El ‘inversor fantasma’ del Banco Sabadell le saca medio millón de euros en plusvalías

0
Josep Oliu y el "inversor fantasma" David Martínez Guzmán

Los accionistas de Banco Sabadell se bajan del carro. Acaba de hacerlo el multimillonario mexicano y segundo máximo accionistas de la entidad, David Martínez Guzmán, que ha liquidado todos los títulos que mantenía bajo su nombre. Aunque sigue manteniendo gran parte de sus acciones a través de otros vehículos financieros.

La decisión del ‘inversor fantasma’ como le apodan en la prensa azteca, se extiende también a otros inversores históricos minoritarios que han optado por salir de la montaña rusa en la que se ha convertido el valor en los últimos años.

En concreto, Martínez Guzmán acaba de vender 3 millones de títulos a un precio de 1,02 euros, el pasado 25 de noviembre, por lo que ingresó 3,06 millones de euros. Con la operación el inversor mexicano podría haber ganado cerca de medio millón de euros, puesto que se trata de las acciones que adquirió en febrero a precios que oscilaron entre los 88 y los 94 céntimos.

Aunque la plusvalía media, si tomamos los 0,94 euros de precio medio ponderado de su participación según lo mide Bloomberg, ha sido de la nada despreciable cantidad de unos 200.000 euros. Bastante más de lo que esperan obtener los inversores históricos del Sabadell.

Con dicha transacción, el multimillonario mexicano del Sabadell ha cerrado la participación que mantenía a su nombre, además, de desprenderse de una parte importante de la que poseía a través de su brazo financiero. Pese a ello, todavía mantiene un 3,443% de los derechos de voto y sigue como segundo máximo accionista de la entidad sabadellense.

De hecho, la participación de Martínez Guzmán se ha consolidado después de pasar por distintas fases. La última operación, antes de la venta del 25 de éste mes, se remonta a febrero de 2019 cuando en distintos días adquirió 22 millones de acciones. Así, compró tres paquetes distintos de cinco millones de títulos (con precios de 0,88, 0,89 y 0,91 euros) en los días 12, 13 y 14, mientras que un día después fueron 7 millones por un valor de 0,94 euros.

Anteriormente, había reorganizado su posición para llevar a cabo el movimiento. Hasta finales de agosto de 2018, el mexicano controlaba su participación en Sabadell a través de Winthrop Securities Limited, con sede en las Islas Vírgenes Británicas. No obstante, reorganizó la titularidad de las acciones, según se comunicó a la CNMV, de tal manera que pasaban a manos de Fintech Europa, con sede en Luxemburgo, y participada (al igual que Winthrop) al 100% por Martín Guzmán.

LA BARRERA PSICOLÓGICA DEL EURO

Una de las razones por las que el segundo accionista del Sabadell ha decidido vender una parte de sus acciones es que la cotización de la entidad se ha consolidado en torno al euro por acción. Un nivel en el que lleva instalado desde mediados de octubre y del que parece difícil que pueda escapar, por sus propios méritos, tanto por encima como por debajo.

Por un lado, la política de tipos negativos efectuada por el BCE que, además, se va a quedar durante unos años limita una escalada del valor en los próximos meses. De hecho, el ascenso iniciado en septiembre estuvo promovido por la puesta en marcha del Tiering, o reducción de los cobros del Banco Central Europeo a los depósitos de los bancos, que logró aumentar el Euríbor y con ello los ingresos esperados.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí