¿Alguien se ha enterado de que Soleá Morente canta este sábado en el Principal?: Otra más del personal municipal

0

Soleá Morente está en un momento tan dulce que llena ahí donde va, menos en Sabadell donde este sábado el Ayuntamiento la ha puesto en el Principal, pagándole el caché que le toque pero sin apenas hacerle difusión salvo en la cartelera municipal en internet y cuatro o tres carteles ayer pegados con cinta adhesiva en los muros y cristales de tiendas cerradas, esos que Smatsa debería retirar si la pagarán por ello. Y las sectas ensucian más, en carteles.

“Sí, poquetes entrades”, comenta con la consiguiente sorna, como la de un “fote’t”  el funcionario a quien en este mandato le han correspondido labores de difusión en medios (en sus cosas, sus fantasmas, que dan puntos al personal municipal, supone que quien aquí suscribe conoce a Soleá, lo cual es cierto aunque no la haya escuchado lo suficiente, y aunque incluso con unos pocos aficionados al flamenco compartiera cena con ella, tras escucharla cantar, y de verdad un encanto de persona: pero el desprecio del funcionario municipal es previo, nada personal, y por tanto no ofende en lo personal).

Como venta previa, la más baja de la programación municipal en lo que va de temporada. No se puede prejuzgar. Pero lo cierto es que, a pesar de su cometido, el funcionario aclara que de Soleá ni idea ni ganas, aunque le paguen por difundir. Una Soleá, y “aquí”, más claro… Pues eso.

Sin ir de flamenca, solo de ella misma y, porque lo es, de artista, llena ahora ahí donde va, y valga la inistencia en el dato más que la redundància en retórico o semiótico. En Barcelona, la Sala Apolo, el Festival Cara B de música alternativa en la Fabra y Coats, entre trappers y electrónicos, que eso le va a Soleá, o ,con Alfredo Lagos a la guitarra, en El Dorado Sociedad Flamenca Barcelonesa, prestigiosa entidad que aunque barcelonesa se fundó en Sabadell, en lo del 30 Nits del Pati del Museu.

De lo de este sábado, se habrán enterado quienes siguen la actual programación municipal, que de teatro apenas lo que les vende la empresa Focus, muy comercial eso sí para quienes ven TV3, y algúna vocalista o cantante en catalán, que aunque poco conocida por públicos en general entra en esa clientela-nicho de las programaciones municipales de este Sabadell. No ocurre en otras ciudades, incluso con gobierno independentista. Sant Cugat…

Soleá Morente tiene mucha inteligencia musical aprendida de su padre, creativa hasta lo inaudito. No solo fue el más clásico del flamenco. El flamenco más antiguo de verdad es el que nos ha llegado por Enrique, Carmen Linares y poco más, y aquí el juicio de este aficionao que no es porque se llame Ache. Pero Enrique, por ello mismo, fue artista y ahí su Omega con Leonard Cohen de referencia y al toque de Cañizares, este de Ca n’Oriac, como otro Morente. O las orquestas, o Sonic Youth.

Soleá irá este verano a duo con Paco Ibáñez en aquellos festivales de música sacra que tanto gustaron a su padre. En el de 2018 , recorrió mucho el norte, llenos en las semanas grandes de las capitales vascas y Pamplona en San Fermín (se ve que ahí no tienen los prejuicios de aquí). Hace apenas días ha vuelto a llenar en Orense o Villagarcía de Arosa, igual que en grandes escenerarios de Madrid o Andalucía, o en festivales a lo Woodstock en plan Viña Rock o Pirineos. En ellos, Soleá muy a gusto.

Pero lo del autoboicot municipal no deja de doler en una cierta conciencia ciudadana. Los Morente han hecho mucho por lo mejor de Sabadell, en cuanto a cultura, música y también política. Enrique, en 1976, estuvo junto a Lluis Llach, Labordeta, Oskorri o Al Tall en aquel festival del campo de futbol de la Creu Alta, momento álgido del antifranquismo. No cantó más en Sabadell, lo cual señalaría una cierta deuda sino fuera porque la afición local y grandes artistas de Sabadell le deben aún más.

Sin Enrique, aunque también sin Paco de Lucía. Juan Manuel Cañizares, de Ca n’Oriac, no seria lo que es, el mejor guitarrista de la historia. Ni tampoco Enrique sin Cañizares, aunque Morente era Morente por si mismo. De Omega a Lorca, las grabaciones de ellos dos solos, cante y toque, son impagables. Más aquella siguiriya que Morente creó para la pelicula “Flamenco”, deSaura, y después Cañizares grabó con Duquende en el álbum Samaruco

Y, también en Sabadell, el menor de los vástagos de Morente, José Enrique, “Kiki”, debutó en solitario como cantaor en el Pati del Museu d’Art (lo que le pagó el Ayuntamiento no le compensó el gasto, apenas el viaje) y tres años después protagonizó el hasta ahora último recital flamenco en tal escenario, que con aquello del 30 Nits tanto marcó la historia del flamenco no solo en Sabadell o Cataluña. Acabar con Kiki Morente, más que un honor.

Y ahora Soleá Morente que, inopinadamente, tal vez se encuentre con un Principal medio vacío. Para el público será un privilegio. Soleá es una artista, Morente. Y para el personal municipal, que es como un rey midas pero a la inversa, es de esperar que no sea motivo de chanza, del “és que això no fa per Sabadell”, o “no es popular”, como dijo el ínclito Saura (PSC), en otras casos aun peores para grandes del flamenco (caso del estreno del “Iberia” de Chano Domínguez y el sabadellense Blas Córdoba en La Farándula, que después obtuvo un Gramy), boicoteados y estafados por el Ayuntamiento, entonces el de Bustos. Soleá no perderá dinero, lo cual es de apreciar. Y podrá decir que también ha estado en Sabadell.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí