Los sabadellenses que diseñan la desescalada desde París, Washington y Barcelona: También son noticia en Le Monde

0
Toni Roldán Monés, Miquel Oliu-Barton y Joan Monràs

Método de desconfinación eficaz y seguro”, en el titular de Le Monde ayer miércoles. El matemático Miquel Oliu-Barton, profesor en la universidad Paris-Dauphinée y autor del artículo, aún concreta más exigencias: “rápido para alcanzar una inmunización colectiva” y capaz de “evitar una segunda ola (de la pandemia), minimizando los daños económicos y sociales” e, igualmente, sin vulnerar la privacidad de las personas (la protección de datos).

Aplicado a Francia, Miquel Oliu-Barton cree que entre dos y cuatro meses bastarían para liberarla entera de coronavirus. No sería diferente en España. El método consiste en dividir el pais en zonas de unos 100.000 habitantes cada una, delimitadas por criterios sociológicos o geográficos más que administrativos. La desconfinación empezaría en aquellas donde el coronavirus esté dominado. Y, con agilidad, estas zonas se irían fusionando y abriendo.

A estas zonas ya libres de coronavirus, inmunizadas, las llama “verdes”, mientras aquellas donde la incidencia sigue avanzando serían las “zonas rojas”, a aislar hasta que la pandemia no remita en ellas. Aunque quizá simple en apariencia, Miquel Oliu-Barton acompaña sus publicaciones al respecto con sólidos fundamentos teóricos y citas a aportacions de otros especialistas, entre los cuales sobresalen más oriundos y convecinos de Sabadell

(Clicar en el enlace siguiente para acceder a la versión en francés del artículo)

zones vertes-3

Esade, a su vez, ha publicado esta versión en castellano, con más y mejores gráficos e ilustraciones (clicar, asimismo)

En la misma linea, y a plena conexión, destaca igualmente el economista Joan Monràs, profesor de Economía en la Pompeu Fabra. “Algunas reflexiones sobre COVID-19 desde una perspectiva de movilidad laboral: de “zonificación roja” a “zonificación verde” (Some thoughts on COVID-19 from a labour mobility perspective: From ‘red-zoning’ to ‘green-zoning’) se titula el artículo que publicó hacee un mes en la red CEPR (Center for Economic and Policy Research), de Washington.

Y Miquel Oliu-Barton encabeza hoy miércoles la portada en la web del CERP, consagrada estos días por entero al coronavirus, con otro artículo en el que amplía la aplicación de su método de desescalado a toda Europa y dedica particular atención a la indústria turística, tan afectada por la crisis y tan sensible para paises como España o Italia. “Puentes verdes: volver a conectar Europa para evitar el desastre económico”, sería la traducción del titular.

Miquel Oliu-Barton, hijo del presidente de Banc Sabadell, Josep Oliu, y de la violista Lynn Barton, entrañable y carismática componente de la Orquestra Simfónica del Vallés (OSV) desde hace casi treinta años, destaca como especialista en la teoría de juegos, el área de la matemática aplicada a la que tantos avances se deben, desde la biología o la economía a la estrategia militar. En situaciones como la de esta pandemia, es más que una herramienta.

En esta conexión científica, entre las ciwncias económicas y las políticas, no es menos crucial otro sabadellense: el economista Toni Roldán Monés, procedente de Columbia y la London School of Economics, portavoz económico de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados hasta que dimitió al inicio de la crisis en este partido, y desde octubre fundador y director del EsadeEc-Pol-Center for Economic Policy & Political Economy, con sede en Barcelona.

La web de EsadeEcPol, de lo más interesante en España respecto a los efectos políticos y económicos del Covid-19, fue la primera en acoger en inglés el articulo que Miquel Oliu-Barton ha publicado en Le Monde, esta vez en francés y con gran eco también internacional en medios generalistas, entre ellos La Vanguardia. Desde este centro, Toni Roldán Monés se está centrando mucho en los efectos sociales, laborales y monetarios de la pandemia.

Y si los apellidos Monràs y Oliu dan nombre a sagas en la historia del Banc Sabadell, Toni Roldán Monés es nieto de Antoni Monés, el industrial también hecho a si mismo que casi de la nada igualmente llevó al Club Natació al lugar donde sigue. Toni, en concreto, es hijo de los economistas Maria Antònia Monés, que fue jefe de gabinete de Felipe González en la Moncloa, y de Santiago, Curri, Roldán, que presidió el Holding Olímpico de Barcelona.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí