Degradación del Bosque de Can Deu: Marta Farrés dice que no intervendrá si la Diputación y los propietarios no la apoyan

0

Los vecinos, la esperan. “Estamos muy al corriente de lo que Marta Farrés ha dicho sobre lo que debería ser el Parque Natural de Can Deu, en el acto celebrado en el auditorio de lo que también fue Obra Social de Caixa Sabadell. Pero antes de pronunciarnos esperamos hablar con ella”. señalan en medios de la vecinal Plataforma por la Recuperación del Bosque de Can Deu.

La alcaldesa Marta Farrés, en concreto, no se cerró a una gestión integral y consorciada del paraje de Can Deu, entre los mejores y mayores pulmones verdes del Vallés. A preguntas de periodistas, singularmente de El Dia de Sabadell, abordó la cuestión durante el acto público organizado por el Cercle d’Entitats de Sabadell, que agrupa a un centenar de instituciones y colectivos, celebrado el miércoles en el auditorio de la antigua Caixa Sabadell.

“El tema supera al Ayuntamiento, que no puede abordarlo solo“, advirtió para apelar a la Diputación y a la concurrencia de los diversos propietarios, entre los cuales cabe contar al propio Ayuntamiento. Admitió, asimismo, la degradación del paraje, asolado hace cinco años por el temporal de viento, pasto de vertederos ilegales y muy afectado por la crisis de la Fundació Antiga Caixa Sabadell, propietaria de la masia y de 55 hectáreas del bosque.

Pero la Fundació Antiga Caixa Sabadell tampoco es la mayor propietaria de terrenos en Can Deu. En extensión y en valor medioambiental la supera la finca de Ribatallada situada al pie de la iglesia de Sant Julià. Abarca hasta el Ripoll y acumula bosques de ribera, manantiales y humedales como el del antiguo pantano, así como vestigios arqueólogicos entre los cuales el castillo medieval documentado en el siglo XI y las minas de agua que surtieron a Sabadell.

Ribatallada fue propiedad del Ayuntamiento hasta el 1949, cuando en la constitución de la Compañía de Aguas de Sabadell SA se la traspasó como parte del partrimonio fundacional. De titularidad municipal queda, en Can Deu, la finca adyacente a la iglesia donde habilitó aparcamientos, barbacoas y espacios de picnic. Se trata del lugar más concurrido del paraje, aunque el uso social como gran zona verde natural se extiende por buena parte de las fincas.

“Hace tiempo que se habló de implicar a la Diputación”, recordó Marta Farrés en el acto del miércoles. Desde la plataforma vecinal tambíen lo miran con buejos ojos: “Es muy importante el apoyo de la Diputación, que además cuenta con gran experiencia en la gestión de espacios naturales, de Collserola a Sant Llorenç del Munt”, observan al tiempo que, sin embargo, plantean una objeción:

“Pero antes de ir a la Diputación”, consideran estos vecinos, “el Ayuntamiento y la ciudad entera deden tener claro qué hacer con Can Deu y, más aún, ser muy conscientes de su enorme valor y potencial mediambiental en una zona tan poblada como el Vallès Occidental”, dicen. Aunque sin novedades concretas, de momento, la preocupación por Can Deu sigue viva.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí