En caja del Ayuntamiento hay casi100 millones por gastar: El actual gobierno deja las cuentas más que saneadas

0

Todo lo contrario de hace cuatro años, cuando los fondos de liquidez aportados por el gobierno central, y más en concreto el ministro Montoro, salvaron los pagos a proveedores del Ayuntamiento. En lugar de deuda, ahora hay efectivo en caja. Muchísimo.

A fecha del 31 de diciembre, a cierre del ejercicio 2018, el Ayuntamiento tenia de efectivo en caja 96.175.200,4 euros, casi cien millones. Para julio de este 2019, además, vecencerán depósitos en el Banc Sabadell, acciones o inversiones, por valor de 25 millones más.

¿De donde ha salido este dinero?. Pues, simplemente, de gastar menos de lo ingresado. Todo ello se puede revisar a gran detalle en el expediente del acta de arqueo fechado en dicho 31 de diciembre de 2018, publicada en el portal municipal en internet.

De ahí, la versión en pdf con las 71 páginas que ocupa. Clicando sobre este enlace, el lector también puede acceder a ella.

1 7 Acta arqueig Ajuntament 31-12-2018

Aunque no sea uno de los contenidos más visitados en la web municipal, tampoco ha pasado desapercibida a los observadores más inquietos, agudos y avezados, entre los cuales se ha producido incluso un cierto debate.

En círculos próximos al gobierno munipal hay quien le ha echado en cara que una cantidad tan importante haya quedado sin gastar a fin de mandato. Cien millones son mucho dinero, casi la mitad de todo un presupuesto anual como el de 2018, que ascendió a 204 millones.
A este nivel de discusión, privado y discreto puesto que el tema no ha trascendido a debates públicos, desde el gobierno municipal lo justificarían por la duras normativas ministeriales que aún pesan sobre el Ayuntamiento de Sabadell, tras ser rescatado por el Ministerio de Hacienda.

Aún sin entrar en detalles ni explicaciones, el rescate, y con él los recortes que conllevó, estan en el origen de esta situación. El Ayuntamiento de Sabadell redujo gastos y, a la vez, con una cierta reactivación económica, los ingresos han remontado. De ahí, el desfase. En 2018, el Ayuntamiento ingresó 225.861703, 31 euros, de los que vía presupuesto gastó 204.588.776,44, con lo cual solo en este ejercicio quedaron en caja más de veinte millones. Los 96 millones que había en caja a fin de ejercicio provienen de la acumulación de otros restos de años anteriores. Tras las elecciones, deberá decidirse qué hacer con este dinero.

Dispondrán de él quienes sigan o quienes entren en el consistorio, que esto se determinará en las urnas en primera instancia. De entrada, las lecturas políticas a dedudir de ello entran en lo controvertible. Si gastar más de lo disponible es señal de mal gobierno, gastar menos se podría entender también como muestra de ineficiencia de la administración.

Pero, en todo caso, la deducción no es simple y, dado lo sensible de los temas económicos, particularmente vetable a prejuicios. Es un tema a explicar publicamente, por parte de los responsables municipales, y a considerar también por los candidatos. A diferencia de 2015, quienes ahora entren en el Ayuntamiento no encontrarán la caja vacía. De por sí, a su favor.

La observación de este expediente de arqueo de caja puede plantear igualmente otros temas de discusión. A primera vista sorprende incluso la cantidad de cuentas bancarias con las que se maneja el Ayuntamiento, algunas específicas de aeras o departamentos concretos. Parece reflejar una dispersión administrativa muy lejana a lo de la “caja única”.

El Banco Sabadell, de modo muy destacado, y algo menos el BBVA, por herencia sin duda de Caixa d’Estalvis de Sabadell y Caixa Catalunya -de la Diputación de Barcelona en su origen-son las entidades con las cuales el Ayuntamiento opera de forma preferente, a la vista de sus cuentas. Pero lo hace con muchas más, incluso CajaMar, originaria de Almería.

Todo ello, seguramente, responde a operaciones económicas concretas. También tendrán su razón de ser, probablemente vinculados a créditos, los depósitos por valor de 25 millones que el Ayuntamiento tiene en Banc Sabadell, con vencimiento este julio y, según indica el expediente, el Ayuntamiento no tiene intención de renovar. Más dinero en caja, pues.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí