Explosivos, sabotajes y disculpas: Video íntegro de la declaración del CDR Jordi Ros en la Audiencia Nacional

0

¿Montaje policial? De propia voz, Jordi Ros reconoce y detalla ante Manuel García Castellón, juez instructor de la Audiencia Nacional, como intentó elaborar explosivos, en concreto nitrocelulosa, así como descartó obtener termita, porque no conseguía hacerla tan potente como quería, y como obtuvo buena parte de los ingredientes del célebre amonal´, empleado por ETA cuando en sus arsenales faltaba la goma-2 que robaba en canteras y minas.

Hay pruebas materiales, y el propio Jordi Ros lo confirma en su declaración difundida ahora en video. Encarcelado desde que el 23 de septiembre fue detenido en su piso de la calle Antoni Cusidó (Creu Alta), al tiempo que la misma Guardia Civil registraba unos bajos de la calle Romeu (Covadonga) donde tenía sus sustancias químicas y manipulaba con ellas, no deja lugar a dudas en cuanto a evidencias materiales.

En cuanto a la intención, o la finalidad, Jordi Ros deriva hacia una ambigüedad por lo menos pensada (experimentaba con explosivos por un “reto personal”, dice) y, más aún, exhibe escrúpulos morales e incluso fácticos. “Está arrepentido”, afirma la abogado de oficio que le asistía durante la declaración, efectuada el 26 de septiembre, tras escuchar como el juez le decreta presión incondicional y le enumera cargos muy graves.

De la finalidad va el artículo 573 del código penal, que Manuel García Castellón menciona ante el investigado. Define lo que la ley vigente considera como terrorismo, tan discutible como se quiera pero ley a fin de cuentas. Y, más concretos, le cita el 572-2, lo que antes se llamó “banda armada” y con penas de 6 a 12 años, y el 574, para “delitos con sustancias químicas, biológicas, radioactivas o aparatos explosivos”, con penas a su vez de entre 8 y 15 años. La petición fiscal, en el auto de prcesamiento, podría superar los 40 años en total.

A la defensiva, Jordi Ros pide disculpas, dice reconocer errores personales, destaca que nunca quiso hacer daño a personas, y se autoatribuye la disuasión de sus compañeros, los demás investigados, en lo que se apunta como un plan o intención de sabotaje en torres y por tanto lineas eléctricas, que en realidad no niega pero tampoco aclara. En virtud de la liberal tradición jurídica española, tan diferente a la anglosajona, nada le obliga a declarar.

Sus compañeros serían los del llamado ERT (Equip de Resposta Tàctica), que a su vez habrían surgido de los CDR (Comités de Defensa de la República). A diferencia de otros investigados, y muy en especial el vecino de Santa Perpètua Ferran Jolis, quien en el sumario aparece más como líder, Jordi Ros se presenta a sí mismo con un perfil “autodidacta y cultivado” de lo que no dejaría de ser un artificiero, más que un químico.

En esta habilidad o predisposición por los explosivos, habría entrado incluso en rivalidad con otros investigados, que también estarían produciendo termita según se apunta: “Un tal Pere Dalmases”, concreta Jordi Ros, que además específica antipatías personales con este otro “tal”. Y asimismo, aunque sin las mismas consecuencias penales, el video trata sobre prácticas para ocultar comunicaciones o datos en formatos digitales, en el intento de borrar pruebas.

La grabación da para una gran diversidad de temas e incide en infinidad de aspectes, de lo sociológico o lo cultural a lo penal, más que lo estrictamente político. La política, en sentido moderno y por tanto liberal y democrático, poco tiene que ver con este Jordi Ros, visto y escuchado aquí en su propia voz. Desde esta perspectiva, los hechos, las pruebas y el talante del tipo dan más que una inquietante sensación de vértigo. ¿Cómo se ha llegado hasta aquí?

Jordi Ros trabajó junto a su padre, técnico en artes gráficas que mantuvo un pequeño taller de serigrafía cerrado hace años. En la declaración se presenta como comercial, de profesión. Su tio, el economista David Ros, fue militante del PSUC bajo el franquismo, alto funcionario municipal en Sabadell y Sant Cugat en el actual régimen democrático, y ya jubilado, miembro de la Comisión de Economia Catalana del Colegio de Economistas, además de presidente de Economistes per la Independència, vinculada a la ANC a cuyo secretario nacional perteneció.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí