PSC y Podemos forman gobierno: A salvar los barrios, Oncopediatría en el Taulí, y a por un nuevo modelo de ciudad

0

“¿Y la pancarta de la fachada del Ayuntamiento?”, que les han preguntado a Marta Farrés (PSC) y Marta Morell (Podemos) en la rueda de prensa en la cual este mediodía han hecho público su pacto de investidura y gobierno. “Por más prioritario, nos preocupa tener a punto planes de choque, integrales, para los barrios”, han venido a responder.

Expectación a nivel de capital. Medios de Barcelona han seguido la rueda de prensa de las dos Martas, “M&M” en un chiste que han compartido. Condenadas a entederse como adelantó ya El Dia de Sabadell hace una semana, en una noticia sin más eco pero con el valor de lo cierto. Y lo de hoy, condicionado sin duda por lo de Colau en Barcelona, aunque tampoco se diga.

Los lazos y la pancarta caerán por su propio peso, incluso por protocolo: ¿Es de imaginar el retrato del consistorio entrante, en la toma de posesión del 15 de junio, con la pancarta de fondo? Se trata de un símbolo en el fondo partidista, y por tanto de una parte de la ciudad bien respetable, pero no menos que otras en lo que a libertad de credos corresponde.

PSC y Podemos forman gobierno: A salvar los barrios, Oncopediatría en el Taulí, y a por un nuevo modelo de ciudad 1
Marta Morell, Podemos, mantendrá la suya y la de los suyos, Podemos. Al presentarse como consocia del gobierno que ha acordado con el PSC, “Pacte de la Concòrdia” que le han bautizado, y también por el barrio homónimo. El pacto ha sido el motivo de la rueda de prensa, aún no el gobierno. La mano izquierdista de Podemos es bien evidente en el mismo

Hay mayor sustancia izquierdista. “De los 27 concejales, 21 son de izquierdas”, ha recordado Marta Morell. El gobierno apuntado por el pacto no excluye entrar en municipalizaciones de concesiones y servicios municipales externalizados. “Vamos a revisar caso por caso, y como siempre es debido, fiscalizar en lo que corresponde como Ayuntamiento”: Marta Farrés

Y en el espectro de la corrupción, asimismo. Podemos marca perfil con un PSC que se da por limpio y purgado. Si el de los barrios es el punto primero del acuerdo, “Per un Sabadell que cuidi els barris”, el de la corrupción es el octavo sobre los diez que forman el pacto: Como los diez mandamientos de la ley de Moises pese al laicismo notorio de ambos partidos.

Clicando sobre este enlace, el contenido del pacto suscrito por PSC y Podemos:PSCPODEMOS

“Per un Sabadell contra la corrupció”, reza el epígrafe de este octavo punto. Si alguno de los componentes del entrante gobierno resultara investigado por casos de corrupcion, pasados o futuros, deberá dimitir de inmediato. “La ciudad está por encima”, o se al servicio público y la representación ciudadana, y así lo ha explicitado Marta Farrés.

Y otro detalle de nivelazo, que ha sorprendido a periodistas pero revela el saber de ambas ediles, Marta Morell y Marta Farrés, que no en vano se licenciaron en la misma promoción de Sociología y Ciencias Políticas, y las dos entonces vecinas de la Concòrdia además. Marta Farrés no ha firmado el pacto. Lo han hecho Marta Morell, y Pol Gibert por el PSC.

Marta Farrés, como alcaldesa ahora in pectore, se sitúa así por encima de los partidos, los del gobierno y la oposición. y equipara asimismo la mayoría consistorial del PSC a la minoría de Podemos. Aunque no lo haya explicitado ni menos aún proclamado, la alcaldesa de todos los sabadellenses. Toda una lección de Derecho Político, que aprendió junto a Marta Morell.

Pregunta a uno de los militantes socialistas, que junto a tantos o más de Podemos aunque sean menos, han asistido a la rueda de prensa: ¿Os imaginais a Bustos en este gesto? Respuesta: “No era su estilo, no…”Y eso que Bustos fue incluso abusivo al formar coaliciones, de ERC a casi el PP. No se puede hablar por boca de otros, pero lo cierto es que aquel antiguo alcalde nunca tuvo un gesto como este de hoy, ni otros.

Si Marta Farrés (PSC) ha exhibido manos abiertas a “pactos de ciudad, que la ciudad necesita”, u otros más puntuales, Marta Morell (Podemos) no ha obviado que el nuevo consistorio también da para mayorías alternativas.

 

Aunque de aquí a la investidura, el sábado próximo, aún puedan “suceder cosas”, hay un cambio que tanto Marta Morell como Marta Farrés sustentan en el resultado electoral de las municipales y, no menos a apreciar, apuntan al futuro. “Un proyecto para Sabadell de 2020 a 2030”, han dicho del horizonte en el que sitúan. De momento, sugerente y seductor.

Todo ello también depende de los grupos que, de prosperar este Pacte de la Concòrdia, por la intención además de por el barrio de ambas ediles, quedarán en la oposición. Si Marta Farrés ha exhibido manos abiertas a “pactos de ciudad, que la ciudad necesita”, u otros más puntuales, Marta Morell no ha obviado que también da para mayorías alternativas.

Marta Morell y Marta Farrés fueron compañeras de clase en Ciencias Políticas, y esas y otras cuestiones van en los clásicos de tales ciencias. Pero además, como diría López Bulla, “tocan pelo”, o sea que vienen de sus respectivas bases: desde los llamados movimientos sociales, las estructuras de partido y, caso de Marta Farrés, su experiencia municipal: “Tocan pelo”.

Y de ahí sus primeros compromisos. Además de los barrios en sentido de igualdad social (acción social, educación, limpieza, urbanismo…) o de la visión estratégica en proyecto de ciudad, por lo menos a diez años vista, mención al Taulí y a la pérdida de Oncopediatría, que malmete el gran legado innovador de la Clínica Nen Jesús y sobre todo afecta a los usuarios.

“Será lo primero en lo que vamos a luchar, ante la Generalitat y quien sea, y lo lograremos”, ha asegurado Marta Farrés. La pancarta por la que les preguntaban, seguramente caerá, y no porque de ello depende el apoyo “gratis” de Ciutadans a la investidura, (“gratis” porque no pide cargos, solo). A las dos Martas, dicen ellas, les preocupa antes la ciudad, Sabadell

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí