El obispo encomienda la diócesis a la Virgen de la Salut: Normas para las misas.

0
Mns. Saiz Menese en el oficio solemne del pasado Aplec de la Salut (Obispado de Terrassa)

“Que la Virgen María bajo la advocación de la Salud, patrona de nuestra diócesis, nos siga guiando en esta difícil singladura“, exhorta el obispo, Mns. José Ángel Saiz Menese, en el comunicado que hoy ha hecho público. La invocación a la patrona de Sabadell, y asimismo del Obispado de Terrassa, en el último párrafo, culmina su pronunciamiento pastoral.

Aún con un alcance más general, con apoyo en especial a los enfermos, sus familias y al personal sanitario, dedica cuatro puntos a dar indicaciones sobre el culto, afectado por los riesgos de contagio del coronavirus. De acuerdo con el resto del obispado español, dispensa a los fieles del precepto de asistir a la misa los domingos.

En el mismo sentido, el rector de las parròquias de Sant Fèlix, Santíssima Trinidad y Gràcia en Sabadell, Mn. Francesc Xavier Farres, apela en una comunicación dirigida a sus files a extremar precauciones durante las misas, y les indica que “podem seguir l’eucaristia des de la televisió o la radio tot fent una estona de comunió espiritual“.

Respecto a las misas, en el sentido de la estricta eucaristia toda vez que se han suprimido otros actos litúrgicos y pastorales, Mns. Saiz Menese señala: Que los sacerdotes y diáconos estén disponibles para atender ministerialmente al pueblo que tienen confiado. Los sacerdotes celebrarán la Misa privadamente, aplicándola especialmente al pueblo siempre que litúrgicamente sea posible“.

En el margen de decisión que el obispo deja a los párrocos y sacerdotes en general, Mn. Francesc Xavier Farrés pide a sus fieles que “us repartiu en les misses, Per això he posat una missa més a les 18:00h el diumenge (en Sant Fèlix) per tal de poder guardar una distància prudencial entre tots.

En los funerales y exequias, el obispo ordena “que se siga la normativa de cada tanatorio para asegurar la oración por el difunto con una sencilla plegaria, ya que (los funerales) no se podrán celebrar en los templos. En efecto, la liturgia y el valor sacramental de las exequias no son los de una misa, aunque en ocasiones se incorporen como plegaria a la eucaristía.

El comunicado va encabezado por un solemne: “Manifestamos nuestro dolor y nos sentimos unidos al sufrimiento de nuestra sociedad que vive una emergencia social sin precedentes. Manteniendo la calma y serenidad que piden nuestras autoridades, os invito a intensificar la oración y a mantener la atención especialmente a las personas más débiles y vulnerables”

Dedica un párrafo específico al personal sanitario, con un “agradecimiento especial a todos los equipos médicos, sanitarios y de emergencia por su trabajo y entrega generosa a favor del bien común en estos momentos difíciles y complicados en los que ellos mismos están sufriendo directamente los estragos de la epidemia. No les faltará nuestra oración en estas horas”.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí