Cinco años del vendaval que arrasó Can Deu: La Fundació Antiga Caixa Sabadell satisfecha con la regeneración del bosque

0

El estado del Bosque es satisfactorio y el proceso de recuperación se desarrolla según las previsiones“, afirma la fundación heredera de Caixa Sabadell (Fundació 1859 Caixa Sabadell) en un comunicado con motivo del quinto aniversario del insólito temporal de viento que el 9 de diciembre de 2014 derribó gran parte de los árboles en las 86 hectáreas que posee en el paraje de Can Deu.

“Causó la caída de entre el 75 y el 80% de la masa de pino blanco que dominaba el Bosque, con una estimación de unos 45.000 ejemplares abatidos”, recuerda la nota. La evidencia de los daños sigue en el paisaje. “La recuperación debe hacerse con las máximas garantías, y se trata de un proceso muy lento y frágil”, señala al respecto la fundación de la antigua Caixa Sabadell, en su nuevo comunicado.

Y cinco años después, tras las replantaciones puntuales que efectuó en 2016 y las labores de riego y mantenimento particularmente intensas en 2017 (de actuaciones posteriores no refiere más datos) la fundación de la antigua Caixa Sabadell da por satisfactorios los resultados: “Los árboles, tanto los de regeneración natural como los de reforestación, presentan un crecimiento continuado y una buena distribución“, asegura.

La actuación de la fundación de la antigua Caixa Sabadell es de desde entonces objeto de críticas por parte de colectivos vecinales, agrupados en la Plataforma por la Recuperación del Bosque de Can Deu, que consideran insuficientes las replantaciones y advierten de una degradación creciente en el bosque, donde constatan falta de mantenimiento y limpieza. En efecto, en Can Deu han empezado a proliferar vertederos ilegales.

El comunicado de la fundación de la antigua Caixa de Sabadell no entra en este extremo, ni menciona a las entidades vecinales. Apela, como interlocutor o asesor, a la comisión técnica formada por especialistas vinculados a medios universitarios y entidades naturalistas, que convocó tras el catastrófico vendaval. Según insiste, esta institución sigue sus indicaciones y el seguimiento consiguiente que, señala, se prolongará durante diez años.

Detalla y especifica sobre espacios y parcelas concretas: “En la zona próxima a Sant Julià se da una importante regeneración de pino blanco, con densidades (en vástagos o brotes) de entre 900 y 1500 ejemplares por hectáreas. Cerca del nucleo urbano (las casas conocidas como Vallehermoso), observa la ploriferación de encinas y robles, de rebrote o plantación, con densidades de entre 800 y 1000 nuevos ejemplares por hectarea.

“El bosque del futuro no será el pinar que desapareció con el temporal. Continuará en la zona de (la iglesia de) Sant Julià. Pero en el resto de Can Deu encontraremos un bosque misto de encinas y robles, con la presencia ocasional de pino blanco, y con un sotobosque más desarrollado“, afirma la fundación de la antigua Caixa de Sabadell. Desde el primer momento, en efecto, apeló a la capacidad natural del bosque para su regeneración.

Pero no todo ha sido espontaneo. Además de efectuar plantaciones, insuficientes según las plataformas vecinales pero sin embargo efectivas, la fundación de la antigua Caixa Sabadell ha movilizado la ayuda de los bomberos de la ADF (Agrupacions de Defensa Forestal), que efectuaron riegos en los veranos posteriores a la plantaciones, y obtuvo 50.000 euros de ayuda de la Diputación así como patrocinios de la fundación BBVA, tal como recuerda.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí