Otra “manifestación CDR” frente a Comisaría: Los “bastoners”, los “paquis” y las subvenciones evitan incidentes

0

Otra vez unos dos mil manifestantes independentistas frente a la Comisaría de Policía, en la Gran Via que por supuesto han cortado en la noche de este sábado tal como lo hicieron en la del martes pasado. Convocados mediante redes de las del móvil, todo ello muy parecido.

Pero no ha terminado con incidentes ni cargas policiales, entre otras razones porque había otro punto en la agenda de buena parte de los concurrentes: La Diada dels Bastoners que, en lo que fueron “els jardinets” (plaza del Dr. Robert) tenían cena y lo que dicen “concierto”.

Lo cierto es que, bien pasadas las diez, el grueso de los manifestantes se han ido, hacia Dr. Robert y los “bastoners”. Sobre todo, la concurrencia más juvenil y fornida de lo que hasta entonces había sido una manifestación inquietante, con mayor cobertura policial que la visible desde la Gran Via.

Y, cuando han llegado als Jardinets, han salvado literalmente la fiesta, hasta entonces de lo más desangelado. Las mesas de la cena puestas en el Racó del Campanar seguían vacías en su mayor parte, así como el escenario para el concierto, presidido por un gran lazo amarillo.

Las fuerzas policiales estaban a punto para incidentes más graves que los del martes, a la vista del despliegue que, sin embargo, han mantenido con discreción en calles apartadas, sin exhibirlo ante los manifestantes. Serenidad y prevención, en lo mejor de su oficio.

En la Gran Via solo se veían a los Mossos con una menguada dotación de efectivos de los ARRO y un despliegue de vehículos que solo aparentaban, incluído el de los atestados de tráfico. Pero detrás había más de los GRS de la Guardia Civil y los UIP de la Policía Nacional.

La Policía Municipal ha escoltado el paso de los hasta entonces manifestantes hacia Dr. Robert y el Ayuntamiento, camino de la Diada dels Bastoners. Pero no lo han hecho en manifestación. Por la acera y parando, eso sí, entre Convento y Vilarrúbias, donde hay un “paqui”.

“Els paquis serán sempre nostres”, ha sido el grito que han coreado en este momento tan preciso. Han hecho gasto, en efecto, y dicho sea para no entrar en más detalles. Algunos con su “xibeca” individual, y los más porque tres horas de manifestación dan más que sed.

Otra "manifestación CDR" frente a Comisaría: Los "bastoners", los "paquis" y las subvenciones evitan incidentes 1
Hay un componente “hooligan”, en toda esta historia. Dicho sea sin negar otros de mayor vuelo, tal vez. En toda esta historia van cuestiones que incluso superan la política nacional. El de los nacional-populismos es el gran hecho histórico, presente, en el mundo occidental, del Brexit a Polonia pasando por Salvini y lo de aquí, que también incluye a los “bastoners” y la llamada “cultura popular”

Hoy, en Sabadell, todo ha terminado en esa otra vertiente, la de la Diada dels Bastoners. Los asistentes procedentes de la manifestación la han salvado, en cuanto a concurrencia. Es más que probable que las subvenciones municipales no entren a valorar nada en eso. Pagarán igual. Pero habiendo fiesta, y pagada por el Ayuntamiento, pues que hay esta parroquia…

La tal “cultura popular” no es popular ni cultura, claro está y aunque de igual. Lo de los bastoners, en concreto, llegó a Sabadell mediante la Obra Sindical de Educación y Descanso, del franquismo, con la que se extinguió entonces. En el régimen actual renació en 1996, también mediante subvenciones.

Los últimos directores del periódico Sabadell, el del yugo y las flechas, y el primero del que ahora sigue siendo Diari de Sabadell, tenían en su despacho un “bastó” de los “bastoners”. En días críticos, durante la Transición, lo llevaron bajo sus abrigos, por si acaso.

La idea fue de Josep Palau Blancher, fundador de los primeros “bastoners” y director del Sabadell hasta las vigilias de la huelga general de 1976. Su sucesor en dicho cargo, y presidente de Vallesana de Publicaciones editora del DS hasta repartirse bastante más que los dos millones finales, heredó aquel “bastó”.

Pero hoy, en efecto, la noche no ha terminado con palos mucho peores, virulentos. Desde el franquismo a la Cup y ERC cuando pasaron por el gobierno municipal, y por supuesto el PSC, de Saura a Marta Farrés, lo dels “bastoners” y lo demás de eso es sagrado. Y hoy se ha amortizado.

Digitales independentistas dan otra versión: la de un grupo “ultra”, y la desconvocatoria para evitar males mayores. En la esquina de Vila Cinca con Gran Vía, y casi escondidos, hubo en efecto solo cuatro individuos con una bandera montada en una simulación de lanza.

Tal como ha constatado El Dia de Sabadell, porque los ha visto, tenían a los Mossos al lado, vigilándolos. Retiraron, controlados, más de una hora antes que terminara la manifestación ante la Comisaría. En estas situaciones todo puede ser un peligro, y allí estaba la policía.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí