Goyas, Sorollas, Casas y Plensas tendrán su museo en Castellar. Los riquísimos Masaveu hacen honor a sus raíces

0
Inauguaración de la sede en Madrid de la Fundación María Cristina Masaveu Petersen. A la izquierda, el Rey, el ministro Guirao, Fernando Masaveu, el presidente Barbón y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Todos posan ante el cuadro de Sorolla “Familia de don Rafael Errázuriz”. | Casa Real

Sus activos, en cuanto a fortuna familiar, superan los 2000 millones de euros según Forbes, con su ránking de referencia. Su colección de arte es de las mejores de España, nada inferior a la de la Casa de Alba o la baronesa Thyssen. Pero, aún así, los rebiznietos de Pere Masaveu sienten que sus raíces están en Castellar del Vallés, donde proyectan abrir un museo.

Sorprende el silencio al respecto de la prensa catalana en general, y la vallesana en especial salvo la local de Castellar. Porque en Castellar saben muy bien de los Masaveu que en más de 170 años de hacer fortuna primero en Asturias, donde desde luego son los más ricos, y ahora en el mundo global, nunca han dejado de tener casa ni de saludar a los convecinos.

Los Masaveu acaban de abrir museo en Madrid, con el rey Felipe VI presidiendo el acto, que se celebró este octubre, y una primera exposición que, aún siendo solo una pequeña parte de la colección, resulta deslumbrante y muy bien planteada. Aunque el fondo Masaveu llega al Renacimiento y sus primitivos, esta muestra arranca en Goya y alcanza al arte actual.

Sorollas espectaculares, desde luego Picassos, y mucho arte catalán, de Fortuny, Casas o Rusiñol al escultor Jaume Plensa, muy apreciado desde siempre por los Masaveu. El museo de los Masaveu en Oviedo, en el Palacio Hevia de la calle Cimadevilla, supera aún el reciente desembarco en la capital. Y ahora solo les falta cerrar el círculo en su Castellar del Vallès.

Goyas, Sorollas, Casas y Plensas tendrán su museo en Castellar. Los riquísimos Masaveu hacen honor a sus raíces 1
Será en la casa que Pere Masaveu Rovira, el tatarabuelo, decidió desde Asturias edificarse en su Castellar natal. Sigue en el número 5 de la céntrica calle del General Boadella, otro ilustre local. Su construcción data de la década de 1870, cuando aquel castellarense ya era industrial y banquero pujante en Oviedo, también en Madrid, y aún así volvía para veranear.

En Castellar recuerdan sobre todo a María Cristina Masaveu Peterson, que en 2006 falleció con apenas 64 años. Muy culta y “moderna”, además de muy bella. Ella y su padre, Pedro Masaveu y Masaveu pasaban aquí largas temporadas. Habían sido mecenas del pianista y compositor Frederic Mompou, y en las galerías de arte barcelonesas les conocían muy bien.

Goyas, Sorollas, Casas y Plensas tendrán su museo en Castellar. Los riquísimos Masaveu hacen honor a sus raíces 2
María Cristina Masaveu Petersen, muy recordada en Castellar

El “para cuando en Castellar” fue la comidilla en la aún reciente inauguración en Madrid. La de los Masaveu se llama, precisamente, Fundación María Cristina Masaveu Peterson, por el cariño familiar asimismo. Hace apenas semanas, la idea del museo en Castellar trascendió como noticia en El País. El Ayuntamiento de la vecina población confirmó estar al corriente, con la mejor disposición y trato fluido y cercano. Los Masaveu son de Castellar, de siempre.

Pere Masaveu Rovira tenía solo 13 años cuando en 1840 se fue de Castellar, hacia Asturias con la intención de embarcarse para Cuba. Pero encontró trabajo en Oviedo, de aprendiz y depués dependiente en la tienda y almacén de pañería Barrosa, Fernández y Compañía. A la muerte del dueño, se casó con su viuda y heredera, Carolina González Arias-Cachedo, y al acto reclamó y contrató amigos de infancia en Castellar, entre ellos Domingo Boadella.

A Pere Masaveu se le recuerda por haber creado la primera fábrica de cemento de España, por figurar entre los fundadores del Banco de Oviedo y, por su cuenta, establecer después la Banca Masaveu, y asimismo abrir la primera galería de arte de la capital asturiana, en 1864. La impresionante colección de los Masaveu nació entonces, junto a los artistas. Los cientos de Sorollas los Plensa y tantos más han llegado allí directamente desde los talleres de sus autores.

Los Grecos, los Goya y, en realidad, mucho y muy bueno de la pintura española y catalana en particular, del Renacimiento hasta ahora, y ahora gestionados desde la Fundación María Cristina Masaveu Peterson, llevan décadas nutriendo exposiciones temporales que, producidas por esta institución, han llegado a numerosos museos internacionales del mayor prestigio. La decisión de crear museos propios, en los Masaveu, ha caído por su propio pie.
Y, por lo demás, el nombre de Masaveu no solo ocupa a la prensa económica.

Según su web. la Corporación Masaveu cuenta con 1.600 empleados, 7 líneas de negocio, presencia directa en 8 países a través de filiales y con operaciones en otros 50, el grupo concentra intereses en el ámbito del negocio bancario con participaciones de relevancia en Bankinter, Santander y Liberbank, y en el campo energético con una participación significativa en EDP”

Y respecto a la pintura, coleccionada desde hace cinco generaciones, cuenta con obras “de El Greco, Zurbarán, Goya, Ribera, Murillo Braque, Warhol, Hiepes, Antonio López o Barceló” y, según otro párrafo de la misma web corporativa, asimismo de “Juan de Arellano, Luis Meléndez (estos en el barroco, a los modernos) Santiago Rusiñol, Joaquín Sorolla o Joan Miró“. Y también El Bosco o Joos van Cleve el viejo, por ir solo a los flamencos.

Solo habría un pero. Aunque dedicida y ya proyectada, la creación del museo en Castellar todavía no tiene fecha. Según El País, la Fundación tiene previsto abrir antes un centro de formación para jóvenes en Salamanca, cuya construcción inició en 2015, y asimismo deberá someter todas sus decisiones a los órganos directivos de la Corporación Masaveu y, de ahí, a los de la Fundación María Cristina Masaveu Petersen. Sucede en las grandes casas.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí