Can Deu y los edificios de Caixa Sabadell en saldo: “Escaqueo” de Farrés y Gibert (PSC)

0

Si fuera broma, la visión del fatídico “se alquila” en el monumental edificio que fue sede de Caixa Sabadell sería de muy mal gusto: de lo más ofensivo para la ciudad. Pero desde hace semanas es real, bien sangrante. Tanto, que el dato se calla, salvo en El Dia de Sabadell.

En portales inmobiliarios de internet se ofrece a precio más que irrisorio: 6.250 euros mes (75.000 anuales) por los 4.500 metros de la mejor arquitectura del último modernismo y en pleno centro de Sabadell, a los mismos 10 euros metro de cualquier piso en la Concòrdia o Can Puiggener.

Si lo que fue la sede central de Caixa Sabadell sale al mercado en este plan, ¿qué no será del bosque de Can Deu, propiedad asimismo de lo que queda de aquella Caixa?. Degradado no solo por el temporal que lo arrasó en 2014, incluso ha visto proliferar vertederos ilegales.

No es solo efecto de la insolvencia fundamental, convertida ya en quiebra inminente, de la Fundació Antiga Caixa Sabadell. Además, se le han acabado los 2.5 millones de euros que a razón de 500.000 año le venía pagando el BBVA, como alquiler del edificio de la calle Gracia

En 2014, cuando por un euro compró Unnim (las excajas de Sabadell, Terrassa y Manlleu), ya advirtió que solo lo pagaría durante 5 años. La tal Fundació ha dilapidado así la mitad de su presupuesto, superior al millón de euros años, manteniendo poco e invirtiendo menos.

Pero en novedad esperanzadora, según ha podido confirmar El Dia de Sabadell, el primer teniente de alcaldesa de la alcaldesa Marta Farrés, Pol Gibert, se acaba de convertir en miembro del patronato de la Fundació Antiga Caixa Sabadell. En plena crisis, precisamente.

¿Qué piensa hacer? De momento, retirarse del tal patronato tan pronto como pueda y el pleno municipal le autorice a ello, según él mismo ha confirmado a El Día de Sabadell. No solo en Can Deu, a eso hay quien lo llamaría “escaquearse”. Y está por ver, que no sea así.

Hay el antecedente de Manlleu, donde el Ayuntamiento de dicha ciudad y la Diputación se hicieron cargo de buena parte de la Obra Social de su antigua caja cuando, tras el tránsito de Unnim, aquella pasó a ser absorbida por el BBVA, como la de Sabadell. Allí se municipalizó.

“Ojalá se implicara la Diputación, pero la antigua Caixa Sabadell no lo ha planteado”, se ha limitado a comentar Pol Gibert, al confirmar la noticia de su advenimento a miembro del patronato de la Fundació Antiga Caixa Sabadell, para nada deseado vista su reacción.

La entrada de Pol Gibert en dicha fundación ha sucedido a causa del fin del mandato de quien, por acuerdo consistorial de 2014, representaba al Ayuntamiento en tal organismo. Se trata del arquitecto Xavier Sauquet, histórico del PSC y numerario de la Bosch y Cardellach.

El gobierno de Marta Farrés busca ahora un perfil similar para sustituir a Sauquet y relevar a Pol Gibert de su implicación directa en la Fundació Antiga Caixa Sabadell. “Es un tema de entidades”, ha dicho éste a El Dia de Sabadell, zanjando así la confirmación de la noticia.

Pero el panorama no es el mismo que en 2014. Además de haberse cerrado el grifo de los 2.5 millones de euros, las cifras en cuanto a la gestión de la Fundació Antiga Caixa resultan escalofriantes y, no menos sensible, esta entidad ha acumulado conflictos ciudadanos.

Los tuvo, aunque ahora momentaneamente superados, con la Fundació Bosch y Cardellach, institución académica local. Y, a causa del abandono del bosque de Can Deu, los mantiene con colectivos vecinales, que por ello vindican la municipalización de este pulmón comarcal.

Las cifras dan perspectiva. La Fundació Antiga Caixa Sabadell ha dado a conocer algunas a modo de publireportajes en sus medios clientes: Diari de Sabadell, Isabadell, Nació Sabadell y la municipal Ràdio Sabadell. Aun en endulcorado, “os seguiremos pagando”, los datos aterrorizan.

De lo dictado por dicha Fundació a Diari de Sabadell, y que por ello no lo explicita, se deduce que ésta gasta en Can Deu 130.000 anuales en “actividades”, dos “festes”, primavera y “tardor”, que en “alquiler” le patrocina el BBVA, y solo 100.000 en el mantenimiento del bosque y la masía.

El mantenimiento y actividad en la antigua Escuela Industrial, lo que fue la Obra Social de Caixa Sabadell, con la añorada biblioteca, se le llevaría ahora 300.000 euros. Y 100.000 el mantenimiento del edifició de la calle Gracia, por el que pide 75.000 de alquiler. Ni el gasto.

Y, de aquí, la cifra fundamental: Si hasta ahora, durante cinco años, ha recibido más de 500.000 euros del BBVA, a partir de enero solo tiene medio asegurados 50.000, una décima parte, que sacará de la hasta ahora sede de la Fundació Bosch i Cardellach, en la calle Indústria.

La institución académica local se ha avenido a dejar su sede, en la que tenía  un contrato de comodato (cesión gratuita) hasta 2030, para que la Fundació Antiga Caixa Sabadell pueda alquilarla al Colegio de Ingenieros, que le pagará dichos 50.000 año. Menos es nada, claro.

Si alguien pagara los 75.000 que pide por el gran edificio de la calle Gracia, serían 125.000. Se habla de algo de restaurantes o de moda, pero en concreto nada. Incluso sería más un perjuicio que un beneficio, en términos de patrimonio. Y no da ni para mantener Can Deu.

Para alquilar los 400 metros cuadrados en planta baja del 18 de calle Indústria, en el sótano de otros 400 quedará encerrado el valosiosímo fondo documental de la Fundació Bosch i Cardellach, que solo a precio de anticuario superaría facilmente los dos millones de euros.

Y todo ello, además, revela otro considerable quebranto en el “debe” de la Fundació Antiga Caixa Sabadell: la devalución de su patrimonio que, en la escritura de constitución a la que ha tenido acceso El Dia de Sabadell se valoró, en 2014, en 33.060.813 euros, que ya no vale.

Can Deu y los edificios de Caixa Sabadell en saldo: "Escaqueo" de Farrés y Gibert (PSC) 1
Anuncio para el alquiler, por 75.000 euros años, de lo que fue la sede central de Caixa Sabadell, publicado por una inmobiliaria

El Can Deu todavía arrasado no vale lo que valía en aquel 2014, antes del temporal. Y, a un precio tan bajo de alquiler como el que ha salido al mercado inmabiliario, la antigua sede de Caixa Sabadell ha perdido el valor de “palacio”, el del ahorro, que se le diera entonces.

Para la “municipalización” de Can Deu, vindicada por los vecinos, o para la eventual venta de cualquier activo de la Fundació Antiga Caixa Sabadell es toda una losa, toda vez que ésta está obligada a mantener su “capital fundacional”, a aquel precio de 2014 por lo menos.

Y, la gran cuestión: ¿Quién decide y administra en todo ello?. De momento, y aquí el regidor Pol Gibert como portavoz, el gobierno municipal quiere mantenerse lo más lejos mejor, si es que puede. Por ahí va lo de las “entidades”, que dice como teniente de alcaldesa.

El Club Natació o la Unió Excursionista, en efecto, tienen tanto peso, en la Fundació Antiga Caixa Sabadell, como el propio Ayuntamiento y otras entidades locales representadas igualmente en su patronato según los estatutos de la misma , reformables no obstante.

En los estatutos y en documentos de la Generalitat, que evidentmente El Dia de Sabadell tiene perfectamente copiados y leidos, solo tres de los dirigentes de la Fundació no figuran como representantes de entidades. Responderán, si acaso, ante la Generalitat.

Son, en concreto, su presidente Joan B. Casas, ex-decano del Colegio de Economistas; el industrial del sector químico Francesc Clusella, último vicepresidente de Caixa Sabadell, y Josep Masip, administrativo con larga trayectoria como voluntario y directivo en Creu Roja.

Cualidades personales aparte, y dando por descontada su mejor voluntad cívica, su reacción ante la crisis e inminente quiebra consiste, según sus publireportajes, en “mantener la actividad” de la Fundació, irrelevante y de escasísima proyección pese a su alto coste.

Del patrimonio, en dichos “publis” por no decir “fakenews”, ni una palabra. De titular, las expectivas de “alquileres”, por lo demás míseras e incapaces de salvar Can Deu, siquiera. Aún así, según Pol Gibert, va de “entidades”, limitadas de por sí y con otras finalidades.

¿Qué va a hacer el Ayuntamiento? De momento, Pol Gibert apenas ha respondido a solo dos preguntas efectuadas por El Dia de Sabadell, a emboscada y bocajarro y en la salida de un pleno porque el boicot va en alza. A El Dia de Sabadell, el PSC no le concede entrevistas.

Sabrán porqué, que aquí no consta, ni se imagina y menos aún prejuzga (aquí se ha dado cuenta del desastre de los museos y el de la fiesta mayor. Cultura es la caverna municipal, y allí el catalanista y sobre todo populista Simón Saura como antecesor, ¿protocensor?).

El Ayuntamiento podría intentar, quizá, abrir puentes con la Diputación. Tal vez sería un buen camino pàra afrontar la crisis de la antigua Caixa Sabadell, porque existe el antecedente de Caixa Manlleu y porque la corporación provincial-municipal podría dar para ello. Está en sus lineas de actuación, por lo menos.

El autor de los edificios de Caixa Sabadell, Jeroni Martorell i Tarrats, fue el fundador en 1915 del Servei del Patrimoni de la Diputación, donde por ello se le sigue venerando. Lo mejor lo construyó  justo antes en Sabadell, Imperial y Sant Félix incluidos, pero como restuador creó el Barri Gòtic y mucho más.

Respecto a Can Deu, la Diputación sería tanto o más oportuna. Los espacios naturales son uno de sus grandes temas y competencias, y aquí el de Sant Llorenç del Munt. ¿Por qué no podría intervenir en Can Deu, y con ello contribuir a revitalizarlo?

Estatutos en mano, la actual Fundació Antiga Caixa Sabadell es perfectamente libre para suscribir convenios de colaboración y proyectos con organismos privados, y aquí el BBVA, o administraciones públicas, siempre y cuando no anajene o malvenda su patrimonio.

Y otro dato más: Si la Fundació Antiga Caixa Sabadell se dice heredera de los fundadores de aquella caja de ahorros, basta ir al acta fundacional de la misma, fechada en diciembre de 1859, hace 160 años. Se constituyó en el entonces Salón Consistorial del Ayuntamiento.

Can Deu y los edificios de Caixa Sabadell en saldo: "Escaqueo" de Farrés y Gibert (PSC) 2
Mención al Bosque de Can Deu en el programa electoral del PSC en las pasadas municipales

Se trata de cuestiones que darían pie a una entrevista, que no publireportaje (para ello, la Fundació Antiga Caixa Sabadell y el neo Diari de Sabadell, como que tal para cual, en tales maniobras de ocultación). Si el actual gobierno municipal la concede, habrá quien la lea.

Última pregunta: En el programa de las pasadas municipales, el PSC señaló: “No deixarem que la ciutat perdi el Bosc de Can Deu. Vetllarem per tal que la propietat continuï (sic.) amb les tasques de recuperació i reforestació. i treballarem perquè sigui de gestió pública”.

¿Quien, en nombre del Ayuntamiento, lo defenderá en el patronato de la Fundació Antiga Caixa Sabadell? Si Pol Gibert se “escaquea”, tal como ha declarado a El Dia de Sabadell, el Consistorio deberá nombrar en pleno otro representante municipal. Da para debate, claro.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí