El plan de ERC y Crida-Cup para echar a Smatsa de Sabadell: Pero los demás partidos les han parado los pies

0

“Y esto, ¿cuánto les costaría a todos los sabadellenses?”, ha sido la réplica de Lourdes Ciuró (Junts) al plan de ERC y Crida-CUP para declarar nula la concesión municipal a Smatsa del servicio de limpieza y basuras. Así lo ha tumbado con el concurso de todos los otros grupos municipales, a quienes ha quitado la palabra de la boca, como bien han reconocido

El plan, defendido en el pleno municipal por el recién estrenado concejal García Barroso (ERC), consistiría en que el Ayuntamiento se dirigiera a la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat para que dictaminara sobre el contrato de concesión a Smatsa, firmado en 2012 por 15 años y un importe total de 18,5 millones de euros.

Como la Crida-Cup, que así le secunda, da por hecho que este organismo consultivo daría por anulable la concesión, por lo menos a causa de un defecto de forma toda vez que en aquel entonces este y otros contratos de concesión no se publicaban en diarios oficiales, trámite que disposiciones posteriores han considerado obligatorio.

Pero, de ser este motivo de la nulidad, el responsable sería el Ayuntamiento, quien por tanto debería indemnizar a Smatsa como perjudicada (“¿cuánto nos costaría?”) y, más que la tal Comisión Asesora de la Generalitat, que es simplemente asesora como su nombre indica, deberían sentenciarlo los tribunales de lo contencioso administrativo, y de aquí al Supremo.

“Lo que ustedes dicen llevaría a los tribunales, y yo soy jurista”, ha dicho asimismo Lourdes Ciuró como argumento para apartarse de esta vía. “No cierro la puerta, pero antes hay que valorar costes y, sobre todo, debemos procurar que la ciudad esté limpia, que bien pagan todos los sabadellenses para ello”, ha remachado la portavoz de Junts per Sabadell.

La propuesta, vía moción, de ERC y Crida-Cup ha llegado bastante después que, en el mismo pleno, el Consistorio aprobara por unanimidad la creación de una comisión informativa, o delegada, para ocuparse específicamente de la relación Ayuntamiento-Smatsa. Es algo muy serio, y absolutamente excepcional. Es como si se tratara de una tenencia de alcaldía.

Para explicarlo: En los Ayuntamientos, quienes mandan son los alcaldes, que delegan a sus tenientes de alcalde o alcaldesa temas o areas específicas (antes respondían a nombres tan claros como Hacienda, Urbanismo, Sanidad…), y cada una de estas areas tiene su respectiva comisión consistorial, que por ello incluye a ediles de todos los grupos, oposición incluída.

La relación Smatsa-Ayuntamiento ha llegado a tal nivel, por acuerdo consistorial del pleno de este noviembre. Ante el plan de ERC y Crida-Cup, la teniente de alcaldesa Marta Morell (Podemos) pidió que sus impulsores lo retiraran, porque de hecho dejaba a dicha comisión sin margen ni sentido y, como dijo después Ciuró, sería un simple trámite para más pleitos.

Para no pagar por anular la concesión, el Ayuntamiento tendría otra eventual posibilidad. Se daría si, sentencia judicial mediante, Smatsa fuera la responsable del motivo de nulidad. De esto va la pieza 28 del Caso Mercurio, sobre fraude presunto en la concesión de la limpieza y basuras a Smatsa. Pero está por ver y, en todo caso, cuando se vea será.

El recurso a la Comisión Jurídica Asesora de la Generalitat tampoco es nuevo, ni como idea ni como hecho. El anterior gobierno municipal lo inició en 2017, y topó con la instrucción del Caso Mercurio, que no trasladó en el tiempo debido los informes requeridos y con ello se dio el trámite por anulado. Ahora, según García Barroso, dichos informes si están a punto.

Raúl García Barroso, ahora concejal por ERC, saltó a la escena pública mediante el grupo de juristas que se autodenomina “Sabadell lliure de corrupció” e interviene como acusación en el Caso Mercurio. Su adscripción a ERC, o sea un partido concreto, ha sido posterior, y le ha llevado a convertirse en concejal, en el Consistorio elegido la pasada primavera.

Y, desde el anterior mandato municipal, las relaciones Smatsa-Ayuntamiento han añadido aún más causas judiciales, por lo penal además de por lo administrativo, hasta convertirlas en un monumental “imbroglio” o “embolic”, y asimismo en un festival de cifras a cada liquidación de pagos. Hace un año, estuvo a punto de provocar una huelga de basuras.

La nueva comisión municipal informativa o delegada deberá ocuparse de ello. Como las demás comisiones consistoriales, las de siempre, será como una sección del pleno, al cual deberá llevar sus dictámenes o decisiones. Resuelva o no, que también está por ver, da margen a la oposición, aunque ERC y Crida-Cup hayan planteado en medio su otro plan, este.

Y otro dato: En 2012 sólo cuestionaron la concesión a Smatsa la entonces CiU, de quien es heredera Lourdes Ciuró, y el PP del malogrado Antonio Vega. Ni son ni han sido radicales, apenas críticos. Isidre Soler, de la entonces Entesa que ahora es Crida-Cup y en ella sigue en cargos de representación municipal, solo se abstuvo.

Y por parte de la entonces ICV-EUiA, votó entusiásticamente a favor Juan Mena, diputado en trance de elección este domingo. En aquel 2012, ERC era un partido extramunicipal. Desde 1999, y en sucesivos momentos pero siempre asociados a Manuel Bustos, tuvo por concejales a Josep Maria Civis, Magí Rovira y, como ajena a la gestión municipal, a Carme Forcadell, que fue concejal de Salud sin mayores méritos. Las vueltas que dan los temas.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí