Delincuencia internacional en Sabadell: Un matrimonio de 72 años secuestrado en un piso de Torre Romeu

0

Cinco hombres de nacionalidades española, italiana y colombiana, de entre 18 y 33 años acaban de ingresar en prisión como presuntos autores de delitos de extorsión y secuestro, cuyas víctimas habrían sido un matrimonio de 72 años de edad. En enero pasado, durante días aunque todavía no se ha informado de cuantos, les tuvieron encerrados en un piso del barrio de Torre Romeu, hasta que les liberaron los Mossos.

La operación policial, va a cargo de la Unitat Central de Segrestos i Extorsions de la Direcció d’Investigació Criminal, que este viernes ha informado de los hechos mediante comunicado. La historia arranca en 2019, cuando miembros de la banda implicaron al matrimonio en lo que, por lo menos, les presentaron como una compra de piedras preciosas.

Del negocio, por llamarle así, los miembros de la banda dijeron al matrimonio que había fracasado, “fer fallida” (o sea quiebra) en la expressión que Mossos utiliza en su nota. A partir de este momento, reclamaron a las víctimas una cierta cantidad de dinero, de cuyo importe no se ha informado. Y así, a la extorsión la siguió el secuestro.

Las fotos distribuidas por Mossos sobre el lugar del secuestro corresponden a un pequeño piso, en Torre Romeu, y muestran un ínfimo habitáculo de pladur o algun material de obras similar, a modo de escondite La estampa es sórdida. La nota indica que el ya encarcelado de nacionalidad colombiana fue quien vigiló a los secuestrados.

La denuncia, en enero, de una hija del matrimonio dio inicio a la operación policial. Tras meses de amenazas y extorsiones, en aquel momento se había perpetrado el secuestro. Mientras, elementos de la banda habían sustraído un coche particular del matrimonio, a modo de anticipo de la deuda que pretendían.

En el mismo mes de enero, Mossos localizaron el piso, liberaron a los dos secuestrados y detuvieron al captor de nacionalidad colombiana. La operación, entonces en curso, se vio afectada por la declaración del estado de alarma a raíz de la pandemia de la covid-19. La confinación obligatoria obstruyó la huida a los restantes componentes de la banda.

A través del primer detenido, Mossos identificó a los demás presuntos partícipes del delito e, incluso, obtuvo fotografías que muestran el asalto de la banda al domicilio de las víctimas, donde además de secuestrarlos se les llevaron el coche. Uno de ellos, italiano con domicilio en Nápoles, se había ido entonces a Villanueva Mesía, pueblo cercano a Loja en Granada.

Mossos cursó aviso a la Guardia Civil, que en efecto le localizó y le mantuvo discretamente vigilado hasta que en la madrugada de este 29 de mayo procedió a su detenció, simultanea a las que los Mossos efectuaron en Sabadell, Castellar y Badia del Vallès sobre los otros tres miembros de la banda. La operación policial sigue abierta, no obstante.

Mossos también requirió la colaboración de la policía italiana, ante la eventualidad que el localizado en Granada intentara evadirse a Nápoles. Aunque fuera su intención, topó con el cierre de las comunicaciones durante el estado de alarma. Y además, tanto la Guardia Civil como la policía italiana estaban ya entonces sobre sus pasos.

Con las detenciones, en la madrugada del 29 de marzo, efectivos de la Brigada Mòbil de Mossos d’Esquadra y del Grupo Especial de Intervención de la Guardia Civil han obtenido documentos relacionados con el “negoci fallit” de la compra de joyas que dio motivo a las subsiguientes extorsiones y el secuestro del matrimonio sabadellense.

Las policías también han intervenido teléfonos móviles y archivos informáticos relacionados con los delitos. Tras el primer detenido, encarcelado desde enero, Guardia Civil y Mossos pusieron a los cuatro restantes a disposición judicial entre el 29 y el 31 de mayo. El juez instructor ha decretado su ingreso en prisión.

FER UN COMENTARI

Please enter your comment!
Si us plau entri el seu nom aquí