Más delincuencia en Sabadell, según estadísticas del Ministerio de Interior: La inseguridad no es solo una sensación.

0
Lugar de la calle Gràcia de Sabadell donde falleció acuchillado un joven barcelonés, señalado con las velas encendidas por sus allegados

Entre enero y junio de este 2019, en Sabadell se han registrado (o sea, motivado acciones policiales y por tanto judiciales), un total de 4.167 “infracciones al Código Penal”, categoria que incluye tanto los delitos, penados con prisión, como las faltas, con penas menores. En relación al mismo semestre de 2018, supone un incremento del 5,2%.

Los robos de coches son, precisamente, lo que más aumenta, aunque no se hable de ello. En parte porque no es un delito muy frecuente. Ha crecido en un 60’4%. En el primer semestre de 2018 se dieron 53 casos, y en este 87. Y crecen también los hurtos, los pequeños robos al descuido que causan sensación de inseguridad. De 1.118 a 1.142, un 2,1% más.

Más delincuencia en Sabadell, según estadísticas del Ministerio de Interior: La inseguridad no es solo una sensación. 1
Y crecen asimismo los “delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultaria”, o sea las agresiones graves, peleas y altercados. En los seis primeros meses de 2018 fueron 121 y en los de 2019, 123. En terminos absolotos dos casos más, y en porcentuales un 1,7% más. Es la categoria que, en cuanto a violencia y pena, va justo por debajo de los homicidios y asesinatos.

Pero la cantidad, como medida, resulta un parámetro limitado. La intensidad, o la gravedad de los hechos, cuentan más a efectos de inquietud social y trascendencia política. Resulta que las “agresiones sexuales con penetracion”, han disminuido tanto como un -63.6% de este año al pasado. No obstante, en este se ha producido la de la “manada de Sabadell”.

Tambien descienden, un -11’4% en concreto, los “delitos contra la libertad e indemnidad sexual”. En esta categoría entran las agresiones que, aún con finalidad y contenido sexual, no llegan a “penetraciones” médicamente verificables. Pero, sin embargo, aumenta una tercera categoría, la del “resto de delitos contra la libertad e indemnidad sexual”, en un 6,1%.

Se trata, en esta categoría, de 33 casos en el primer trimestre de 2018 frente a 35 en 2019. Van los actos contra personas vulnerables, de la infancia a las mujeres, los acosos en lugares de trabajo, locales públicos, domicilios y, por supuesto, aquello de los “sustos”, en las “calles oscuras”, espacios solitarios o desolados. La violencia no se ha inventado ahora.

Disminuyen los atracos y los asaltos a establecimientos y domicilios, en un -7,7% en ambos casos. En esta última categoría, el Ministerio del Interior desglosa los asaltos a domicilios, “robos con fuerza a domicilios”, en la cual el descenso es más pronunciado: un -26%. Pero lo que más abulta y crece son el “resto de infracciones penales”, con datos muy inquietantes.

La estadística, aun siendo del Ministerio del Interior, falla ostensiblemente al respecto. Si el total de “infracciones penales” en Sabadell fue de 3.961 en los seis primeros meses de 2018 y de 4.169 en los de 2019, a ese “resto de infracciones” corresponden nada menos que 2.090, en 2018, y 2.294, en 2019, o sea más que dos terceras partes del total y además creciendo, en un 9’8%.

El vandalismo, los daños a bienes o las ocupaciones ilegales, entre otros muchos casos, van dentro de este epígrafe no solo confuso por genérico. La sensación de inseguridad, que no es solo sensación, tiene que ver con este tipo de delitos, convertidos ahora en cotidianos pero sin que por ello dejen de ser delitos. En la estadística, un baño de realidad.

Y en lo más grave, los homicidios, en Sabadell hubo un caso en el primer trimestre de 2018, el que costo a la vida a la añorada, ejemplar comerciante y mejor persona, sobre todo, Feli Álvarez Navarro (¿A qué vino aquel silencio municipal y por ello de los medios locales oficiales?) y ahora, en reciente, la muerte del joven barcelonés, informático, acuchillado en la calle Gràcia, aún por esclarecer.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí