La víctima de la manada de Sabadell ha vuelto hoy a los juzgados: “Es muy cruel”, dice su abogado.

0
Recogida de firmas. en la plaza del Dr. Robert (ex-jardinets) en favor de la joven sabadellense multiviolada

Se trata del mismo individuo, Walhaid de apellido, marroqui inmigrante ilegal (un dato, en el bienentendido que ello no implica más que una ilegalidad previa)  y de unos 30 años, a quien la policía municipal de Mataró detuvo por el caso de la manada de Sabadell, el pasado 28 de marzo. El juez instructor, con plaza en Sabadell, le dejó en libertad con cargos. Y tras ello, éste con tres individuos más secundándole, acosó otra vez a la víctima justo frente al Ayuntamiento.

La vuelta al acoso se perpetró el primer sábado de este abril, a primera hora de la tarde durante el evento “Sabadell, festa i tradició”, según hoy ha trascendido, En los antiguos Jardinets y desde 1901 plaza del Dr. Robert. Alli mismo donde, días antes, otras mujeres recogieron firmas en favor de la víctima. La víctima, aunque no lo esperaba, no sale de su casa si no va acompañada. Y hoy, citada por el juez, ha vuelto a tenerlo enfrente, en los juzgados.

A este investigado no le incriminan “muestras biológicas”, aunque sí a uno de los dos encarcelados, a otro fugado y un tercero de quien no se sabe. Este de hoy, ha reconicido, hoy asimismo y tras reconocerle de nuevo la víctima, que estaba en el inumueble ocupado donde se perpetró la violación múltiple. Él dice que dormía y la víctima que miraba.

A este Walhaid, el juez le dió libertad con cargos, tras anular la primera rueda en la que la víctima le reconoció, en marzo. Adució el juez que el abogado de la víctima, Jorge Albertini, había condicionado la prueba. Según éste, se limitó a animar a la joven, para salvar aquel trago. Hoy se ha subsanado. También porque, mientras, sucedió el siguiente acoso, en Dr. Robert.

“A mi clienta (la chica víctima de la multiviolación) la asiste ahora una muy buena psicóloga, pagando la família de mi clienta”, indica el abogado Jorge Albertini. Ni siquiera en ello los poderes públicos, de los juzgados al Ayuntamiento, con gobierno que se dice de izquierda y alcalde vinculado a la CUP, le han prestado mayor apoyo, según el abogado.

Caso escabroso, y no porque lo sean todos los de este tipo. La multiviolación se perpetró en uno de los tantos inmuebles ocupados que tanto han proliferado en Sabadell durante el aún actual gobierno municipal. Sucedió un sábado por la noche, en febrero. La chica, en lo de su edad, fue con un amigo a un local del Centro, donde la vió uno de los presuntos violadores.

Aunque no lo vieran, el sujeto les seguía. Al punto que el amigo de la chica se despidió de ella, apareció el instigador de la multiviolación, y por la fuerza la encerró en el inmueble ocupado donde se perpetró el delito. El gobierno municipal toleraba, por lo menos, la tal ocupación, en el barrio de Can Feu. El dato añade mayores detalles a lo escabroso del caso.

La chica consiguió huir, y en su desespero fue amparada por unos vecinos que la llevaron a la Polícía Municipal, y de ahí al hospital del Taulí. Muestras biológicas indican rastros del semen de tres hombres, y según la investigación judicial otros seis por lo menos asistieron a la escena, entre ellos el que hoy de nuevo ha comparecido ante el juez instructor.

Este sigue en libertad, como otros siete de los investigados entre los cuales dos en “busca y captura” por haber violado la libertad condicional. Todos ellos inmigrantes ilegales, de nacionalidad marroquí y a causa de este caso detenidos por la policia, urbana de Mataró y Mossos. Fue el juez, quien dejó en libertad a los fugados, y también el hoy reconocido como partícipe y acosador reincidente, frente al Ayuntamiento.

“No prestar auxilio a la víctima es tan delito como el de los agresores directos. Se trata de individuos sin domilicio legal, algunos de ellos en situación ilegal como inmigrantes, con antecedentes delictivos riesgo de fuga más que constatado, y que, valiéndose de su libertad con cargos, siguen acosando a la víctima”, explica Jorge Albertini, abogado de la víctima.

La víctima, como mínimo, tiene ahora una psicóloga. Se llama Eva Collell, de Olot, vecina de Barcelona y socia fundadora del gabinete Espai Jurídic, junto a abogados, economistas y sociólogos. “Es una gran profesional, en la atención a víctimas de agresiones”, asegura el abogado. Para la víctima, que aún tiene 18 años, una situación de lo más bestial, y sufrida.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí