El Barrio Chino, más rentable que Sabadell: En 15 años, el precio de los alquileres ha subido el doble que aquí

0

En el distrito barcelonés de Ciutat Vella, el precio medio del alquiler de una vivienda andaba en 2003 por 443,15 euros, y en 2018 llegó a 914,04. Supone un aumento de más del doble en 15 años. En Sabadell, y en los mismos 15 años, los alquileres han pasado de 466,72 euros (en 2003 y en Sabadel, visto este dato, eran entonces más caros que en Ciutat Vella) a alcanzar los 632,54 en 2018. Aún así, en Sabadell han subido bastante menos, y ahora son más baratos.

Solo desde 2013, las estadísticas de la Generalitat (IDESCAT), desglosan el Barrio Chino de la leyenda respecto a la otra parte del distrito de Ciutat Vella, el Barri Gòtic. Pero también en este margen de solo cinco años, el Chino ha aumentado más en precios que Sabadell. El que en nombre oficial se llama Raval, o sea el Chino, iba en 2013 a 571,82 euros de promedio por alquiler de vivienda, y a 821,89 en 2018. En Sabadell, mientras, de 492,57 a 632,54, o sea ya más barato y creciendo menos.

El tirón de Ciutat Vella, Raval y Barri Gòtic, sobre el alza de los precios de alquileres en la capital catalana ha sido este domingo tema de portada en La Vanguardia y motivo de tres páginas de treportaje en su suplemento Vivir. “El alquiler de Ciutat Vella cuesta el triple que en 2000”, indica el correspondiente titular. La Generalitat aún no ha colgado en internet los datos del 2019, que cita el rotativo barcelonés. Pero, en sí, confirman tendencias, sin marcar cambios.

De los alquileres a los desahucios

En lo social, duele. España sigue desde 2008 en la mayor crisis de vivienda tras aquella tan terrible que provocó el franquismo en su postguerra y su autarquia (y que en Sabadell se sigue tapando con lo de “la inmigración”, antes en católico-franquista y ahora en progre-indepe en su prensa afín y oficial, que citarla cansa). De lo de ahora, solo un dato: El 23,3% de los desahucios en curso corresponde a impago de alquileres. Pasó el momento de las hipotecas.

Los datos publicados por La Vanguardia van solo de 2005 a 2019 respecto a los municipios de la región de Barcelona con más de 70.000 habitantes, Sabadell incluído. Para análisis y comparaciones, no obstante, tal vez mejor el margen entre 2003 y 2018, dado también que en 2003 Ciutat Vella era aún algo más barata que Sabadell y ahora es mucho más cara. Por repetir el dato: 443,15 Ciutat Vella y 466,72 Sabadell, en 2003, y 914,04 allí y 632 aquí y en 2018.

Constata como Barcelona ha ganado poder y tirón en el mercado inmobiliario sobre el resto de su región metropolitana. Y, en dicho mercado, pone de relieve el efecto del turismo con sus “pisos turísticos” aún sin excluir otros tipos de clientes. Ciutat Vella partía de muy abajo en cuanto al municipio barcelonés, pero ahora Raval y Barri Gòtic son incluso más caros que Gràcia, y han superado igualmente a Sants o Sant Andreu, más caros hace 15 años

.
El mercado inmobiliario de Sabadell, como el del resto de la región metropolitana, va ahora más a remolque de Barcelona. En Santa Coloma o Sant Adrià, y más aún en Castelldefels y Sant Cugat, los alquileres se han encarecido mucho más que en Sabadell entre 2005 y 2019. La Vanguardia calcula aumentos del 44,7% tanto para Castelldefels como para Sant Adrià, del 50,4% para Barcelona, el 31.9% Sant Cugat, el 25,9% a Sabadell, y el 21,2% a Terrassa.

La subidas de alquiler, y por tanto el crecimiento en valor de las inversiones inmobiliarias, resultan mayores en relación a la cercanía respecto a Ciutat Vella, y Barcelona en general. Aún así, en estos últimos 15 años las evoluciones respectivas, en este mercado inmobiliario cada vez más metropolitano, no han sido homogeneas. La llamada crisis del ladrillo afectó mucho más a Sabadell que a Ciutat Vella.

Mientras en Sabadell, de 2008 a 2013, los precios promedio de alquier cayeron de 663,65 euros a 492,67 (y valga insistir que, a diferencia de Barcelona, los alquileres de Sabadell no han alcanzado aún los precios de 2008), en Ciutat Vella pasaron de los 729,59 euros en 2008 a 618,67 de 2013 y los reiterados 941,9 que La Vanguardia da para este 2019. La burbuja tiró más arriba en Ciutat Vella, con Barcelona en general, y pinchó menos que en Sabadell.

Y respecto a Barcelona, incluso su problemático barrio de Besós junto al de La Mina de Sant Adrià se cotiza más que Sabadell en su conjunto en cuanto a precios de alquiler, en datos de 2018. Allí, dicho barrio, 685,46, y aquí en esta ciudad que no barrio, por lo menos en cuanto a efectos oficiales, los susodichos 632,54. Pero hay otros barrios menos valorados: Ciudad Meridiana a 506,44, Torre Baró a 512,49 o Trinitat Vella a 586,49. En el resto de Barcelona, poco más a comparar con ventaja.

En el actual mandato, la vivienda se ha puesto como prioridad del gobierno municipal. Las promesas electorales cuentan por centenares las previstas para construir a corto plazo, en régimen de alquiler todas ellas según insisten. La cuestión, en efecto, está en el centro de las necesidades sociales y por ello en el interés mediático. Pero el mercado, también en vivienda social, es cada vez más metropolitano. Y, a diferencia de Barberà sin ir más lejos, Sabadell está fuera en lo político del Area Metropolitana y de las decisiones que allí se toman, también al respecto. Y allí mandan tanto que ponen precios, incluidos los de Sabadell.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí