Según Marta Farrés: El bosque de Can Deu y Colobrers, a salvo del Cuarto Cinturón

0

El Ministerio de Fomento está diseñando el anteproyecto (estudio informativo) del Cuarto Cinturón en su tramo por Sabadell y, según la alcaldesa Marta Farrés, no afectará al bosque de Can Deu ni al torrente de la Tosca (Colobrers en su nombre reciente y postizo).

Así lo ha afirmado en rueda de prensa, coincidiendo con la efeméride de sus primeros cien días en la alcaldía, y al ser requerida a dar detalles sobre su reciente visita al Secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, en el Ministerio de Fomento.

“No se tocará el bosque de Can Deu ni tampoco Colobrers”, asegura Marta Farrés, que en ello cita el anteproyecto que el Ministerio de Fomento está diseñando al respecto. Según confirma, a su paso por Sabadell el Cuarto Cinturón encajará con la proyectada Ronda Nord.

Desde hace más de medio siglo, cuando se trazó el sistema de rondas de Sabadell, la reserva de suelo para la Ronda Nord ocupa la franja situada entre los barrios de Can Deu y Planada del Pintor, ocupada ahora por instalaciones deportivas y pequeñas edificaciones a precario.

El Cuarto Cinturón, B-40 o autovía orbital Mataró-Abrera, a punto de llegar a Terrassa desde Martorell, bordeará por el este el casco urbano de la vecina ciudad así como Torrebonica y Can Bonvilar (Club de Golf) desde donde enlazará con la ronda Oest de Sabadell.

El enlace se efectuaría mediante un nudo viario situado en la zona de Mas Canals, cercana al barrio de la Roureda, y previsto ya en anteriores anteproyectos del Cuarto Cinturon, cuyos trámites caducaron y así dejaron pendiente la redacción del proyecto ejecutivo de la obra.

El actual anteproyecto se efectúa con cargo a los presupuestos Generales del Estado para 2017, vigentes todavía tras sucesivas prórrogas, que como los anteriores incluían la partida correspondiente, en concreto de 572.720 euros para el tramo Terrassa-Caldes de Montbui.

Como gran novedad, además de la de mantener intacto el bosque de Can Deu, Marta Farrés destaca la de “no tocar Colobrers ni construir ningún gran nudo o rotonda en el Ripoll”. Se conseguirá, señala, utilizando el actual viaducto de la carretera Sabadell-Castellar, B-124.

Según la alcaldesa, el descenso de la Ronda Nord hacia el Ripoll, desde Can Deu, “tampoco tendrá pendientes excesivas. Aunque ahora mismo no recuerdo el detalle exacto, se estaría sobre un 6% (seis metros de desnivel por cada cien de longitud)”, añade.

A Pedro Saura, el secretario de Estado, Marta Farrés también le pidió que el Tramo Terrassa-Castellar, con Sabadell en medio, sea el próximo en construirse. “Además de que hay un compromiso, es lo más lógico y lo más viable”, considera la alcaldesa.

Aunque de momento no hay fechas, es de esperar que el próximo gobierno presente y someta a exposición pública, con el consiguiente periodo de alegaciones, el anteproyecto (estudio informativo). Tal como es preceptivo, incluirá varios trazados alternativos.

También incluirá los asimismo preceptivos estudios de impacto medioambiental, urbano y de costes con su correspondiente financiación. De prosperar, y ya sin ningún trámite más derivará en el proyecto ejecutivo de la construcción y, de ahí, la licitación y adjudicación.

Y Marta Farrés invoca el acuerdo entre los ayuntamientos de Terrassa, Sabadell y Castellar, así como el que los alcaldes promueven entre el Ministerio de Fomento (promotor del Cuarto Cinturón) y la Generalitat (que debe completar el sistema de rondas de Sabadell).

“La Ronda Vallés (en referencia al tramo Terrassa-Castellar de la B-40 o Cuarto Cinturón) es una infraestructura prioritaria, vital para Sabadell. Pemitirá sacar de la ciudad más de 20.000 vehículos de paso, que solo la cruzan, desde y hacia otras poblaciones”, señala Marta Farrés

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí