Crece la amenaza sobre el patrimonio: El Ayuntamiento confirma trámites para el derribo de Camps Hermanos

0

Lo ha señalado hoy la emisora municipal: “Segons avançava el digital El Dia de Sabadell i ha pogut confirmar Ràdio Sabadell“, el despacho fábrica de la razón textil Camps Hermanos, uno de los mejores edificios industriales del primer tercio del XX en la ciudad, está más que amenazado.

“Ha començat el procés per fer obres (demoliciones) a la finca. L’Ajuntament ha confirmat que des de fa uns mesos (la fecha sería dato sensible) s’està desenvolupant un Pla Especial de Millora Urbana (PMU), pas previ per començar els treballs”, derribo y nueva edificación.

Cabe dar gracias a la radio municipal, no solo por la mención que aquí resulta inaudita. El Dia de Sabadell ha sido, en efecto, el primer medio local en informar al respecto, lo cual se debe entre otras razones a su absoluta independencia. Pero antes nunca citaron este medio. También es un dato, por lo menos curioso.

Aunque con la mayor precariedad, y en ella el “pacte de la fam” contra periodistas tirados a la “muerte civil”, en la que tan eficientemente actúa desde casi sus inicios la municipal Ràdio Sabadell (“pacte de la fam”, previo silencio oficial), El Dia de Sabadell procura ser solvente en sus noticias.

Que Radio Sabadell cite a El Dia de Sabadell tiene un mérito, para su redactor. Antes, en el anterior gobierno, esa radio municipal ocultó los conflictos laborales en el antiguo Diari de Sabadell, que llegaron al Tribunal Supremo, y así ha ocultado también a El Dia de Sabadell

.
Pero aún siendo municipal omite, por ello o no, lo sustancial en la información ofrecida en El Dia de Sabadell sobre el valor del edificio, evidente en sí mismo y más si se consideran época, autoría, calidad funcional y constructiva: Arte e historia en arquitectura. En ello, silencio. Y en Ràdio Sabadell, oficial

La “versión” del medio municipal no acaba aquí. Es de lo más inquietante, toda vez que, con todo el respeto a su autor, abunda en datos falsos, lo de las “fakes”. Llega a afirmar que el edificio no está catalogado en el Plan de Protección del Patrimonio. Si lo dijera un juez…

Está catalogado, en efecto, aunque la protección es en este caso truculenta, podría proteger. Depende de un “estudio documental” que propietarios o promotores inmobiliaros han de encargar y pagar para los trámites en el Ayuntamiento, aunque el Ayuntamiento lo debería efectuar y asumir.

Y, ¿por qué este tema se plantea ahora? Hay motivos, claro. Primero: el Plan de Protección del Patrimonio del 2008 fue anulado por el Tribunal Supremo en 2014, y por ello en 2015 se encargó la redacción de otro nuevo, muy probablemente más restrictivo en este edificio.

Segundo: El plan de 2008 fue un “pegote”, en castizo. El Plan General Urbanístico (PGU), o Pla d’Ordenació Urbana Municipal (POUM) de 1992 (Farrés de alcalde y Dolors Calvet de edil ponente) se atascó en su parte de patrimonio, por lo del Imperial que pretendía derribar.

Tiró adelante el resto del plan, el “general” que contribuyó a la “burbuja inmobilaria”. Pero, en la parte de patrimonio, los partidarios del Imperial le pudieron. El Imperial acabó siendo municipal, aunque no se diga. Y, aunque no tanto en el Imperial, afectó a otros derribos allí previstos.

Lo de redactar otro plan de patrimonio, por aquello, vino en el último programa de Farrés, y quedó sin cumplir. Pero él, Farrés, y su concejal Antoni Sorolla, lo encargaron al arquitecto Manel Somoza, después mano derecha de Bustos, de principio a fin, pero sin “mercurio”.

Y Manel Somoza, ya con el concejal de ERC Miquel Civis, entones de Patrimonio, y Bustos de alcalde, entraron la fábrica-despacho de Camps Hermanos en su Plan de Patrimonio y su catálogo. Lo salve o no, fue un paso que, visto ahora con distancia, da margen y tuvo mérito.

El Plan de Patrimonio de Somoza-Civis-Bustos es, aún anulado en 2015 por el Supremo, el que ha impedido hasta ahora el derribo del despacho-fábrica de Camps Hermanos. Antes, en Farrés y Calvet con sus funcionarios, el patrimonio no tenía apenas valor como tal.

En su PGU-POUM, Calvet y Farrés marcaron, en efecto, la linea de derribo, para ensanchar la carretera de Terrassa. ¿Tendría sentido, por mucho que Calvet y Farrés lo decidieran entonces? Con ello, caería al suelo la magnífica fachada principal del depacho-fábrica Camps Hermanos, que no estaba catalogada entonces. El Imperial, sí lo estaba.

Pero el tratamiento en dicho plan Calvet-Farrés fue el mismo en ambos casos. Las calificaba como fincas a tratar en “Planes especiales”. En el Imperial descatalogándolo, que no le fue fácil ni de balde. Y, en Camps Hermanos, sin protección previa, la que hay: por Bustos.

Hay margen para la conservación de lo mejor de Camps Hermanos, si se plantea defenderlo. Y ni caso a lo que, con sus fuentes oficiales, publica hoy al respecto la emisora municipal: “L’edifici no està catalogat com a bé d’interès local sinó com a “altres béns”. Es falso, “fake”.

El antiguo cuartel de la Guardia Civil tiene el mismo nivel de protección que el despacho-fábrica de Camps Hermanos. En tiempos de Bustos, cayeron edificios afectados por la tal “protección” solo documental. Por ejemplo, el de Fermí Abad en calle Montserrat. Pero..,

En Camps Hermanos, que en Bustos-Somoza entró en el catálogo de Patrimonio, pesaba y pesa la rémora Farrés-Calvet, de destruir lo mejor del edificio, la fachada ante La Mata. Se dice, y se sabe, que Bustos y Somoza pararon hace diez años intentos de derribo. Creíble.

Ni Bustos se atrevió con el de Camps Hermanos, Y si a El Dia de Sabadell van a amenazarle, pues que ya puestos lo de haber llegado al Supremo (“valientes y honrados”, en el himno) Tampoco aquel Bustos demolió el cuartel de la Guardia Civil, aun derribando las cuadras.

Antoni Vilanova, autor del futuro plan de patrimonio, porque el aún ahora vigente lo anuló el Supremo en 2014, aseguró que el cuartel de la Guardia Civil estaría protegido de verdad, no solo en “lo documental”. Y respecto a lo de Camps Hermanos, no “levantó la liebre”.

Antoni Vilanova lo explicó en charlas a las que solo fue un periodista, o por lo menos solo éste publicó sobre ello, en El Dia de Sabadell claro está. Su Plan de Patrimonio podría estar vigente si el gobierno anterior lo hubiera aprobado en trámite inicial, como anunció. y no cumplió.

Un consejo para los periodistas de los medios oficiales, y aquí los de Radio Sabadell. En lugar de citar a El Dia de Sabadell, lo cual se agradece muchísimo y más si rompe lo del “pacte de la fam” sempiterno, Antoni Vilanova puede explicar más, y mejor. En sus medios, si no hay censura, les será más fácil. Y la información consiguiente, tendrá mérito. Aquí se espera.

Y respecto al valor patrimonial del edificio, lo fundamental al caso y ahora omitido por la municipal Ràdio Sabadell y los demás medios oficiales, va en la noticia que publicó El Dia de Sabadell, que de aquí la reacción. Obra de Joaquim Manich, y magnífica por si misma.

Lo del derribo sin más, al cual hoy Rádio Sabadell le ha dado un empujón, sería una atrocidad. Por atrocidades, quizá da igual que si de Farrés o de Bustos, que en sus respestivos estilos, mandatos y en mayor o menor medida…. y aquí a mirarlo con mayor detalle, quizá habrá historiadores.

Pero, a estas alturas, más agresiones contra el Patrimonio, y tal como está Sabadell…. En Camps Hermanos hay margen, porque la finca es inmensa (tal vez una hectarea entera a vista de plano, y lo mejor del conjunto, incluyendo despacho y parte de lo que fue fábrica, no llega ni a la mitad. Conclusiòn, que un técnico solvente lo resuelva y explique.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí