Video: Las monas a 10 euros de Cal Genescà levantan polémica en las redes: ¿Y el comercio de proximidad?

0

Joaquim Genescà, familiarmente el Quim, es alguien más que entrañable y cordialísimo; “lo que tiene virtud para fortalecer el corazón” según define el diccionario. Tercera generación de la pastelería Genescà, fundada en 1929 en la Rambla, le dio un vuelco. Lo de siempre y magnífico de la casa, de los belgues a los merengues o el mazapán, y un espacio todavía más acogedor por amplio y con mayor oferta, de los helados a una calidad en chocolate, tabletas y bombones, que hasta él era desconocida en Sabadell.

Desde este lunes, Genescà ofrece monas a 10 euros, pero solo durante tres horas por día y con el mayor cuidado dentro y fuera de su establecimiento, el que rige en todos y más todavía los del sector de la alimentación. El resto del tiempo, Genescà está cerrado por decision propia. Nadie le obliga y otros comercios similares siguen abiertos. Su decisión, no obstante, ha causado una viva polémica en redes sociales que evoca lo de los “policías de balcón”, en el término tan afortunado que hace unos días creó la edición de El País en Catalunya.

Video: Las monas a 10 euros de Cal Genescà levantan polémica en las redes: ¿Y el comercio de proximidad? 1
Joaquim Genescà no es ningún irresponsable. Bien al contrario es uno de los elementos más representativos del pequeño comercio local que, como ahora también la industria y tantos más sectores de actividad y profesionales, con toda la mano de obra que de ellos depende, vive el actual momento difícil, a quien nadie es indemne. Y él, espontaneo. En su video que ha corrido como la pólvora por redes sociales, nada más que Quim tal como se le conoce y reconoce. Y con él la esperanza de tiempos mejores.

Esto no deja de ser una noticia, y para nada al dictado. Si acaso “interpretativa”. Tampoco es ni pretende ser un cuento moral. Pero la actitud de Quim Genescà, en este video en el que se ha grabado a sí mismo y tanto se ha difundido, lo cual también es motivo de noticia, tiene la virtud genuina de ensanchar el corazón, no solo a quienes le conocen y por ello aprecian. Y tiene la virtud, además y sin explicitarlo, de llamar la atención sobre los efectos de esta crisis en lo artesano y el comercio de proximidad. Que las tiendas estén cerradas no significa que no existan.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí