Sigue el sainete del Passeig de la Revolució: Los ecologistas de ADENC se desdicen de sus críticas contra las talas

0

Más que álamos de los que dan alergias, ahora se talan pinos plantados en 1974, que están destruyendo el histórico Passeig de la Revolució y amenazan la vecina calle de Santa Teresa. Revientan pavimentos, aceras y muros. El Passeig de la Revolució, de 1866, es ante todo un sistema de muros de contención, de hace siglo y medio, en la inestable “timba del Ripoll”, y aquí en el tramo entre Quevedo y carretera de Caldes

Pero hay polémica, claro está. A efectos oficiales (los medios a quienes envían comunicados los organismos oficiales) incluso ha saltado entre el digital ISabadell y el en papel y digital Diari de Sabadell. El Dia de Sabadell también informa de ello, y aquí. Mientras,no obstante, el sainete da como género, y en ello el magisterio de Arniches aunque en lo del Sabadell actual.

Como hechos los siguientes: Hace una semana, el personal municipal o contratado por el Ayuntamiento al efecto, agredió a lo Ecce Homo de Borja los vetustos muros del Passeig de la Revolució, que durante 150 años han resistido sin más problemas. Los cubrieron con un revoque de cemento y ladrillos nuevos. El escándalo consiguiente no ha sido solo vecinal: Un atentado contra el patrimonio arquitectónico y urbanístico de Sabadell, lo que es.

Acto seguido,o sea el viernes, las talas de árboles. Comunicado inmediato de la entidad local ADENC (Associació per la Defensa i Estudi de la Natura a Catalunya) enviado a Isabadell, que lo publicó de inmediato y exclusiva (con los demás medios excluidos). Duras acusaciones: la de “tala desafortunada”, la de estar “erradicando el arbolado en este sector de la ciudad” y la de atentar contra la biodiversidad del lugar. Para “hacerselo mirar”. Entre 1866 y 1974, cuando los pinos, nunco hubo árboles allí.

El Dia de Sabadell, en el lugar de los hechos, pubicó el sábado una crónica de circunstancias. Se talan sobre todo pinos, no mencionados hasta entonces, y los hay aún más peligrosos por talar. Y hoy, en Diari de Sabadell, el presidente de la Asociación de Vecinos, asume como oportuna la tala en curso y desautoriza a la ADENC, que a su vez se limita ahora a decir, en dicho medio, que respondió “al requeriment d’un grup de veïns”.

Lo de los saientes y casi los vodeviles: “tu me dijiste, yo te dije…” A este nivel, queda por saber si las obras municipales en curso, en el Passeig de la Revolució, lo consolidarán para el futuro como el monumento histórico que es, y hasta que punto podrán hacer sostenible el aire de jardín que en las últimas décadas le han dado dos vecinas, llamadas Àngels las dos,

Por su iniciativa, en tiempos de Antoni Farrés se plantaron árboles en el lugar además de los pinos anteriores, estos de cuando Franco. Las actuales obras municipales, presupuestadas en la respetable cantidad de 300.000 euros, deberían poner orden, o sea mantinimiento y cuidado regular, también para asegurar el goce futuro de este espacio, por ello patrimonial.

Y si de las obras en curso resulta algo digno, que está por ver, deberían inaugurarlo dichas vecinas, de nombre Àngels. Ellas han plantado y limpiado allí, de su propia mano, sin más motivo que su propia decisión. Y cuando iban al Ayuntamiento a pedir ayuda, descubrieron que allí, en épocas, el Passeig de la Revolució era peor que algo ignorado: a efectos oficiales, marginal. Como antes el Ripoll, sin ir más lejos.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí