Los CDR, o lo que sean, pretenden que la Policía Municipal de Sabadell les de “cobertura”: ¿Por qué resulta delirante?

0

Los manifestantes de signo independentista que ayer cortaron la Rambla Iberia (acceso a la C-58) entre otras vías principales de la ciudad, echaron en falta a la Policía Municipal, y más cuando tuvieron discusiones o incluso altercados con conductores a quienes cerraron el paso. Hablan de “intentos de atropello” y, asimismo, de haber causado daños a vehículos.

El digital ISabadell lo refirió así: “L’acció (sic.) no ha comptat amb el seguiment, com fins ara ha estat habitual, del desviament de trànsit pels agents de la Policia Municipal en aquestes manifestacions, ja que segons un membre dels organitzadors “hi ha hagut ordres des de dalt que no es donés cobertura a aquest tipus de manifestacions”.

Suponer y así decir que la Policía Municipal da o “ha dado” cobertura” a los cortes de tráfico que perpetran casi a diario desde hace semanas grupos de apenas unas decenas, no solo jovenes, sin aviso previo y sin convocatoria pública, es algo grave en sí mismo. E implicar en ello a la alcaldesa Marta Farrés, más todavía.

Grave por dos razones, al menos: Primero porque cortar carreteras o autovías puede ser incluso causa de delito. De darles “cobertura”, la Policía Municipal o la alcaldesa estarían cometiendo prevaricación. Y, segundo, por que la Policía Municipal no tiene al caso más competencias que las de tráfico urbano. El orden público corresponde a Mossos.

Y aún una tercera, observada por un sindicalista de la Policía, para El Dia de Sabadell: “Es imposible hacer una previsión de una manifestación de la que ni siquiera se ha dado aviso. Y, sobre todo, la responsabilidad de lo que ocurra en ella corresponde a los organizadores o participantes, que son quienes deben responder de actos o daños sobre terceros”.

La cuestión de la responsabilidad, y más la civil que la penal, llega en otros casos a extremos incluso paradójicos en apariencia. Por ejemplo, en pasacalles y muy en especial los que emplean piroctecnia, como los “correfocs”, recae en los grupos o entidades actuantes, no en el Ayuntamiento aunque figure como organizador de tales actos.

“Pueden desviar la atención hacia la Policía Municipal, y no sé si lo hacen por ignorancia o por manipular de forma burda, pero a estas alturas deben saber que, en una manifestación, los convocantes, organizadores o participantes son los únicos responsables de lo que pueda ocurrir en las mismas”, considera un sindicalista de la Policía Municipal.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí