A propósito de Artèxtil, Juli Fernández (ERC) vacila a Lourdes Ciuró (Junts): “No habrá fondos europeos”

0

Sin hablar del Museu del Teixit i la Moda, por ahora el único proyecto concreto, ambicioso y coherente, para lo que queda de Artèxtil, la portavoz de Junts per Sabadell (JuntsxSBD), Lourdes Ciuró, pone este edificio en el centro de su propuesta “Sabadell ciutat universitària”, presentada como moción y aprobada por unamidad, en este pleno de noviembre celebrado hoy.

Pero a Juli Fernández (ERC), aún así, le ha dado por el “vacile”, en argot de cuando Franco ya era cadáver. Ha bastado que Lourdes Ciuró se refiriera a “transferencia de conocimientos de la universidad a los tejidos económicos y sociales de la ciudad”, que ha dicho la edil y en ello ha invocado la cercanía del campus UAB, la ESDI y el Taulí, entre Gran Via y Covadonga.

Juli Fernández le ha opuesto la compra, el año pasado y en sus últimos meses de gobierno, de lo que fue la España Industrial junto al Instituto Pau Vila, en Gracia. La llama, “Sallarès Deu”, y con él el funcionariado y los medios oficiales (ISabadell, neo-DS, radio..,) ¡Serán catetos! La genuina Sallarés Deu está en calle Industria y es sede de Aigües Sabadell.

Y le ha dicho, a Lourdes Ciuró, que no espere dinero de Bruselas para convertir Artèxtil en un foco de conocimiento, motor económico, innovación o creatividad, porque de los fondos del programa europeo Edusi se llevó un millón de euros para la compra, por 4,5 millones de lo que fue fábrica de la potente España Industrial, y él hace llamar Sallarés Deu. Más poder…

“No puede haber dos espacios a la vez dotados con fondos del programa europeo Edusi”, le ha echado en cara Juli Fernández a Lourdes Ciuró, recién regresada al Consistorio en este mandato y, por tanto, ajena a dicha decisión impulsada por el exalcalde de ERC. Lo ha dicho en tono prepotente, desde luego. Lourdes Ciuró, en cambio, no ha sido para nada agresiva.

Juli Fernández ha recordado que su primera intención fue convertir Artèxtil en dependencias municipales, lo cual ahora en la oposición ha venido a asumir como descartado. Maties Serracant (Crida-Cup), que fue su socio de gobierno, no ha entrado en este extremo, pero por lo demás se ha mostrado de lo más solidario con el dirigente de ERC y su partido, ambos en el nacionalpopulismo.

Ciuró, no obstante, ha destacado la labor de Juli Fernández en el proyecto de reordenación de la cornisa del Ripoll, entre la plaza de Sant Salvador y Tres Creus, llamado “balcó del Ripoll”, cuyo trámite se inició al final del mandato pasado, y asimismo las gestiones y compras por las que el Ayuntamiento dispone de 8.000 metros en Artèxtil. Otros 2000 son un solar para pisos.

La moción de Lourdes Ciuró ha pasado como lo que es, una declaración de principios. Pero la edil le ha dado valor. Como mínimo, marca finalidades. Lo ha calificado de “proyecto de ciudad”, aunque evidentemente aún no llega a ello, y lo ha fiado a iniciativas de la UAB, en lo que le han secundado los demás grupos municipales, en especial el del PSC.

La ESDI, en los antiguos Docks frente al Club Natació en la Gran Via, pertenece a la Ramon Llull, y no es menos potente que el Campus Emprius-Bonavista de la UAB en Covadonga. El Campus de Terrassa es UPC, y se afianza en la aeronáutica aunque el aeropuerto esté en Sabadell. Y la ESCAC (cine y audiovisual) prefería Sabadell, pero Farrés derribó el Imperial. ¿No hay más universidad que la UAB y su “gobernanza”, en el decir hoy del edil José Luis Fernández (Cs)?

Y mientras. sigue la acelarada degradación de la ahora municipal fábrica Artèxtil a la que Lourdes Ciuró ha colmado de elogios, pero quedándose en los adjetivos y sin ir a sustantivos. Nada sobre la urgentísima necesidad de evitar que se siga vandalizando y destruyendo. Ni la evidencia, ni las noticias en El Dia de Sabadell. Respecto al patrimonio, como si aún mandaran Farrés o Bustos.

La que dicen Sallarès Deu fue construida en 1903 por la razón Hilados del Mohair, originaria de Terrassa, y el autor del edificio fue Lluís Moncunil, que en la vecina ciudad construyó la Masia Freixa y la fábrica Aymerich Amat, sede del Museu Nacional de la Ciència i la Tècnica. En 1931 la compró la España Industrial, quebrada en 1964. Fue cuando Sallarés Deu la compró, al tiempo que abandonaba su sede histórica en la calle Industria, que después vendió a CASSA (Companyia d’Aigües de Sabadell)

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí