Banco Sabadell gana la batalla al mercado y apunta más allá del euro por acción, con movimientos a la vista

0

Paso a paso. Por primera vez en el último año y medio, la presentación de Banco Sabadell no ha supuesto un dolor de cabeza para sus accionistas. La firma ha presentado hoy unos resultados “decentes”, en palabras de los analistas, aunque alejados de todo brillo. De hecho, las subidas iniciales se desinflaron rápido en bolsa hasta cerrar en rojo. Aun así, el valor consiguió mantenerse por encima del euro por acción, un nivel que será su gran reto en los próximos meses mientras llegan movimientos corporativos de gran calado.

Los puntos positivos a los que se han agarrado los inversores es que la firma ha logrado dar solidez a dos apartados críticos: el margen de intereses y el capital. El primero hace referencia a la evolución puramente bancaria de cualquier entidad, la de apuntarse el diferencial entre lo que cobra por prestar dinero, intereses, y lo que le cuesta ese capital, los depósitos (principalmente). “El NII, como se conoce en la jerga financiero, secuencial plano es mejor de lo esperado, aunque las perspectivas a largo plazo siguen siendo desafiantes”.

En concreto, el banco presidido por Josep Oliu presentó un margen de intereses de 2.712 millones de euros a cierre de septiembre, un 1,1% menos interanual. La caída se debe principalmente a la aplicación de la normativa internacional de información financiera 16, relativa a arrendamiento. Aunque obviamente también se ha visto afectada por los menores tipos de interés a largo plazo. La buena noticia es que en el desagregado trimestral dicha partida ha crecido un 0,1%, situándose en 906 millones, lo que implica que la tendencia es positiva.

En segundo lugar, también ha brillado la mejora en la solvencia que ha mostrado la entidad. Así, Banco Sabadell ha alcanzado una ratio CET1 fully loaded, el indicador que muestra el capital de máxima seguridad que tiene un banco,  del 11,4%. Asimismo, la ratio CET1 phase in alcanza el 12,1%, de modo que la entidad mantiene su objetivo de cerrar el ejercicio 2019 con una ratio de capital de máxima seguridad de, como mínimo, el 11,6%. Con ello, la entidad ha conseguido dar carpetazo, por el momento, a las dudas que mostraban muchos analistas de su capacidad para generar capital. Una habilidad que se reforzará próximamente gracias a que ha decidido volver al pago mediante acciones.

LA MOROSIDAD Y TSB SIGUEN LASTRANDO AL SABADELL
Uno de los apartados que menos han convencido a los inversores en la evolución de la morosidad, donde Sabadell (que tras comerse a la CAM multiplicó sus créditos en impago) está bajo la lupa. “El rendimiento de los costes y la mala evolución de los préstamos morosos (NPL) quitan algo de brillo”, señalan los analistas. A pesar de ello, la entidad siguió con su progreso de eliminación de activos problemáticos.

Con ello, el saldo de activos problemáticos de Sabadell se situó en los 7.424 millones de euros a cierre de septiembre, de los que 6.391 millones corresponden a activos dudosos y 1.032 millones a activos adjudicados. Lo anterior, supone  una reducción en el año de 855 millones de euros,  y destaca en el trimestre la reducción de 829 millones de euros, principalmente por la venta de carteras afectadas por impagos.

Aun así, el gran problema sigue siendo qué hacer con TSB. Lo que iba a ser la joya de la corona para Oliu y su equipo no ha dejado de dar dolores de cabeza. “Sabadell necesita cambiar su filial británica, que sigue siendo un lastre para los retornos”, advierten los analistas. La entidad deberá ejecutar un nuevo plan estratégico, que se presentará en noviembre, en el que “probablemente se centrarán los recortes de gastos”, señalan desde Bloomberg.

El mercado británico se caracteriza por las bajas tasas de interés y la dura competencia que son un obstáculo para el desarrollo del negocio de TSB. Así, los recursos de clientes en balance presentaron un aumento del 2,1% interanual y del 1,5% en el trimestre apoyado en el crecimiento de las cuentas a la vista, y la inversión crediticia muestra un crecimiento del 0,9% interanual y del 2,8% en el trimestre por el  elevado volumen de solicitudes recibidas, lo que se tradujo en mayores formalizaciones. Como se pueden ver, son cifras muy bajas de crecimiento.

LA FRONTERA DEL EURO
Tras el rally en el último mes, Banco Sabadell ha logrado recuperar el verde en lo que va de año y, con ello, el euro por acción. Aun así, ese parece ser el punto máximo que puede alcanzar la entidad sin medidas adicionales, según las firmas de inversión. Una de las últimas que ajustó sus cifras, Citi, estableció un precio objetivo para la firma del Vallés de 1 euro por título, lo que supone que apenas le queda recorrida al alza. La misma valoración que Barclays, mientras que UBS y HSBC espera una pequeña revalorización extra, hasta el 1,05 euros y 1,09 euros respectivamente.

Pese a que en la actualidad la banca de inversión no le da mucho más recorrido a la entidad catalana, la mejora en la eficiencia de costes le permitiría profundizar al alza más allá del euro por título. La clave será el ahorre de costes y la mejora de la eficiencia. Para ello, el banco ha proyectado para el año que viene el cierre de unas 200 oficinas que irá seguido de un plan de prejubilaciones. Según Jaume Guardiola, el banco “adaptará los cierres a la salida natural de trabajadores”. “Será una gestión ordenada”, ha destacado el ceo, tras admitir que el objetivo es también “maximizar la cuenta de resultados” del banco.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí