de carga, otro acceso para la distribución de alimentos y un tercero “para la atención personalizada a personas (sic)”, según especifica la nota municipal correspondiente, publicada hoy.

La actuación tardará “uns mesos” (próximo mandandato municipal), toda vez que (mejor sin traducir ): “La nau requereix d’algunes millores per tal de proporcionar totes les garanties de seguretat, i es preveu que el trasllat es podrà fer a finals d’aquest any 2019”

Y además, un puesto en el Mercat Municipal Merinals-Can Gambús

Comprada por 4,5 millones, al cierre del Museu del Gas, el Ayuntamiento cede La España Industrial a Rebost Solidari 1

Y sigue la nota: “L’Ajuntament de Sabadell treballa en una proposta de model de funcionament, en la línia del que té el projecte Merc@punt, que ofereix el lliurament d’alimentació(proporcionada també per Rebost Solidari) per mitjà d’una fórmula basada en punts, onels usuaris poden escollir (cosa que no és possible amb els sistema actual de lots) els aliments exposats a l’espai botiga de lliurament.

Aquest espai es troba integrat, com una parada més, dins del Mercat de Merinals, laqual cosa fa que tinguin un aspecte de plena normalitat. Paral·lelament a la rebuda dels aliments, hi ha un treball personalitzat amb les famílies usuàries, amb tallers de formació i participació en activitats, amb l’objectiu de facilitar la seva promociópersonal, laboral i social. L’Ajuntament té encarregada a la Creu Roja la gestió del projecte, que treballa coordinadament amb el personal tècnic municipal d’Acció Social. El Consell Intersectorial d’Empreses de Sabadell i Comarca (CIESC) també col·labora oferint
suport en la inserció laboral de les persones usuàries. Altres serveis i entitats han ofert han ofert també la seva col·laboració, com ara Rialles Espectacles Infantils o Pa de Niko.”

Respecto al uso futuro del resto de lo que fue al principio la fábrica de Industrias del Mohair, después la parte sabadellense de La España Industrial y finalmente la de Sallarés Deu, que allí se estableció tras vender su sede histórica en la calle Indústria (el despacho es ahora la sede de CASSA y la fábrica la vendió a Telefónica), la nota municipal al caso no aclara nada más. Incluso para un medio periodístico, difícil preguntarlo al Ayuntamiento de Sabadell. El Dia de Sabadell acumula ya una lista considerable de preguntas sin responder, por parte del Ayuntamiento,

Las más, sobre simples detalles técnicos. Insistir es de mala educación, en las elementales normas de urbanidad. La escala es, al caso, la de días y días y llamadas. Un muro de silencio, censura aquí pero mientras filtraciones interesadas a otros medios.Estos mismos silencios, reiterados e incluso banales, desautorizan al gobierno municipal, en caso de réplicas simplemente ideológicas. Si quisieran replicar, que empleen datos. Desde El Dia de Sabadell, solo datos.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí