Bruno Oro y los bolos marcan la oferta escénica municipal: La clásica y los sabadellenses de los 80 (Tancat, Madam..) en lo poco interesante

0

Ópera, Sinfónica y clásica en general aparte, la programación municipal de espectáculos para lo que queda de año se ha dado a conocer hoy, en simple trámite para la venta de entradas. Se supera a sí misma en lo decepcionante, con apenas dos excepciones.

Viene “La Tendresa” de Sanzol, la coproducción de T de Teatre y Dagoll Dagom. Estará en el Principal dentro de la gira posterior a su estreno en el Poliorama, donde estuvo hasta abril. En teatro, y aún siendo un “bolo” más, poco más de relevante a consignar.

También en “bolo”, “La reina de bellesa de Leenane” de Martin McDonagh dirigida por Julio Manirque. En septiembre en el Kursal de Manresa y el 10 de noviembre en el Principal de Sabadell entre otros tantos teatros comarcales.

Y, atractivo e interesante, una velada para el 15 de octubre con Tancat per Defunció, La Madam, Bars y Llongue por partida doble. El rock de los sabadellenses que tanto contó en la época (aquel Sputnik en la Bassa) y, fuera de Sabadell, tanto se ha olvidado después.

Por lo demás, pseudocirco en el Estruch, el bailarín contemporaneo Andrés Corchero que, tampoco en el mejor de sus méritos que bien los tiene, vuelve por enésima vez al Estruch y, en funcionarial y por ello propenso a lo “kitsch”, los “faralaes” de “La majara dansa”.

Evidentmente, esos mismos funcionarios no hicieron más caso que el desprecio cuando por aquí vinieron Israel Galván, Belen Maya o o Rocío Molina, entre lo mejor, creativo y, claro está internacional, del baile flamenco. Vinieron solos, y ellos ni les fueron a ver.

Pero, al caso, eso importa poco. En la nueva programaciín municipal destaca en cuanto a bolos Bruno Oro, el imitador de Polonia y parodista o caricato en RAC-101, a quien no cabe mayor presentación. Estará de monologuista en el Estruch, el 26 de octubre. No le faltará público, desde luego.

Y nada que decir de jazz, flamenco, músicas populares en general, teatro que no sea de las productoras con cierta clientela en ayuntamientos, porque la programación municipas no solo sigue huérfana de ello. A cada temporada se supera en ranciedad. Sin paliativos.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí