CatSalut reacciona pero no consigue cerrar la revuelta del Cap Centre: Fuerte solidaridad hacia la Dra. Rocabruna

0

Aunque sigue y seguirá trabajando, la directiva del Cap Centre continúa dimitida en apoyo a su responsable de residencias, en total 14 con más de 600 residentes en su área. Sobre el papel, todo sigue igual desde el viernes. Pero la jerarquía del CatSalut se reunió el lunes con el personal del Cap Centre, en un encuentro tenso y breve, y ha reaccionado.

La clave del conflicto radica en el expediente que CatSalut abrió la semana pasada contra la Dra. Dolors Rocabruna, responsable de las residencias de ancianos en el Cap Centre y, antes aún, en un informe detallado sobre su trabajo que esta facultativa redactó a instancias del Servei d’Atenció Primaria (Sap) del CatSalut.

Es evidente que no gustó nada a sus superiores. De aquí el expediente, que podría derivar en sanciones e, incluso, situar a la Dra. Dolors Rocabruna en la diana de las investigaciones que la fiscalía ha abierto a por lo menos cuatro residencias de ancianos situadas en el área del Cap Centre. En solidaridad con esta médico, han seguido las dimisiones.

La reacción del CatSalut ha consistido en destinar tres médicos más al Cap Centre, según han confirmado a El Dia de Sabadell fuentes municipales, toda vez que el Ayuntamiento ha asumido funciones de mediador en el conflicto. Se trata, sin embargo, de médicos aún en formación, capaces de ayudar a la responsable de residencias pero no de sustituirla.

Organismos profesionales, como el Colegio de Médicos o la Acadèmia de Ciencies Mèdiques de Catalunya i Balears siguen de cerca el caso, por su eventual trascendencia y, asimismo, porque la Dra. Dolors Rocabruna es muy activa en estas entidades, y cuenta también en ellas con un gran prestigio, como especialista en residencias ampliamente experimentada.

Es muy activa, en concreto, en el Grup de Residències de la Acadèmia de Ciències Mèdiques en su sección de Sabadell. Con reuniones por lo menos mensuales, este grupo sirve a sus miembros para intercanviar experiencias e inquietudes, suele invitar a otros especialistas a sesiones específicas y, con ello, contribuye a la cualificación de sus componentes.

El Dia de Sabadell no ha podido confirmar en que estado se encuentra el expediente, en curso desde la semana pasada. Es de suponer que sigue abierto y, por tanto, no ha llegado a decidir la eventual destitución de la Dra. Dolors Rocabruna. Esta, a su vez, ha tomado una baja laboral desde el viernes y ha puesto su caso, asimismo, en manos de un abogado.

Por lo que ha trascendido, el CatSalut acusa a la Dra. Rocabruna de no visitar a diario las 14 residencias de las que es responsable médico, lo cual de por sí resultaría incoherente. Sus compañeros en el Cap Centre señalan, por contra, que estaba en contacto permanente con ellas, las sigue a fondo, y siempre ha acudido a demanda de ellas o por iniciativa propia.

Desde antes de la crisis, y dado el gran volumen de residencias en su area, la Dra. Dolors Rocabruna había formado desde el Cap Centre, pero con el apoyo de mutualidades con centros en la zona, un equipo de enfermeras que la viene ayudando y sigue activo. Por parte de los usuarios tampoco hay ninguna queja respecto a la labor de la Dra. Dolors Rocabruna.

“Todo lo contrario. Es una profesional muy apreciada y competente, y asi nos consta en el Ayuntamiento”, ha declarado a El Día de Sabadell la concejal de Salud, Sònia Sada. “Este es un tema del CatSalut, pero desde el Ayuntamiento nos preocupa, como preocupa a usuarios y residencias, e intentamos hacer todo lo posible para que se resuelva”, declara la edil.

La densidad de residencias siempre ha marcado el Cap Centre, y este tampoco es el primer conflicto que lo señala. Hace 25 años, cuando la Generalitat sancionó al Dr. Masdeu, al que acusaba de recetar más de lo oportuno, surgió un insólito movimiento de solidaridad con este facultativo, que llegó a organizarse y marcó un referente crítico, no sólo en la ciudad.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí