El coronavirus en Sabadell es cuestión de Estado: Del Ministerio de Exteriores al de Defensa, y a la ciudad misma

3

Sabadell es cuestión de Estado; un hecho. Para muestras, la visita de la consellera de Salut, Alba Vergés, o las gestiones del Ministerio de Exteriores ante la cancillería alemana, con las cuales el Taulí ha conseguido diez respiradores mecánicos de los de verdad (Alemania tiene 30.000 en las UCI de sus hospitales) y asimismo la acción del Ministerio de Defensa, que en la Pista Coberta tiene desplegado el mayor contingente de una de sus mejores fuerzas de élite en la OTAN, el Regimiento de Especialidades de Ingenieria Salamanca, 11.

Sabadell, la ciudad, parece poco conciente de ello. El hecho, no obstante, es coherente con datos tan objetivos como las estadísticas respecto a la incidencia del coronavirus. El área de referencia del Taulí, y en ella Sabadell con puntas en Ca n’Oriac y Sant Quirze, es la de mayor impacto en Catalunya, por delante de Igualada y dejando aparte el caso singular de la Pobla de Segur. No ocurre solo en Sanidad. También en la Cultura Sabadell tiene potencia de gran ciudad, bajo unas políticas oficales e infraestructuras más propias de la Catalunya interior.

La crisis del coronavirus está revelando, en la Salud concretamente, las fortalezas y las debilidades de la ciudad. Y así es como, en la emergencia, Sabadell se ha convertido en cuestión de Estado mientras las instituciones locales, y el Taulí la primera, tienden a sus habituales ventas de humo en lo más provinciano. Las “noticias” sobre los respiradores que además se han diseñado en el LEITAT de Terrassa, y a los que el Taulí pone o pega el sello de la validación para darlos por buenos, son de lo más pintoresco al respecto, por no decir patético con el debido respeto a quienes en ello trabajan. Más “bricolage” que los respiradores de la SEAT.

El menos es nada de la cultura mesocrática y sus políticas, en el que como ciudad Sabadell no deja de estar sumido, choca con la realidad en una intensidad ahora deslumbrante. En el Taulí está la brecha en la batalla contra el Coronavirus, que en Catalunya tiene por campo principal la región de Barcelona, Regió 1 en el mapa que el sabadellense Pau Vila trazó para la Generalitat y sigue vigente. Tanto que, en tan solo dos o tres semanas, está triplicando su número de camas y multiplicando por diez o más su capacidad en UCI y urgencias.

En semanas o ya casi días, es de esperar que en Sabadell disminuyan los totales de muertes, más fuera que dentro del Taulí, al tiempo que se van a disparar los ingresos hospitalarios y con ellos las altas. Las cifras se trastocarán, y ojalá invertirán, no por el simple efecto de la pandemia. Sobre todo porque la ciudad va a contar con mayores recursos, para tapar la brecha que ahora supone en Catalunya. Por ello Sabadell se ha convertido en cuestión de Estado, por su potencia y a la vez por sus debilidades estructurales, políticas y culturales.

El episodio de los 10 respiradores para UCI venidos al Taulí desde Alemania, con precio que supera los 30.000 euros unidad, es una de aquellas anécdotas con valor de categoría. En un principio, el gobierno alemán denegó la exportación, tal como reportaron ampliamente los medios de información nacionales e internacionales. Pero el viernes, su ministerio de Salud (Bundesministerium für Gesundheit-BMG), llevó al aeropuerto de Hamburgo dos toneladas de material sanitario para España, y en ellas 50 respiradores de los cuales 10 para el Taulí.

El coronavirus en Sabadell es cuestión de Estado: Del Ministerio de Exteriores al de Defensa, y a la ciudad misma 1
A los otros 40, al llegar la carga a la base aerea militar de Torrejón de Ardoz, el Ministerio de Sanidad los distribuyó al acto en lotes de 10, a los hospitales Trias i Pujol de Badalona, al de Sant Pau en Barcelona, el Trueta de Girona y el Arnau de Vilanova en Lleida. Mientras tanto, el BMG alemán y desde su cuenta ministerial en twitter envió imágenes de la carga con el siguiente mensaje: “Alemania apoya a España en lucha contra el Corona con 50 respiradores @DraegerNews a @jensspahn: Especialmente en el crisis por el #Coronavirus, los europeos nos mantenemos unidos. A los españoles en este duro momento, mucha fuerza“.

La cuestión de Estado, en efecto. Dräger, multinacional con sede en Lübeck, en lo que fue la Alemania comunista y donde se fundó en 1880 como empresa, es por cantidad y calidad el mayor fabricante mundial de estos y otros equipos de alta tecnología, de la de verdad. El ministerio alemán, en su mensaje, hace constar el detalle del origen. En su web ministerial, BGM afirma que “el sistema sanitario alemán está en muy buenas condiciones. Cualquier persona que necesite ayuda médica o de enfermería la obtendrá, Todos disfrutamos de una cobertura de seguro de salud integral“. Alemania también se ocupa de España, y de Sabadell.

Es de esperar, por tanto, que Ramon Alberich, presidente de la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Sabadell, siga proveyendo de matrices para estampación a las grandes firmas alemanas del automóvil, así como a las francesas e italianas. Seguro que estos días está tan enfrascado en la lectura de la prensa internacional como el textil Carlos Gorina de Travy, con amigos en Italia y ahora muy pendiente de lo que sucede en Bérgamo, el epicentro de la pandemia en aquel país. El Estado ya no es solo el español, a pesar que la federal Unión Europea dé ahora signos inquietantes de nacionalismos, que son muerte y guerra como bien dijo Miterrand.

En lo local, la elevación de la ciudad al nivel de cuestión de Estado, también da lecciones. El Taulí, cuando vuelva la normalidad, deberá crecer en por los menos un tercio y recuperar especialidades punteras y genuinas, como la Oncopediatría que tan buen servicio cumplió y tanta fuerza dio al hospital en los cuarenta años que la tuvo en vanguardia. Y, por supuesto, apartarse de las ventas de humo, los velos sobre sus carencias, en lo de la “buena imagen” o la opacidad, con graves vetos informativos en lo que persiste y tanto daño hace y se hace. Y, como esto, todo en Sabadell. Este es el momento de levantarle a Isis su velo, y quitárselo.

3 COMENTARIS

  1. Gracias a la Merkel, q al final, parece q se ha dado cuenta q ellos ya tienen suficientes, de nuevo gracias…
    Espero que también esto mejore los servicios y competencias del hospital, q parece que no, pero abarca una extensa parte de territorio con gran cantidad de usuarios y pacientes que necesitan estos servicios y no tener que desplazarse a la provincia para conseguirlos cuando hace tiempo ya se hacía pero no sé pq pero se han ido trasladando por lo visto

  2. HAZ EL BIEN Y NO MIRES A QUIEN

    ASÍ HA DE SER PARA AYUDAR EN LOS TIEMPOS QUE ESTAMOS.

    Esto es lo que vale, las personas que lo llevan todo al terreno político, solo incitan al odio y sobretodo al desprecio, las habladurías de unos cuantos, se queda en eso, las palabras se las lleva el viento, los hechos son los que valen.
    Ya se demuestra cada uno lo que es.

    Pues si tanto no os gustan, si cogéis el coronavirus no aceptéis las ayudas de los que si ayudan.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí