La UCI del Taulí ya está ocupada al 90% por casos de coronavirus: No hay más recurso que el hospital de campaña

1
La uci del Taulí en una imagen de archivo, y en la cama de un enfermo no infeccioso

En la UCI del Taulí, la situación ha cambiado radicalmente en una semana. Tiene el 90% de las camas ocupadas por pacientes afectados por el coronavirus. Hace justo siete días, el 24 de marzo, Sant Pau en Barcelona y el Hospital de Terrassa llegaron al 95%, pero entonces el Hospital de Sabadell estaba aún en el 52%, y esos otros son hospitales mucho más potentes. 

Como todos los del coronavirus, estos datos tienen un valor relativo. Si al Taulí, entonces, se le podría reconocer un cierto desahogo, aunque esto sería todavía más relativo, fue porque abacaba de doblar la UCI, de 30 a 60 camas ocupando espacios como el del centro de día de Oncología, ahora trasladado a la Albada.

Los porcentajes de ocupación de UCI suben o bajan según los hospitales puedan aumentar su capacidad y, también, según el cribaje o selección previa que se efectúa en el eslabón del Servei d’Emergències Mèdiques (SEM), o sea las ambulancias. Cuando un paciente llega por este canal y lo necesita, se le atiende con la máxima celeridad.

El dato tiene valor en si mismo. Significa que, aún doblada en capacidad, la UCI del Taulí sólo puede destinar cinco camas a otros pacientes cuyo estado crítico no haya sido causado por el coronavirus. Esto es infartos, accidentes y tantos más casos. Y en plantas, claro está, casi lo mismo. Con estas cifras superiores a los 500 ingresados en plantas por coronavirus, poco más queda.

La séptima planta es de Salut Mental y, por tanto, con una configuración y prestaciones muy diferentes a las del resto del hospital. El oxígeno, vital en el coronavirus, no llega aquí a las camas, y nada justifica forzar altas. En partos, los ingresos se han reducido al mínimo tiempo posible. Y todo lo que sea programable, en cirugías por ejemplo, se aplazó hace semanas.

Sobre este cuadro, la única esperanza radica en las entre 250 y 300 camas, especializadas además en semicríticos, el tránsito entre la UCI y el ingreso en planta, que ha de aportar el hospital de campaña que a marchas forzadas pero obstaculizadas hoy por la Generalitat, se instala en la Pista Coberta de Sant Oleguer, junto a la Bassa. Esta es la cuestión, no hay otra.

Si el Taulí puede derivar 250 o 300 semicriticos al hospital de campaña (que bien que no nos cuaje el eufemismo de “hospital provisional”, usado por Marta Farrés pero aquejado de una grave imprecisión semántica) todo esto ganarán la UCI y las urgencias del Taulí. Este es el punto crítico de la estrategia o la táctica, términos ambos debidos a lo militar, mal que pese. A nadie le gustan guerras, ni pandemias.

1 COMENTARI

  1. Com podeu mentir tant?? la generalitat no ha obstaculitzat res. L’equip mèdic va decidir que les tendes de campanya de nyigui-nyogui no eren vàlides per a una malaltia INFECCIOSA. Deixeu de llençar merda i col·laboreu més.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí