Vox, finalmente, se presenta a las municipales de Sabadell: Inquietud en los demás partidos

0
Acto de Vox en Sabadell, el pasado marzo en el Auditori Pere Quart de la calle Lacy

¿Se presentan o no se presentan?. Hasta este mediodía, Vox ha sido la comidilla no solo en esa especie de feria también política en la que ha derivado la del Dia del Libro, creada bajo la dictadura de Primo de Rivera por libreros barceloneses nada catalanistas, republicanos radicales, incluso federalistas. Se volvió catalanista bajo el franquismo, si acaso.

Vox, en efecto, se presenta en Sabadell, y ya está confirmado. La duda, entre sus rivales cuanto menos electorales, venía porque ayer, Lunes de Pascua, se cerraba el plazo legal para la presentación de candidaturas y, hasta este último momento, respecto a Sabadell, Vox aún no lo había tramitado, presentando la documentación pertinente.

La confirmación, ante El Dia de Sabadell, viene de la responsable local de comunicación, de Vox en Sabadell. Ha pedido que no se publicara. Ante esto, el clásico, “¿Podeis desmentirlo?“… Claro que no. Los hechos son los hechos. Por lo demás, silencio absoluto sobre quien encabeza la lista, el programa, los actos electorales… cuestiones de lo más inmediato y por ello obvio. Respuesta: “Ahora estamos centrados con las generales. Despues, las municipales”.

“Hasta aquí puedo leer”, ha zanjado la portavoz a efectos informativos, de lo más castizo e incluso televisivo, en los tiempos del “Un, dos, tres”. La lectura final llegará en mayo, con el escrutinio. Más que temor, inquietud. Aunque la cuestión Vox, en Sabadell también, ha excedido la simple crítica ideológica, boicots mediante. Pero, en el fondo, también la rivalidad, que no deja de ser uin dato

El temor por los votos que pueda arañar a otras formaciones, no solo las constitucionalistas. “Hay gente que en las pasadas votó Podemos y en estas quizá vota Vox“, observaba este mediodía un concejal de un partido de izquierda, precisamente. Es aquello que en Francia, de Poujade a Le Pen pasando por el PCF, llamaron “ras-le-bol”. Los votos de malestares diversos, ni siquiera  la indignación.

En los dialectos españoles del latín vulgar (todas las lenguas latinas no dejan de ser dialectos del latin, del rumano al portugués) hay diversas locuciones referidas a lo mismo, y aquí desde luego bien procaces: “fins els c…”, “els pebrots plens”, “hasta los huevos“… Críticas ideológicas a parte, y a efectos de rivalidad electoral, se teme este efecto, precisamente.

En cuanto a Vox, en Sabadell, se le ha sometido a duros boicots El más considerable se produjo el pasado 3 de marzo, ante el acto que Vox celebró en el Auditori Pere Quart de la calle Lacy. Los Mossos d’Esquadra tuvieron que movilizar decenas de vehiculos de antidisturbios con sus respectivas dotaciones, y contener empujones, petardos, gritos…

Aunque en segunda fila, pero junto a los boicoteadores, El Dia de Sabadell encontró, y habló con ellos incluso de otros temas, a ediles de ERC y Crida-Cup, además de funcionarios municipales cuya presencia no estaba menos justificada: El local donde se celebró aquel acto, el Auditori Pere Quart, es un equipamiento municipal. Pero no se trataba de conserjes.

En su deber por proteger el derecho de reunión, aquí el de Vox, los Mossos incluso dificultaron el acceso a periodistas al acto. También evitaron incidentes mayores, la verdad sea dicha. A pesar se todo, Vox llenó a rebosar el recinto y, salvo Radio Sabadell, municipal, y El Dia de Sabadell, particular, ningún medio local informó del acto, solo del boicot.

Vox se presenta. Mayor o menor, se ha convertido ya en un rival tan de verdad como cualquier otra candidatura de las que cocurrirán a las municipales. Tras los boicots más que reiterados, o la libertad en el más elemental respecto a los derechos civiles y democráticos, impedida hasta ahora por medios cercanos al gobierno municipal, vendrán los votos

Vox, ahora en Sabadell, exhibe silencio, quizá cautela. Se reserva para después de las generales, las de este domingo. En efecto, abrirán otro paisaje, también respecto a las municipales. Lo que vaya a ocurrir, está por ver. El periodismo, como género o registro, no es aquel de los profetas. Constatar solo que Vox, hoy, es un dato más para las municipales.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí