Degradación acelerada en Can Deu: Los vecinos propugnan un consorcio entre propietarios e instituciones

0

La fundación de la antigua Caixa Sabadell miente más que publica. Basta pasear por el bosque de Can Deu para ver que está fatal, a los cinco años del vendaval que lo arrasó. Porqué, peor todavía, es el papel de la heredera de aquella institución que del ahorro y previsión pasó a financiera, y en su ruina arrastra ahora la del mayor pulmón verde en el llano del Vallès.

Hoy, El Dia de Sabadell se ha hecho eco de un comunicado de la tal fundación respecto al aniversario de aquella catástrofe. Publicado para dar voz con el mayor respeto, y no porque este sea o no el único medio local que no cobra de esta entidad. Los hechos la desmienten. La información de verdad, la de lo visto hoy y por tanto evidente, va a partir de este punto.

Los planteles ya vástagos que dicha fundación replantó en 2016, “replantación low coast” en el decir de los vecinos por testimonial y limitada a parcelas concretas, se ahogan ahora entre zarzales y malas hierbas. Basta pasear, y verlo. De las fotos de entonces, al abandono. Y, más grave aún, en su finca deja proliferar los vertederos descontrolados, peligrosísimos.

Degradación acelerada en Can Deu: Los vecinos propugnan un consorcio entre propietarios e instituciones 1
Del vertido de escombros, y el El Dia de Sabadell fue y es el único medio en informar de ello, se ha pasado en el bosque a los muebles viejos, con tresillos, camas, su madera y, riesgo de escalofrío, los colchones y tapizados de lo que llaman espuma y no es más que poliuretano. Lo inflamable de este material no tiene nada de mito. Y, si no, que pregunten a bomberos.

Varios colchones, todo un tresillo, y con ello todo su poliuretano, llevan meses tirados en el torrente que cruza el bosque a apenas cien metros de la calle Josep Pla, en las que llaman “casas de Vallehermoso”, por la inmobiliaria que las construyó y, por agredir al bosque, en plena promoción y aún con Farrés de alcalde motivaron una intensa protesta vecinal.

Degradación acelerada en Can Deu: Los vecinos propugnan un consorcio entre propietarios e instituciones 2
Que estas auténticas bombas llevan meses a la intemperie, en el lugar, lo demuestra el moho en las fundas acrílicas sobre el poliuretano, y la incipiente podredumbre en las maderas. “No por dar ideas, solo para que la antigua Caixa Sabadell lo limpie de una vez, porque en seco bastará aquí un golpe de mechero para incendiar el bosque“, dice el vecino que lo señala.

“Llevo tres meses colgando en facebook fotos de esto, y enviándoselas a esa fundación”, declara dicho vecino a El Dia de Sabadell. El vecino no es otro que Ricardo Roso, puntal en la asociación de los de Sant Julià. Con Juan Artero, de los de la Roureda, y con Albert Beltran y Ramón Burgués que además fueron concejales, esta mañana han paseado por el bosque.

Ellos y sus convecinos llevan centenares de árboles plantados en lo que el vendaval arrasó de Can Deu. Tal vez más, aún, que los plantados  y publicitados por la fundación de la antigua Caixa Sabadell. Los que sobreviven, de aquellos otros, están cubiertos de maleza, abandonados. Tanto la Diputación como el BBVA, el de la compra de las cajas por un euro, le patrocionaron. El papel lo aguanta todo.

Para la tal fundación, lo plantado por los vecinos es rebrote “natural”. Baste leer lo que dice en dicho comunicado sobre el estado de la vegetación cercana a Vallehermoso, plantada y cuidada por el vecindario. Para nada es espontanea y, visto como aquí ningún zarzal ahoga los incipientes árboles, muy diferente al abandono que impera en lo que fue obra y es publicidad falsa del mencionado organismo.Degradación acelerada en Can Deu: Los vecinos propugnan un consorcio entre propietarios e instituciones 3

Hoy por la efeméride, y en ello les sorprendió El Dia de Sabadell, los vecinos han plantado un par de encinas, justo en lo que sigue arrasado tras las construcción del gaseoducto que en cuanto a destrucción se sumó al fatídico temporal. “Es un gesto testimonial, pero como vecinos nos hace sentir algo mejor”, decía uno de ellos, Ricardo Roso. Pero no solo es gesto.

“Quienes dicen que “repiensan Sabadell” no tendrán ningún crédito ni irán a ninguna parte si no piensan en Can Deu. Es un patrimonio estratégico no solo de la ciudad. Es un pulmón verde como pocos quedan en la región metropolitana de Barcelona. No solo Sabadell, tiene mucho en juego, aquí”, ha advertido Albert Beltran en pleno bosque. Y hay más, claro está.

Los vecinos responsabilizan al Gremi de Fabricants, Cambra de Comerç i Indústria, Unió Excursionista, incluso a la Creu Roja y las demás entidades que forman la junta de la fundación de la antigua Caixa Sabadell, incluido el Ayuntamiento en ellas. “Esa fundación puede ser una entelequia, pero estas entidades deben responder”, dice Albert Beltrán.

Degradación acelerada en Can Deu: Los vecinos propugnan un consorcio entre propietarios e instituciones 4
Árboles plantados y cuidados por los vecinos. Nada que ver con la dscuidada plantación “low coast” de la fundación de la antigua Caixa Sabadell

Y, asimismo, los vecinos tienen un plan alternativo, el de una gestion consorciada en la que participen otros propietarios del paraje de Can Deu, porque la antigua Caixa Sabadell no es el único ni tampoco el mayor. El propio Ayuntamiento tiene diversas fincas, así como varios particulares, el obispado y en especial Aigües Sabadell, dueña de la bellísima Ribatallada.

Implicar a la Diputación, el Consell Comarcal o incluso la Generalitat en la gestión de Can Deu es el objetivo estratégico que se han marcado. “El Ayuntamiento debe liderarlo o, por los menos, explorar esta otra vía, la de una gestión integral y solvente de todo el paraje de Can Deu en términos de parque natural, como Collserola o Sant Llorenç del Munt, dice Ramon Burgués.

Y el gobierno municipal, precisamente hoy y sin conexiones aparentes, ha emitido señales que podrían entenderse como afines a esta orientación, propugnada previamente desde los medios vecinales. Ha tenido por portavoces al concejal Eloi Cortés, esta mañana en rueda de prensa posterior a la junta de gobierno, y al nuevo director de urbanismo, Toni Serra.

Toni Serra, según ha trascendido, ha hablado entre otros temas de Can Deu en una reunión privada con los miembros de la sección de urbanismo de la Fundació Bosch i Cardellach, la institución académica de la ciudad. Sin concretar más, ha mencionado la posible vinculación de este paraje con el Parc Natural de Sant Llorenç del Munt, que gestiona la Diputación.

Degradación acelerada en Can Deu: Los vecinos propugnan un consorcio entre propietarios e instituciones 5
Portavoces de la plataforma vecinal entrevistados por Radio Sabadell

La reunión se ha celebrado en lo que fue la biblioteca de la antigua Caixa Sabadell, que la Fundació Bosch i Cardellach ha estrenado como nueva sede con este acto interno. No deja de tener su simbolismo toda vez que se trata de otro bien patrimonial en el legado de la histórica institución que acabó sucumbiendo en la aún vigente crisis del sistema financiero.

La alcaldesa Marta Farrés y la Plataforma por la Recuperación del Bosque de Can Deu van a reunirse este miércoles por primera vez de modo oficial. El primer teniente de alcaldesa, Pol Gibert, representa al Ayuntamiento en la junta y patronato de la fundación que queda de lo que fue Caixa Sabadell. Cuando le digan que el bosque está fatal, deberá tomarlo en serio.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí