La crisis de Ciutadans alcanza a Sabadell: Se va Toni Roldán Monés, su diputado más cercano a la ciudad

0

En Ca n’Oriac, y por sabadellense en realidad, fue donde Toni Roldán Monés se estrenó en la política activa ante los electores, en la campaña de las generales de 2015. Allí, en el Centro Civico y a fecha de 12 de diciembre, efectuó su primer mitin como candidato, memorable.

La dimisión y baja de Toni Roldán Monés, como afliado y diputado por Ciutadans (Cs), es hoy noticia en portadas de grandes medios. Evidencia la crisis de este partido y, para Sabadell, significa la pérdida de un representante de la ciudad que Cs apenas aprovechó, y menos en lo local.

En aquella ocasión, describió lo que es Ca n’Oriac: El fermento progresista de los medios populares. Era sábado, claro. Desde niño, para Toni Roldán Monés, los sábados han sido su día de Ca n’Oriac, no solo cruzándolo. Por sabadellense como su madre, su tio y abuelos.

Aún vivía en Londres, donde tras hacer carrera en Estados Unidos y Bruselas, trabajaba para firmas de consultoría economica, era analista habitual en El Pais y canales como CGTN (aquí en el paquete en cable de movistar) y se doctoraba en la London School of Economics.

Hasta hoy, y desde aquel entonces de 2015, Toni Roldán Monés ha sido el cerebro de Cs en lo económico, entre socialdemócrata y socioliberal. Hizo para este partido el programa de aquellas elecciones tal como su padre, Santiago Roldán, el de Felipe González en 1982.

La madre, Maria Antònia Monés, fue con Felipe González jefe del gabinete económico de presidencia de gobierno. Y Santiago, Curri, Roldán, quien ejecutó la transformación urbana de Barcelona para las olimpiadas de 1992, obras en las que dejó recuerdos entrañables.

Otra referencia sabadellense: Santiago Roldán, en sus tiempos de Catedrático de Estructura Económica en la Autónoma, dirigió la tesis doctoral de Muriel Casals, lider independentista mucho después. La tesis traba sobre el textil Sabadell en los años de la I Guerra Mundial.

Los Monés, y de ahí Ca n’Oriac, son asimismo una familia aficionada al flamenco. Aún con la discreción que les distingue, siguen a Duquende o Cañizares, y nunca faltaron en las veladas del 30 Nits en el Museu d’Art. Pero más aún, y muchísimo, los Monés son del Club Natació.

El abuelo, Antoni Monés Giner, fue quien creó el Club Natació tal como sigue hoy. Viniendo de la nada, y sin presumir nunca de su carcel por “desafecto al régimen”, supo como nadie de lanas, y creó en ello la empresa que desde Can Cuadras más lana exporta al mundo.

El Club Natació fue parte de su genio emprendedor. Y asimismo, sin querer y sin beneficio en lo personal, acabó haciendo carrera política, que culminó junto a Josep Tarradellas, de quien fue vicepresidente en la Diputación y, sobre todo, amigo a quien los sábados invitaba.

Que el primer mitin de Toni Roldán Monés fuera en sábado, y en Ca n’Oriac, conectaba con aquello. Además de su madre le acompañó Francesc de Carreras, a quien el joven candidato llamó entonces “padre”. En el mitin hablaron además Arrimadas y Girauta, más en rutinario.

La dirigencia local de Cs se sorprendió al ver a Carreras. A este periodista, y no porque fuera el único que fue, le interrogaron, por Carreras. Pero más importante, Roldán Monés. Y para el periodista, mayor problema el de publicarlo: Censura local instituida y “pacte de la fam”. Sigue.

Toni Roldán Monés tocó de lleno el problema de los trabajadores pobres, que con contratos precarios y discontinuos no alcanzan el salario mínimo anual. Además del contrato único o la “mochila austríaca” propugnó subsidios para ellos. Temas estrella en programa de Cs.

A propósito del economista Thomas Piketty, en quien apoyó sus propuestas, polemizó con Pablo Iglesias, de Podemos, quien entonces le mencionaba como su mayor referente. Por aquellos días, Toni Roldán Monés lo desarrolló en un artículo a pagina entera en El País.

Como diputado Toni Roldán se destacó en las negociaciones entre PSOE y Cs de aquel pacto de gobierno que Podemos bloqueó. Volvió a Sabadell en la siguiente campaña electoral, otras vez a Ca n’Oriac. Pero, desde entonces, nunca más ha tomado la palabra en la ciudad.

El aparato local de Cs, nada transversal y limitado en lo social (solo jóvenes profesionales de barrio), nunca dejó de mirarle como alguien extraño. En la pasada campaña de las generales reclamaron a Carina Mejías, que ahora sustituirá a Toni Roldan en la ejecutiva del partido.

Carina Mejías vino a glosar la figura de Clara Campoamor a quien, mediante los concejales de Cs, el equipo de gobierno anterior decidió dedicar la plaza Antoni Llonch. Antoni Monés Giner había colaborado con Llonch en iniciativas sociales, además de como concejal.

Tal como, según Toni Roldán Monés, España sale perdiendo por la falta de acuerdo entre Cs y PSOE, y por ello abandona. Cs pierde con la salida de este y otras figuras relevantes, como el eurodiputado Javier Nart. Y Sabadell pierde un interlocutor, por lo menos potencial.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí