Agua a Sabadell: 17 millones de la Generalitat para renovar ya la estratégica conducción a Can Llonch

0

Las conducciones del suministro de agua a Sabadell están, por envejecidas, al punto de la ruina. De ahí las obras iniciadas esta semana entre la Rambla y la Gran Via. La punta de un iceberg, que costará 50 millones en 10 años. Pero, inesperadamente, la Generalitat que lo sabe, pone su grano de arena. Se dispone a gastar 17 millones para las aguas de Sabadell.

Noticia que en Sabadell no ha trascendido aunque ha llegado a los medios locales abonados al canal oficial de la Generalitat ACN, agencia de pago. Entre los medios generales apenas la han publicado El Periódico, en digital, o Nació Digital en su versión regional pero no la local. El gasto, y sobre todo el efecto para Sabadell, son importantes. No solo por los 17 millones.

Los 17 millones, a gastar ya, se destinarán a costear la renovación del gran conducto, crucial para Sabadell, que va de Sant Quirze a Can Llonch, donde desde hace más de medio siglo se encuentran los depósitos principales de Aigües de Sabadell, con capacidad para 3’6 millones de litros de agua y, también desde entonces, llegan tubos capaces para 73 millones día, ahora a renovar.

Esta agua, que es la de Sabadell desde 1949, viene de Barcelona mediante la bombeadora de Sant Pere Màrtir, junto al Tibidabo. La consiguió el entonces alcalde Marcet que, para distribuirla en el casco urbano, fundó Companyia d’Aigües de Sabadell. Los tubos ahora a renovar, tanto los de de dentro de la ciudad como estos otros, siguen siendo aquellos, de uralita ya muy desgastada.

¿Por qué ahora, y además sin apenas propaganda, la Generalitat destina 17 millones a ello? Historia larga de contar. De Cerdanyola a Sant Quirze, la renovación fue a cargo de CASSA, hace más de diez años. Las tuberías son suyas. Queda, en medio, el suministro a Bellaterra, a cargo también de CASSA, cuya situación y depósitos no están mejor que en Sabadell.

Pero, en 2008, CASSA mediante la Generalitat traspasó a ATLL (Aigües Ter-Llobregat), la gran mayorista del agua en Catalunya, el tramo que del Aeropuerto va a los depósitos de Can LLong. Entonces, ATLL era empresa pública, autonómica. Y, tras grandes líos financieros y judiciciales, vuelve a serlo.

En la crisis de los recortes, la Generalitat vendió ATLL a Acciona, que entre otras obras hizo la del Metro de Sabadell y, en ATLL, pujó contra AGBAR (Aguas de Barcelona), del grupo francés Indo-Suez, que a su vez en 2010 mediante opa adquirió la parte privada de CASSA. El ayuntamiento sigue en su 25%.

Habiendo vuelto ATLL a la Generalitat, el Conseller Damià Calvet ha anunciado y detallado inversiones por un valor total de 150 millones en infrastructuras para suministro de agua, en toda Catalunya. Y ha dejado claro que van en el presupueto de ATLL, no el de su Conselleria.

De esos 150 vienen los 17 destinados a Sabadell, de los que nada se había dicho antes y, en Sabadell, parecían haber pasado desapercibidos. Se trata, no obstante, de una infrastructura estratégica, crucial para la ciudad. Y estos 17 sin repercusiones directas sobre las recibos de agua en Sabadell.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí